¡ Vamos al Esequibo !

Provoca tomar el morral o guayare con todos los enseres necesario para ir a tomar lo que es nuestro, si, debe hacerse, cuando tengamos listo una serie de factores que nos permitan tener éxitos en la campaña patriótica para ejercer nuestra soberanía venezolana en este estado Nro. 25 de la República Bolivariana de Venezuela, como lo establece nuestra Constitución en el Art. 10. El territorio y demás espacios geográfico de la República son los que correspondían a la Capitanía General de Venezuela antes de la transformación política iniciada el 19 de abril de 1.810, con las modificaciones resultantes de los tratados y laudos arbitrales no viciados de nulidad.

Entendiendo claramente el contenido de este art. 10 de la Constitución que fue aprobado hacen 21 años, no nos queda otra que hacerla valer, el cual está antecedido con mucha fuerza en los art. 1, 4 y 5 de la CRB, y si nos vamos a lo histórico, la Primera Constitución del año 1.811, en el Cap. 5to. Dice "los limites de los Estados Unidos de Venezuela son los mismos que el año de 1.810 corresponden a la antigua Capitanía General de Venezuela" y esto lo hizo valer sin vacilaciones, nuestro Libertador Simón Bolívar hasta su muerte. Es así que en esta fecha memorable del 24 de Julio en las circunstancias en que nos encontramos bajo amenaza del COVID – 19, y de las diversas situaciones de tipo económico y político que nos agobian, no renunciamos a nuestro espíritu anticolonial y antiimperialista que nos legaron Guaicaipuro y Bolívar, cuyo sentir patriótico se comienza a expresar colectivamente a raíz que en estos días nos quisieron meter gato por liebre por querer revivir el Laudo arbitral de París de 1.899, el cual quedó como referencia en que nos quisieron despojar de 150.500 Km2 de territorio; y gracias al Acuerdo de Ginebra del año 1.966, que nos permite seguir en las gestiones diplomática como lo establece el Acuerdo que hay que estar sujeto a los términos de utilizar la vía pacífica y la cooperación para tratar el conflicto del reclamo entre Venezuela y la Guyana Inglesa, pero esto tiene un límite. Hoy tenemos un pueblo mas consciente y pendiente de los acontecimientos, y decidido a no dejarse quitar este territorio que es nuestro y para nuestro hijos como lo soñaron los libertadores del ayer.

Creo que el debate hay que sacarlo del circulo vicioso en que se tiene, que si el Rey español lo otorgó, los Olandeses se lo quitaron a los españoles, y luego estos lo negociaron con los ingleses, y posteriormente estos se lo dejaron a sus antiguos colonos guyaneses. NUESTRA CONSTITUCIÓN HABLA MUY CLARO, tenemos que ejercer nuestro derecho soberano, ya basta de tanto discurso. En el Esequibo hay nueve pueblos indígenas como los Warao, Kari´ñas, Akawaio, Patamona, Makushi, Wuai Wuai, Arawakos, Pemón y Guayanos, todos descendientes de los pueblos que anteceden a la llegada de los europeos, históricamente discriminados por estos y ahora por los nuevos colonos que fueron anteriores esclavos.

Volviendo al titulo de este artículo, midiendo el sentir y opinión del pueblo en general, con la escasa información y limitados sistemas de comunicación, comienza a verse un despertar espontaneo que invita e ínsita a ir al Esequibo y ponerle la cascabel al gato. Antes de tomar una determinación de esa naturaleza que no está lejos de tomarla hay que tomar una serie de acciones y previsiones como conocer la zona con todas sus características naturales, su gentes, sus idiomas, idiosincrasia y aspiraciones. Implica establecer el contacto directo y permanente con el territorio y hacer vida con esa nueva realidad. Y eso se viene haciendo por parte de los buscadores de oro con intereses diversos de enriquecimiento a cuesta de la destrucción de la biodiversidad de esa zona sin proyecto de construcción o defensa territorial.

Mientras dejemos pasar el tiempo que el gobierno actual y los que vendrán continúen utilizando la diatriba diplomática por algo que ya está claro, seremos responsables también de la entrega de ese territorio a las grandes trasnacionales, traicionando así los legados históricos de independencia. De continuar las discusiones en los términos que establece el Acuerdo de Ginebra por la vía pacifica y con acuerdos bilaterales, viendo en el tiempo, esa zona podría terminar repartido en tres bloques como lo han planteado algunos especialista internacionales, dichos bloques corresponderán según sus limites el bloque norte para Venezuela, el bloque centro para la Guyana y el bloque sur para Brasil, y así terminaría la larga historia del reclamo. Ante este desenlace posible, es oportuno que el pueblo organizado salgámosle al paso a esta probabilidades a donde lo están llevando. Es necesario que el gobierno y el pueblo, con todo los recursos disponibles hagamos valer los preceptos constitucionales. Quiero resaltar dos momentos, uno histórico y otro actual, que es necesario de analizarla en profundidad pero en ambos está la expresión de la salvación colectiva en los cuales se puso de manifiesto la gran voluntad del "Yo si Puedo" como es el caso de la emigración de Caracas a Oriente en el año de 1.814 el cual cobró muchas vidas la travesía de caracas – Barlovento a Barcelona, y el actual regreso de los compatriotas venezolanos de los diferentes países andinos que han decidido regresar caminando a su país y no sabemos cuanto tiempo puede durar esas voluntades heroicas y cuantos quedaran sembrados en los caminos andinos que recorrieron nuestro valientes soldados de aquellos tiempos. Culmino diciendo, cuantos estamos decididos a ocupar nuestro estado Nro. 2

¡NA´NA KARIÑA ROOTE, MOJKAROTE CHOOTO MOJKARO MANTU!

Tito Poyo

Luchador Indígena



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1760 veces.



Tito Poyo

Luchador indígena

 titopoyo.c@gmail.com

Visite el perfil de Tito Poyo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad