Sr. Obama, Señoras y Señores de la Comunidad Internacional…¿Qué están esperando? Llamado perverso de muchos opositores

En días pasados fue publicado en cierta red social un escrito bien patético y nefasto, cuyo autor clama abierta y descaradamente la intervención de fuerzas militares foráneas en Venezuela, comandadas por el ejército estadounidense. Por desgracia no es el único opositor al Gobierno de Maduro con tan retorcido pensamiento, y ya es una verdad  de perogrullo que muchos de quienes adversan al presidente, anhelan su salida a como dé lugar, sin importar los medios y estrategias a utilizar; de hecho, el terrorismo que numerosos opositores “pacíficos” ejercen y/o apoyan contra el mismo pueblo, mediante el levantamiento de barricadas y amenazas y agresiones contra todo aquel que piense diferente a ellos (sin necesidad de ser chavista-madurista), es una de las armas favoritas de estos “héroes” en su “lucha por la libertad”.

El autor del escrito en cuestión, cuyo nombre no vale la pena mencionar, titula a su panfleto como “Lideres del Mundo. Esta es la Llamada de Emergencia de Venezuela” (https://www.facebook.com/HenriqueCaprilesRadonski/posts/703378026391620), y al igual que otros opositores al actual Gobierno nacional, sólo aparenta pacifismo ante la opinión pública nacional e internacional, mientras que en la realidad avala claramente la violencia como forma de protesta, en especial contra el pueblo humilde y trabajador. Y no conforme con ello, dicho sujeto hace un llamado lastimero, desesperado y urgente a Estados Unidos y a la comunidad internacional, para que intervengan directa y contundentemente en los asuntos internos de Venezuela. Una verdadera lacra el autor de tan nefasto panfleto, bien irresponsable por pedir auxilio a fuerzas invasoras que vendrían a masacrar mujeres, niños y ancianos sin importar su posición político-ideológica y económica. La genuflexión  y el entreguismo en su más pura expresión, cortesía de una basura que seguramente siente un gran resentimiento por no haber nacido en el país norteamericano (suponemos que es venezolano).

Ahora  bien, del dicho al hecho hay mucho trecho, y es que el Imperio estadounidense no va a invadir a Venezuela por el sólo hecho de que a algunos imbéciles se les ocurra enviar algunas carticas suplicando su intervención; más aún, consideramos que una agresión como tal, en el caso de que estuviera planteada por el Gobierno de Estados Unidos y sus aliados globales, es casi imposible en el corto plazo, tomando en cuenta ciertos elementos geopolíticos y económicos. No obstante, escritos como el señalado en este artículo si pudieran ser utilizados como “evidencias” para una hipotética invasión, motivo suficiente para calificar a su autor de irresponsable, traidor, tonto útil, mezquino, cobarde, lacayo, escoria y pare de contar. Triste que numerosos “venezolanos” estén implorando que vengan fuerzas externas a destruir el país y a bañarlo en sangre, descartando de plano una solución interna a los problemas y conflictos de diversa índole. Nada, absolutamente nada, justifica que el pueblo de la nación caribeña sufra los ataques despiadados de las más poderosas fuerzas imperialistas-terroristas del planeta.

A continuación transcribimos parte del texto “Lideres del Mundo. Esta es la Llamada de Emergencia de Venezuela” (el lector notará que presenta gruesos errores ortográficos), cuya lectura refleja con claridad la calaña no sólo de quien lo escribió, sino de buena parte de los opositores venezolanos. A la transcripción agregamos algunos comentarios nuestros:

“Deseo dirigir este mensaje a las Instituciones Internacionales, a la ONU, La Cruz Roja Internacional, La Comisión Internacional de los derechos Humanos, La Unión Europea, lideres de la Comunidad Internacional y muy especialmente al Sr. Barak Obama Presidente de los Estados Unidos y líder de la primera potencia del Mundo”. Más claro no canta un gallo, y es que el autor de esta bazofia pide auxilio directamente a Estados Unidos, Imperio que en nombre de la democracia y de la libertad ha destrozado países enteros, asesinando a niños y mujeres “comunistas” y “terroristas”.

“Señoras y Señores, hemos agotado todos los intentos para llamar su atención al hervidero fétido al sur de las fronteras de ese gran país de USA”. Demuestra quien lo escribió, que no es más que un arrastrado pidiendo a gritos que su amado Estados Unidos invada a Venezuela. Admira a la nación norteña sin tener en cuenta los múltiples problemas que padecen allí las masas, y todo el daño que su ejército y sus élites han ocasionado a la humanidad.

“No tenemos tiempo de titubear o de reuniones y además no podemos esperar por que ustedes tomen su tiempo para decidir cuando actuar o establecer su posición. No hay tiempo para Sanciones Económicas; nosotros necesitamos ayuda física y tangible y la necesitamos en este preciso momento!!!”. Aquí se pide descarada y abiertamente la intervención militar foránea en Venezuela, y no son pocos los opositores que están de acuerdo con tal petición.

“Necesitamos la apertura de un Corredor Humanitario manejado por La Cruz Roja Internacional que nos haga llegar Alimentos, Medicinas y la atención a los sectores de la población sitiados por la dictadura”. ¿Y cómo hacemos con los ciudadanos sitiados por los terroristas en sus propias comunidades en nombre de una supuesta lucha contra la tiranía de Maduro? Debido a la violación prolongada de la libertad de tránsito cortesía de manifestantes “pacíficos”, muchos venezolanos han tenido grandes dificultades para acceder a alimentos y medicinas.

“El Régimen de Maduro es Ilegal e Ilegitimo desde todo punto de vista, desde la incertidumbre de su nacionalidad”. Pobre argumento el de atacar al presidente Maduro por su nacionalidad; hasta la fecha no hay quien demuestre, con documentos oficiales en mano, que el gobernante nació en Colombia, tal como asevera el grueso de la oposición.

“Necesitamos expulsar las fuerzas militares de Cuba INMEDIATAMENTE!!! Y que sean obligadas a abandonar nuestro territorio nacional debido a una obvia violación de nuestra Soberanía Nacional”. Más hipocresía y contradicción imposible, considerando que el redactor de este escrito pide justamente la intervención de fuerzas foráneas en Venezuela; además hay que hacer referencia obligatoria a la sujeción histórica del país suramericano al neocolonialismo estadounidense. A todos aquellos opositores con estrecha o ninguna visión de la realidad global, les vendría bien informarse sobre la historia geopolítica y económica de América Latina.

“Esta terrible guerra esta siendo llevada contra civiles sin preparación y sin entrenamiento militar es injusta y desigual, esta llena de desventajas para los que están del lado de la libertad, la democracia y los derechos humanos”.  Exceptuando a quienes si han protestado pacíficamente contra el Gobierno de Maduro, habría que ser bien ingenuo para creerse el cuento de que son civiles sin preparación y entrenamiento militar. ¿Y qué son las barricadas?, ¿y los malandros armados que cuidan que las mismas no sean desmontadas?, ¿y el sitio al que han sometido a numerosas comunidades?

Para finalizar, es pertinente advertir a todos aquellos arrastrados, imbéciles e irresponsables que piden a gritos la intervención imperialista en Venezuela, que las tropas invasoras no distinguirían entre opositores y oficialistas durante una hipotética ocupación territorial, y sus propias familias podrían ser víctimas de una bala o de una bomba “inteligente”.

 

ruhergeohist@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2412 veces.



Rubén Alexis Hernández

Licenciado en Historia, Magíster en Historia de Venezuela. Antiimperialista, izquierdista y ateo

 ruhergeohist@yahoo.com

Visite el perfil de Rubén Alexis Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas