Mientras la Revolución brinda por la vida, la oposición jura por la muerte

En la revolución ni en la oposición existe un pensamiento monolítico. De cada lado hay diferencias políticas importantes que hasta ahora han devenido en dos bloques frágiles y antagónicos que se endurecen con la polarización. La izquierda y la derecha podrían coexistir en el vigente sistema de la democracia burguesa para resolver sus contradicciones por la vía pacífica del voto pero la oposición ha demostrado acogerse a la “salida” violenta del terrorismo para derrocar al Presidente Maduro. La observación objetiva de los hechos acontecidos en los últimos dos meses pone en evidencia cuál es la esencia del bloque revolucionario y la del bloque opositor que nos pareció necesario ilustrarlas con ejemplos sencillos.

La revolución apaga los incendios en el Waraira Repano y la oposición le prende fuego.

La revolución siembra árboles y la oposición los tala y los quema.

La revolución potabiliza el agua y la oposición contamina con gasoil las plantas de tratamiento.

La revolución distribuye alimentos y la oposición quema los camiones que los transportan.

La revolución construye Abastos Bicentenarios, Mercales y Pedevales, y la oposición los quema.

La revolución crea universidades y la oposición las quema.

La revolución publica libros y la oposición quema las bibliotecas.

La revolución produce vehículos familiares y la oposición los quema.

La revolución apoya a la FANB y la oposición asesina militares.

La revolución garantiza la educación gratuita y la oposición impide a los niños llegar a sus escuelas.

La revolución aplica la Ley de Precios Justos y la oposición defiende la usura y el acaparamiento.

La revolución educa para la paz y la oposición mal educa para la guerra.

La revolución lleva la cultura a los parques y la oposición lleva la destrucción y la violencia.

La revolución defiende la soberanía nacional y la oposición defiende la traición a la patria.

La revolución crea la Misión Nevado y la oposición achicharra a los perros en las guarimbas.

La revolución dota al pueblo de metrobuses y la oposición los quema.

La revolución mejora el servicio eléctrico y la oposición lo sabotea.

La revolución genera amor y la oposición reproduce odio.

La revolución quiere el socialismo y la oposición al neoliberalismo.

La revolución es apoyada por Latinoamérica y el Caribe y la oposición por el imperialismo.

La revolución garantiza la libre circulación por nuestras avenidas y la oposición la cercena.

La revolución condena al terrorismo y la oposición es terrorista.

La revolución defiende a la Constitución Nacional Bolivariana y la oposición la irrespeta.

La revolución defiende el orden constitucional y la oposición es subversiva.

La revolución cuida a la gente y la oposición la mata regando aceite y clavos en las calles.

La revolución dota a los estudiantes de computadoras y la oposición destruye los servicios.

La revolución forma a los motorizados y la oposición los decapita.

La revolución le dice la verdad al pueblo y la oposición es mitómana.

La revolución es profundamente chavista y la oposición uribista

La revolución es heredera de Bolívar y la oposición de Santander.

La revolución apresa a funcionarios que violen los DDHH y la oposición esconde a sus criminales.

La revolución es incluyente con los opositores y la oposición es agresiva con los chavistas.

La revolución siente amistad y solidaridad recíproca por Cuba y la oposición xenofobia y racismo.

La revolución se identifica con los pobres y la oposición con los ricos.

La esencia de la revolución es el ideal por concretarse la utopía de una transformación estructural de la sociedad y la esencia de la oposición es el capitalismo como una opción hegemónica para la recolonización del planeta por los imperios dominantes.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2134 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a185407.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO