En el caso del camarada Joaquín Pérez Becerra

¡Ahora la culpa es de la estaca!

 Hola amigos lectores: les confieso que el caso de la extradición del camarada Joaquín Pérez Becerra me sentí sumamente mal, quería pasarlo por debajo de la mesa, porque se trata de un personaje que para el sector progresista de los pueblos es un verdadero héroe, víctima de la traición de la derecha del hermano país en la famosa pacificación cuando se le ofreció a los grupos alzados en armas “garantías” para insertarse nuevamente al quehacer democrático y que luego fueron asesinados selectivamente al ser electos por el pueblo en elecciones populares esto obligo a los sobrevivientes revolucionarios a tomar nuevamente las armas y otros huir a países donde fueron recibidos con honores incluso nacionalizándolos como el caso de Joaquín Pérez en Suecia. 

      Ahora, el asunto o percance como lo ha llamado nuestro canciller Maduro, ha sido manipulado por propios y extraños de manera tal que obnubila a camaradas nuestros y los hace decir y cometer actos de solidaridad automática sin pensar sobre las causas y acciones que determinaron la decisión (triste) de la detención y posterior entrega a las autoridades colombianas que habían solicitado su captura por intermedio de organismos policiales internacionales. No vale la pena entrar a discutir la legitimidad de la solicitud, sabemos sus causas, la pregunta es: ¿conocía el camarada Pérez la orden de captura?, por otra parte, ¿alguien lo invito a Venezuela?, ¿por qué razón la inteligencia internacional que tenía información sobre sus movimientos no actuó en otra parte?, no sé si los organismos de seguridad venezolanos son los mejores del mundo o el presidente Chávez quien asumió la responsabilidad es extraordinariamente intuitivo para darse cuenta de inmediato que se trataba de una “conchita de mango” que el imperio le estaba poniendo aprovechando ese semblante y espíritu humanista que el comandante ha demostrado para luego acusarlo de todo cuanto a ellos se les ocurra en esta materia, ¿sabía el camarada Pérez los riesgos que corría y lo que podría ocasionarle al proceso?, ¿no es eso una soberana irresponsabilidad?  

     Un mensaje a los camaradas súper revolucionarios: deben entender que mas allá de una ideología, de un justo deseo, de sobre salir, de parecer revolucionarios, humanistas, solidarios, etc. es necesario documentarse elevar la conciencia, sobre todo la paciencia y la estrategia; la inmediatez conlleva a cometer errores de los cuales es muy difícil recular, debemos profundizar en las causas, acciones y efectos de los hechos, imaginémonos por un instante si el comandante se hubiese hecho solidario con el camarada (era lo que todos esperaban), de inmediato Santos se hubiese quitado la careta, el imperio tendría una gran oportunidad de calificar a nuestro presidente, al gobierno y ya en estos momentos nos estarían aplicando la formula que le están aplicando al líder Gadafi, no es que tengamos miedo que eso suceda, ¡no!, si el imperio continua en picada, se van inventar otra, de hace mucho tiempo tienen la vista puesta en nuestros recursos naturales que ellos necesitan ¡con urgencia!, lo que tenemos es que estar alerta, unidos todos en torno a nuestro líder, saben que al igual que en Libia no podrán poner un pie en nuestro territorio porque se acabaría el imperio, ya muchos saben por qué y cuál sería el costo de una invasión, es por eso que ellos confían en los traidores apátridas y lo más grave, cuentan con las equivocaciones divisionistas de quienes se consideran más papistas que el papa, se rasgan las vestiduras y tratan de hacer culpable a la estaca cuando alguien salta y se ensarta., hasta la próxima.  

gonzalo8adiaz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1896 veces.



Gonzalo Ochoa Díaz


Visite el perfil de Gonzalo Ochoa Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /venezuelaexterior/a124105.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO