El Esequibo no es chavista

En primer lugar eso quiero recalcar, El esequivo no es chavista, ni opositor; El Esequibo es venezolano y los venezolanos somos de diferentes tendencias políticas y religiosas.

Comencé por aquí porque el gobierno revolucionario está (por fin, no sabemos qué tan tarde sea) haciendo campaña nacional de radio y televisión sobre la situación de nuestro Esequibo, mientras los políticos (si se les puede llamar así) de la derecha siguen en su silencio cómplice para no enfrentarse a su amo gringo.

Pero más allá de la dirigencia política, el pueblo llano está en la misma situación, los chavistas tocando el tema con seriedad y dando un paso al frente y los opositores despreciando el tema y dándole la espalda.

La CIJ (Corte Internacional de Justicia) sesionó ayer 18 de diciembre de 2020, tal y como estaba previsto, para atender la solicitud del gobierno de la República Cooperativa de Guyana sobre la competencia de éste tribunal en dirimir la controversia que existe entre Guyana y Venezuela por la posesión de 159.542 km2de territorio.

Más allá de la legalidad o no de la actuación de la CIJ, es preocupante la forma como el estado venezolano ha manejado la situación en contraste de cómo lo ha manejado el gobierno guyanés.

Guyana a mantenido informado y captivo a sus pobladores sobre "el justo reclamo" que hacen de lo que manejan sin ningún tipo de tachaduras como "el intento de Venezuela de robarles más de la mitad de su territorio nacional"; en esas circunstancias, la población guyanesa ha sido educada desde hace cien años con la idea de que la integridad de su territorio nacional está amenazado por el vecino país, eso los hace más fuertes que nosotros ante el reclamo.

Si algún organismo hace una encuesta a la población guyanesa se encontrará que ellos, unánimemente, están dispuestos a defender su territorio del "despojo con que los amenaza Venezuela sin fundamento alguno".

Venezuela ha mantenido a su población en un estado de apatía y desinterés sobre el reclamo de una porción del territorio nacional que está bajó la administración de Guyana y del que fuimos despojados por un tribunal internacional por allá por 1899. Eso nos hace más débiles ante el reclamo que hacemos ahora y que en algún momento tendremos que hacer con más firmeza y por otras vías distintas a las usadas hasta ahora.

Nuestra población, inmersa en la contienda política que nos mantiene desunidos y separados, está en igual proporción (poco más, poco menos) manejando el tema del Esequibo con interés si es chavista y con desidia si es opositor; como si el reclamo fuera de los chavistas y para los chavistas.

Si algún organismo hace una encuesta a la población venezolana se encontrará con que nosotros estamos totalmente desunidos y poco dispuestos a defender un territorio que muchísimos jóvenes ni siquiera reconocen como parte de su territorio y que muchos miran como un tema chavista.

Eso es más grave que cualquier actuación que pretenda organismo alguno intentar sobre la controversia que nos mantiene en disputa con los vecinos desde que aquel nefasto, irrito y nulo tribunal se reunió en Paris por allá por 1899 publicando un adefesio conocido como "Laudo Arbitral de Paris" con el que se nos despojó de 159.542 km2de nuestro territorio, sin ningún tipo de elementos que justificaran tamaño exabrupto "legal".

Aquí seguimos aferrados al Acuerdo de Ginebra como nuestra tabla de salvación para revertir el despojo que nos hiciera Inglaterra en 1899, cuyo artículo uno dice: "Art. 1. Se establece una Comisión Mixta con el encargo de buscar soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia entre Venezuela y el Reino Unido surgida como consecuencia de la contención venezolana de que el Laudo arbitral de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y Guayana Británica es nulo e irrito."

Según nuestro criterio se lee claramente que el Laudo Arbitral se reconoce como nulo e irrito en ese acuerdo, por lo que volvemos a la situación que teníamos en 1899; es decir nos toca comprobar, cómo en aquel entonces, que ese territorio es nuestro o Inglaterra demostrar que es de ellos (en este caso Guyana).

Pero:

La lectura que le da Guyana al mismo primer artículo es a su vez la base gruesa de su demanda; para ellos de ninguna manera se reconoce que el Laudo Arbitral de Paris sea nulo e irrito, sino que Venezuela lo asegura, por lo que para Guyana la discusión no es de quien es la tierra (ellos dan por sentado que es de ellos y no tiene discusión) sino si aquel laudo es o no nulo.

O sea, para nosotros, como ahí dice que al arbitrio es nulo; vamos a demostrar que el territorio es nuestro (para lo cual tenemos abundantes pruebas); para ellos como dice que Venezuela dice que es nulo, lo que hay que demostrar es la nulidad o no del arbitrio. Guyana se afinca en la expresión: "surgida como consecuencia de la contención venezolana de que el Laudo arbitral de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y Guayana Británica es nulo e irrito."Ese "de que" según ellos es una suposición no una sentencia por lo que el acuerdo de Ginebra para ellos es para demostrarle a Venezuela que su suposición era solo eso: una suposición.

En todo caso, sea cual sea el enfoque que los jueces de La Haya usen para dirimir el pleito que Kofi Annan les lanzó de manera inconsulta, el desenlace debería ser el mismo.

Si empezamos por demostrar si el Laudo fue nulo e irrito (como quieren los guyaneses) los documentos de Severo Prevost que sirvieron en aquel momento tendrían la misma validez en éste y sería una estupidez del tribunal volver a evaluar algo evaluado y sentenciado.

Si partimos del punto legal, que es sentarnos con pruebas documentadas sobre la pertenecía del territorio tenemos de sobra, hay toneladas de documentos que nos darían sin ninguna dificultad la victoria.

Pero:

El tribunal es manejado por los capitales mundiales y la Exxon Movil y el imperialismo norteamericano ya están adelantados en garantizarse un veredicto favorable.

La posición del gobierno venezolano de no reconocer la jurisdicción que se abroga la CIJ para conocer el tema está más que justificada desde todo punto legal, por lo que el fallo de ayer 18 de diciembre de 2020 demuestra el talante ilegal de la intromisión del tribunal de La haya y ya nos da un mensaje claro sobre cuál será su veredicto que ya está redactado por el gobierno norteamericano.

Hace falta, ante nada, una inmensa y gigantesca campaña de sensibilización a la población en general separando las ideologías políticas y convocando al patriotismo, no podemos permitir que la sangre de nuestros libertadores haya sido derramada en vano y no seamos capaces de defender con pasión y bríos la integridad de nuestro territorio.

Nuestro presidente Nicolás maduro Moros dio ayer respuesta al tribunal de la haya con una contundente frase: El sol de Venezuela nace en el Esequibo.

Ese mensaje está más que claro y sin ambigüedades, que no se les ocurra certificar el despojo de 1899 que ya no somos los mismos, mas de cien años han pasado y así sean una parte de la población la que lleva en su sangre la sangre aun regada de nuestros libertadores, somos suficientes para defender nuestro territorio contra quien sea.

A prepararnos por si el joropo se prende, a preparar a la población, a preparar las armas de la República si queremos que reinen la paz y la legalidad.

EL SOL DE VENEZUELA NACE EN EL ESEQUIBO; CARAJO!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1270 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas