Día Ciento Sesenta y Seis Los Manitos caminando por el filo de la navaja del 2018

El triunfo indiscutible de López Obrador en México cambiará por completo la faz geopolítica de América Latina y el Caribe. Nadie dice que se instaurará una revolución cubana en México con un Raúl Castro; algo parecido a lo de Venezuela con un Nicolás Maduro, ojalá que no porque aquí nos están dando duro; una especie de sandinismo con un Ortega; un gobierno de izquierda a lo brasileño con un Lula o salvadoreño con un Sanchez Cerén; un país de dignidad indígena a lo boliviano con un Evo; un movimiento de honestidad ciudadana a lo Correa o presidencias progresistas como el de la consecuente amiga Cristina que brillan o brillaron en el cielo de Nuestramérica en los últimos veinte años y más.

México tiene identidad propia con su ejemplar historia emancipadora, con la herencia ética de la revolución mexicana, con la huella profunda del ejemplo, sacrificio y entrega, por las mejores causas de la humanidad, tatuada en la rebeldía de los naturales de Chiapas, con el arte insumiso nuestroamericano pintado en sus paredes, con una disputa histórica ante el yanqui, usurpador de sus territorios, revivida ahora por el muro racista de la supremacía blanca y por una mitología creadora sembrada en el Quetzalcóatl grabado en la memoria antropológica mesoamericana. Trato de explicar con esto que, a mi juicio, la izquierda mexicana va a parir su criatura política triunfante con rasgos particulares, específicos e innovadores inspirados en su rica experiencia histórica, en sus características geopolíticas únicas y en la masiva población electoral hispana, la más grande de Suramérica, con 89 millones de votantes.

En la historia política contemporánea de América Latina y el Caribe, hay que tomar el ejemplo del gobierno más democrático, nacionalista y antifascista en Nuestramérica, entre el 1 de diciembre de 1934 al 30 de noviembre de 1940, período en el cual ejerció la Presidencia de México el General Lázaro Cárdenas, quien fundó el Partido de la Revolución Mexicana. Los dirigentes de izquierda venezolanos expatriados por el postgomecismo fueron testigos de la solidaridad del gobierno mexicano, entre ellos mis padres. Además es histórica la protección del gobierno mexicano a los exilados por el fascismo español durante la Guerra Civil.

El mundo es pequeño y la experiencia histórica de la democracia mexicana, sin obviar la degeneración de los partidos y de las instituciones por los efectos perversos del capitalismo, subyace en la conciencia de los explotados y de los excluidos que hoy explotaron en las casillas electorales con la victoria popular de López Obrador. Sólo bastaría con un gobierno de izquierda mexicano que reivindicara los principios éticos del General Cárdenas para fortalecer la corriente patriótica y antimperialista de nuestros pueblos. En mi viaje a México, en el 2007, conocí al gobernador de Michoacán con quien conversé sobre estos temas, el mismo era hijo del General Lázaro Cárdenas, también gobernador de ese estado en 1928. Igual intercambié ideas con el rector de una universidad, de ese mismo estado mexicano, dedicada a la educación de la población indígena. Lo más resaltante de ese encuentro fue que este buen profesor Andrés Fábregas Puig, resultó ser uno de los tantos niños acogidos por el gobierno del General Cárdenas, cuyos padres habían sido asesinados por Francisco Franco cuando éste se alzó contra la República Española. Hoy con la llegada al poder de la izquierda mexicana me siento orgulloso por haber sido declarado, "Visitante Distinguido" en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México por el Honorable Ayuntamiento Constitucional, en sesión extraordinaria de ese cabildo, el 22/8/2007, integrado por quienes hoy derrotaron electoralmente a Peñas Nieto y a la élite corrupta, súbdita del imperialismo, que hasta hoy gobierna ese bello país poseedor de una historia y una cultura fascinante.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 546 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio Briceño García

Sergio Briceño García

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a265767.htmlCd0NV CAC = Y co = US