El Esequibo (II)

En medio de tantas perversidades del modelo occidental, que se ha jactado de tenr una cultura y civilización humana ejemplar con una economía Capitalista hegemónica, luego renovado con un Neoliberalismo voráz, para luego envolvernos en un sistema Global para llegar al COVID – 19, indicando que la especie humana estamos cerrando un ciclo de pesadilla, que no debemos de dejar analizar cada quien desde su lugar, experiencia, vivencia, valores, concepción y perspectiva. Los que estamos en el momento del inicio del ciclo del COVID – 19, estamos emprendiendo una nueva y larga lucha, que no sabemos donde y cuando libraremos batalla contra este virus y salgamos victorioso para ver y disfrutar de muchas aspiraciones y sueños que nos hemos trazados, o perecer dolorosamente hasta donde resista nuestro organismo sin ver lo que tanto anciamos y aspiramos.

Quería comenzar con estas reflexiones, partiendo del lugar y el momento justo en que estamos. Voy a conjugar varios elementos que se entrelazan históricamente referente al tema de este artículo desde mi visión y concepción de hombre de estirpe Kari´ña, descendiente de los Caribes de este continente, y con esto invoco los nombres del abuelo Guaicaicaipuro y demás guerreros que dieron sus vidas por la defensa de nuestras tierras y legados culturales; General Francisco de Miranda, y el Libertador Simón Bolívar grandes visionarios Americanos que estaban claros que el limite de Venezuela, creado por la Capitanía General de Venezuela de 1.777 llegaba hasta el rio Esequibo. Así también invoco a los Americanistas como a José Carlos Mariátegui de la República del Perú, y José Martí de la República de Cuba escritores y estudiosos de la grandeza y riqueza cultural de nuestra América, quienes nos invitan a tomar las esencias y raíces verdadera del americanismo; inspirados con esas corrientes de pensamientos y valentías desde Guaicaipuro pasando por Bolívar hasta el Comandante Chávez, seriamos capaces de ejercer nuestra soberanía de Venezuela hasta el rio ESEQUIBO donde habitan los pueblos y comunidades indígenas Kari´ña, Warao, Arawako, Akawaio, Arecuna, Wuaiwuai, Patamona, Makushi y Wapishana que ancestralmente han habitado allí; recordando que finalizando el año de 1.969, muchos de estos pueblos pusieron en riesgo sus vidas por buscar quitarse la influencia del régimen Guyanés, conocido como el Levantamiento de Rupununi, donde centenares huyeron hacia Venezuela para salvar sus vidas. Estas acciones que favorecían el reclamo de Venezuela sobre el Esequibo, se pierden por cobardías e irresponsabilidades de los Gobiernos de Acción Democrática y Copei encabezados por los presidentes de Raúl Leoni y Rafael Caldera. Así que con la consigna de ¡ EL SOL DE VENEZUELA, NACE EN EL ESEQUIBO ! no se debe estar gritando por gritarlo, hay que hacerlo con un gran espíritu de compromiso y de patriotismo de ocupar lo nuestro.

Es entendible que en medio del pánico y temor ante el COVID – 19, que se ha llevado miles de vida, millones de venezolano no quieran ocuparse del tema del Esequibo, del robo de las 31 toneladas de Oro por el Gobierno de Inglaterra, el robo de CITGO y MOROMENO por los Gobiernos de Estados Unido y Colombia, retención de muchos dinero por bancos españoles; estos y otros temas que determinan nuestro destino, están en juegos y no le estamos prestando atención. Continuando, recomiendo que se vea el Artículo del abogado Carlos Gutierrez del día viernes 3 -07 – 2020, El Esequibo una Historia que Contar en APORREA. Viendo la cronología del relato sobre esa zona, en primer Lugar: el Gobierno Revolucionario de la República Bolivariana de Venezuela, tiene que dar muestra de su firmeza diplomática de hacer valer nuestro derecho soberano en ese territorio ante la comunidad internacional. Históricamente es harto conocido el reconocimiento en varios momento y circunstancia que se ha demostrado el dercho nuestro en ese territorio, ya no más vaciladera. Ahora que los imperios mellisos Estados Unidos y Gran Bretaña, con el hallazgo de grandes reservas de Petroleo en esa zona, han despertado intereses infinitos, la pelea, asúmase así!, ya no será en el campo diplomático. En segundo lugar: El digno pueblo Organizado, de espíritu patriótico y revolucionario, no nos queda otra opción que buscar ejercer nuestros derechos soberanos.

Son 159.500 Km2 de territorio que nos han querido despojar desde 1.899. Ya han transcurrido 121 año del Laudo Arbitral de París, y 54 años del Acuerdo de Ginebra, y estos no se detienen en sus propósitos de hacerse con esa zona, y los guyanese, sedientos de riquezas que han heredado la cultura inglesa, al igual que sus antiguos amos, no se van a quedar tranquilos, de hecho no han respetado los términos del acuerdo de ginebra, ahora menos porque se sienten apoyado por las petroleras y trasnacionales de los gobiernos de Estados Unidos, Inglaterra y Canadá; todos estos históricamente juegan para un solo lado que es el despojo territorial, robo y saqueo de las riquezas naturales, dominio y golpes de estados, división y destrucción de los estado – nación, toda una historia de robo, pillaje y piratería desde hacen mas de 500 años por países como España, Portugal, Francia, Inglaterra, Canadá y Estados Unidos.

Los hijos de Guaicaipuro y Bolívar, ante tantas vacilaciones,nos corresponde levantar las banderas de lucha para ejercer nuestra soberanía territorial que además de estar delimitado en la creación de la Capitanía General de Venezuela de 1.777, también es ratificado en la primera Constitución del año 1.811,donde en su Cap. 5to. Dice " Los Límites de los Estados Unidos de Venezuela son los mismos que el año de 1.810 correspondían a la antigua Capitanía General de Venezuela; y la ultima y actual Constitución de la República Bolívariana de Venezuela de 1.999, en el Cap. I, Art. 10, reafirma y establece lo anterior con el siguiente texto: El territorio y demás espacios geográficos de la República son los que correspondían a la Capitanía General de Venezuela antes de la transformación política iniciada el 19 de Abril de 1.810, con las modificaciones resultantes de los tratados y laudos arbitrales no viciados de nulidad.

Es entoce que en las circunstancia y mas allá del tiempo que pueda durar el COVID -19, el resultado que pueda tener el MEMORANDU presentado ante el el Tribunal Internacional de Justicia (TIJ) y demás gestiones diplomática que puede durar muchos años; invoco a dos grandes figuras históricas que estuvieron en la redacción de ambas Constituciones como lo fueron El Libertador Simón Bolívar y el Comandante Hugo Chávez Friaz, mas allá de las opiniones y análisis que se tenga se escriba sobre la importancia del tema y la consigna que no ha tenido pegada, es deber nuestro de comenzar a ocupar nuestro territorio ESEQUIBO, quienes dicen que SÍ.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 926 veces.



Tito Poyo

Luchador indígena

 titopoyo.c@gmail.com

Visite el perfil de Tito Poyo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema El Esequibo es nuestro

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre El Esequibo es nuestro