Ojo, que huele a invasión

¿Cómo es eso de que la derecha venezolana, incluyendo a los curas organizados para engañar idiotas en la Conferencia Episcopal, pasó todo el año 2017 pidiendo adelanto de elecciones y ahora, que su deseo fue concedido, las rechazan?

Si no hay elecciones adelantadas habrá que hacerlas en diciembre ¿Es eso lo que quieren?
Habría que ser bien pendejo para pensar que esto último es la aspiración de una derecha que ha recurrido al incendio, al asesinato, a quemar gente viva, al terrorismo y pare de contar para sacar a Maduro del poder.

No se necesita ser muy inteligente para entender que camino están recorriendo.
En política sólo hay dos opciones. Se opta por participar en el juego democratico o se toma el camino de la confrontación violenta.
La oposición quiere una salida violenta, pero en lo interno no tiene fuerza, gente ni testículos para confrontar por esa vía al gobierno, con alguna probabilidad de victoria. No le queda otra opción que NEGOCIAR con otros esa violencia.

Pero ¿cómo se puede negociar la violencia? Hay varias opciones para ello. Las más conocidas son:
1. Contratar mercenarios que desaten una guerra interna como la desarrollada en la destruida Siria
2. Convenir con una potencia para que invada con una excusa que no importa no sea cierta, tal y como sucedió en Iraq
3. Acordar con varios países lo que suele terminar en una "matanza y destrucción humanitaria"

La negociación en todos los casos es necesaria porque nadie se embarcará en una guerra de este tipo porque le duele la situación de los venezolanos, ni porque su condición de demócratas les exige hacer algo y mucho menos por el deseo de construir un país mejor.
Toda guerra cuesta una millonada y el que la hace, aspira a obtener su premio.

Ahora, bien sabido es que los recursos de la oposición no dan para pagar una guerra, por corta que esta resulte. De hecho viven de chulear a quienes sí tienen gran interés en "ponerle la mano al tesoro".
Alguien tiene que pagarle a los mercenarios o asumir los costos de esa guerra, pero ¿lo harán gratuitamente? ¿tan buenos y desinteresados son?

Habría que ser muy iluso para dar respuestas afirmativa a esas dos últimas preguntas.
Todo hay que pagarlo y eso incluye lo que hasta ahora le han financiado, el costo de la guerra misma y el costo de la reconstrucción.
Los amiguitos, o mejor dicho, los amos de la oposición venezolana son expertos en destruir refinerías, instalaciones petroleras, vías, puentes, aeropuertos y ciudades enteras. Claro luego sus empresas las pueden reconstruir, pero ¿quién pága?

Resta preguntarnos ¿Cómo pagaría la oposición todo ese costo multimillonario que significa invadir, masacrar, destruir y reconstruir?
La respuesta no es muy difícil: El arco minero que el gobierno ha comenzado a explotar es un area de mucho interés para empresas transnacionales y por PDVSA y las reservas petroleras se babean los gringos. De la entrega de esas riquezas deberá salir el pago.

No sabemos si para usted, amigo lector, quedó claro el panorama, pero podemos asegurarle que la derecha venezolana está "cuadrando" una invasión que podría costar muchas vidas, la entrega del pais y la ruina total del mismo.
Obviamente, los dirigentes de esa derecha criminal no se quedarán en Venezuela a sufrir con nosotros las consecuencias. Todo el mundo sabe que su destino es el norte y Europa. Lo que les interesa son las comisiones por la entrega de la patria

La pregunta obligada es ¿qué debe hacer el gobierno y los venezolanos que no son bobos, para evitar esa desgracia?
Ese será tema de otra nota. Por ahora se nos acabó el tiempo y el espacio. Pero, ojo que huele a invasión



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3296 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor