A propósito de ser ciego. Al próximo presidente de la fraudulenta "constituyente": Diosdado Cabello

Ciudadano Diosdado Cabello: Finalmente se concretó el fraude constitucional. Si alguien ha resultado vencedor en el medio de tanta podredumbre política y humana, ha sido usted al quedarse con la joya de la corona del botín que nos han robado a los venezolanos en el marco de la "legalidad", cuando hicieron de los derechos consagrados en nuestra hermosa Constitución, vulgares hojas de papel higiénico con las cuales se limpiaron la más fétida bazofia.

Si me preguntan como docente y analista político, (y no me importa que usted me llame soberbio, porque en eso su figura nos lleva la delantera por hechos) sobre quiénes son los responsables del desangramiento histórico que ha vivido Venezuela en los últimos tiempos, no tengo dudas en afirmar que el madurismo como corriente del poder, que aglutina en simbiosis lo peor del fascismo, el nazismo y el estalinismo, es el principal responsable sobre las desgracias que estamos confrontando quienes vivimos en la patria de Bolívar.

Si Hannah Arendt viviera, estoy seguro que integraría como su cuarto tomo de Los Orígenes del Totalitarismo, toda la letrina política que ustedes representan desde la cúpula del mal llamado Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) conformada por el inmoral reducto de dictadores, zascandiles, panegíricos, vacuos y bradifrénicos seres, cuyo único logro ha sido, (y les voy a robar una palabra), adueñarse "circunstancialmente" del poder, junto con otra inmoral cúpula de militares, en este caso, en su mayoría "generales" de la pestilente "guardia nacional", con quienes se han asociado para sin tener el mínimo cargo de conciencia, arremeter contra una población civil y desarmada, que lo único que ha hecho es exigir elecciones constitucionales, ante un gobierno que los ha reprimido y asesinado empleando armas de guerra.

Y es que el madurismo con sus perversas políticas económicas, desataron una destrucción de nuestro signo monetario, vergonzosamente, llamado Bolívar, originando una devaluación que nos ha empobrecido como país, y cuyo deterioro monetario, ha causado una permanente y terrible inflación que demolió el salario, y nos sometió al hambre y la miseria, al punto que esta crisis también se ha agravado con una supresión de importaciones que ha generado una continua escasez de alimentos y medicinas, lo que ha derivado en que los venezolanos tengan que ver deteriorarse su salud por diversos motivos, y en el peor de los casos, morir por hambre o falta de medicamentos.

Señor Cabello, no importa que el Consejo Nacional Electoral (CNE) nos diga a los venezolanos que más del 60% del registro electoral votó por la "constituyente". Usted y yo, y por supuesto, todo el pueblo de Venezuela, sabemos que esas cifras nunca se aproximarían a la mínima verdad. Ustedes, siempre aplicarán la máxima de Goebbels en mentir, mentir, y mil veces mentir, hasta lograr que esa mentira sea considerada "verdad" entre sus incautos. Según usted y el claque civil y militar que les acompaña, pretenden que desde el pueblo jamás pensemos que el madurismo se ha visto inmerso en hechos de corrupción, tráfico de influencias, abuso de poder, e incluso que nunca han cometido errores, como por ejemplo, asesinato de civiles en protestas, que según declaraciones oficiales, son "hechos aislados", pero que lamentablemente, se repiten casi a diario, y en diversos estados y poblaciones del país, razón por la cual, cuando menos, el beneficio de la duda lo tenemos quienes vemos con estupor, el cómo han muerto más de 100 venezolanos en circunstancias políticas.

"Constituyentista" Cabello, aunque usted lo niegue, se le ve por los poros sus ansias de poder. Está a un paso de convertirse en el presidente de la "constituyente" que no sólo asesina la República, sino hasta la Constitución que Chávez dejó como legado aprobada en legítimo referendo, tanto en su convocatoria constituyente, como en su estricta legitimación de acto soberano constitucional, cuando la mayoría del pueblo votó por ella un 15 de diciembre de 1999. Desgraciadamente, todo eso ustedes lo pasaron por el basurero de la historia, y en su afán por perpetuarse en el poder, no les importó violar en complicidad con seudo-magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), y las rectoras del CNE, el espíritu participativo y protagónico de nuestra Constitución.

Por consiguiente, todo lo que ocurra en lo sucesivo sobre los ríos de sangre humana y destrucción material sobre Venezuela, serán de la absoluta competencia "constituyente". Usted ha relevado a Maduro del poder. En lo personal, considero que Maduro le entregó la presidencia de manera disimulada, y si se niega a hacerlo, pues, entre ustedes explotará una guerra interna que también los arropará hacia la autodestrucción política, situación que no descarto en el medio de tanta barbarie y traiciones por hacerse del poder "como sea".

Las cartas están echadas. Usted dijo que "seguramente" una "comisión de la verdad" determinará quiénes serán los "culpables" de las víctimas que hemos tenido en Venezuela por una exacerbada violencia política, que según ustedes como madurismo no tienen mínima culpa ni responsabilidad. De hecho, es posible que la "comisión de la verdad constituyente" exculpe al madurismo de tanta muerte y dolor, pero lo que sí puedo asegurarle es que las muertes que se avecinan en nuestro presente y futuro histórico, en donde tampoco descarto una división de la fuerza armada, a partir de los "actos constituyentes" que usted con casi total seguridad "presidirá" desde el poder seudo-constituyente, los escribiremos con un principal y protagonista nombre y apellido, cuando recuperemos la democracia en Venezuela.

¡Señor Cabello! Llevar la "paz" al país, no implica echar plomo a los supuestos "culpables", bajo un manto de "legalidad y verdad constituyente"; menos cuando esa "constituyente" no ha sido convocada por el pueblo. En lo sucesivo, y los hechos del porvenir, usted tiene la palabra. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3870 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a250125.htmlCd0NV CAC = Y co = US