El imperio y el fascismo criollo

Viene siendo lo mismo, imperialismo y fascismo, pero se manifiestan con distintas características dependiendo de las circunstancias. En Venezuela han intentando de distintas formas: Primero con un golpe de estado en 2002, usando para ello a militares formados y comprometidos con el imperialismo, pero sobretodo corruptos que arrastraron a confundidos y engañados con el cuento del Castro Comunismo; segundo con paro sabotaje petrolero que buscaba quebrar al país y que el pueblo ante las carencias se sublevara en contra de Chávez, la respuesta ya la conocemos, el pueblo le dijo a Chávez... "así cocinemos con leña, pero no te rindas"... y luego de 60 días de paro sabotaje y actos criminales de tipo variado, la burguesía quedó derrotada por esa vía, y desprestigiada políticamente, los ejecutores de este plan (la meritocracia petrolera corrupta). Posteriormente intentaron usar los mecanismos institucionales y activaron el referéndum revocatorio, con poca claridad en la recolección de firmas, pero en fin, el comandante aceptó el reto y se produjo en vez de un revocatorio un tremendo revolcatorio para las fuerzas políticas de la burguesía que desactivó de un tajo cualquier pretensión en lo inmediato de "un palo a la lampara".

El imperio y sus cuadros en el país se replegaron algo adoloridos y desesperadamente se embarcaron en una maniobra haciendo vacío en el parlamento, pensando que lo deslegitimaría, los resultados están a la vista. Ante tanto fracaso y el avance victorioso de la revolución bolivariana, que ya aclaraba el mapa y la guía hacia el socialismo bolivariano, la burguesía inició con mayor fuerza la consolidación de los grupos que ahora lideran a la oposición, los guarimberos fascistas, en donde nuevamente entra en juego la corrupción, los narcos y mucho comerciante enriquecido con prácticas mafiosas y al contrabando en la frontera y no tanto. La llamada MUD no es sino una caja de resonancia de la estrategia fascista impulsada y mantenida por los EEUU... En este sentido nos parece correcta la posición del presidente Maduro al poner contra la pared a la MUD y obligarlos a producir un documento que da risa de lo impolítico que es y lo rebuscado de los argumentos golpistas, arrastrados por los "guerreros" de las guarimbas. "Guerreros" que demuestran "su valentía" ante ciudadanos indefensos y soldados que a traición han sido agredidos.

La manera como el gobierno está enfrentando la situación crea una nueva forma de encarar a un adversario enloquecido, que procura generar la violencia y una guerra civil que justifique la agresión imperialista con grupos de mercenarios paracos dirigidos por Uribe desde Colombia. Tan descubierto está el complejo industrial militar estadounidense en este complot que solo basta conque disminuya un tanto la violencia de los grupos fascistas para que el secretario de estado salga a animarlos ofreciendo sanciones contra Venezuela, aunque solo sea una coba, porque tales sanciones, si bien nos afectaría, también ellos se verían dañados con el suministro de petróleo, pero lo más importante, entrarían en un espiral de violencia que cuidado y no les estallaría en sus propias narices, así que las declaraciones de Kerry solo busca alentar a los guarimberos fascistas que le prometieron que Maduro caería en cosa de horas. Ni se diga de los mecanismos de financiamiento de estos grupos que echan por tierra a toda la oposición democrática, para pasar a una etapa en donde los políticos tradicionales marcharán a la saga de los "héroes de la guarimba".

Por eso se produce el documento lamentable de la MUD, en donde pone un conjunto de condiciones violatorias de la constitución y las leyes a sabiendas de ello, pero esa es la línea imperialista y tienen que acatarla porque es la orden de los fascistas. Es el caso Simonovis y los policías que son juzgados por hechos de lesa humanidad; cualquier pichón de abogado sabe que esto no tiene ningún tipo de beneficio en la legislación, que son actos criminales que deben ser castigados y por ende, colocar en un documento de estar características una condición así es un irrespeto a ellos mismos que se auto denominan demócratas. Pero este documento nos indica hasta qué punto llegan las presiones imperialistas y el convencimiento que éstos tienen sobre "la salida" fascista al caso Venezuela. En realidad ellos saben que no hay otra vía sino el fascismo, porque echar abajo la constitución bolivariana y todo el andamiaje social, político e institucional que se ha creado alrededor, solo con el fascismo más atroz podrían revertir el proceso bolivariano, por eso lo intentan tozudamente, aunque no lo logren.

Para cualquier analista crítico, por más desapercibido que sea, la desaparición de los tradicionales partidos como AD, COPEI, PV, MAS, etc. desaparición en la práctica, aunque a los fascistas les convengan mantener las siglas para camuflarse, el surgimiento en plan estelar de PJ y Voluntad Popular. Primero Justicia como el brazo legal y VP como los subversivos, para jugar a dos manos, no porque sean unos genios de la política Leopoldo y Capriles, sino porque en EEUU se ha decidido que se juegue así, dejando por fuera a Adecos, Copeyanos y sus derivados, como diría Chávez, aunque utilizándolos para algunas funciones, sobretodo como mampara legal, y creando una sensación de diversidad que en el fondo no es tal, sino una simple sensación.

No me explico cómo un político experimentado como Ramos Allup se ha dejado arrastrar al triste papel de tercerón en las decisiones opositoras y que todos sus cuadros estén hoy jugando a la cuerda floja, en donde no obtendrán ganancia de ninguna manera, porque tienen que adoptar el discurso de los ultrosos, arropándose hasta donde les llegue la cobija, pero sabiendo que al voltearse su vecino se quedarán aguantando frío, los hace parecerse a aquellas esposas víctimas de la infidelidad, que a pesar de saberlo todo, se la calan porque las mantienen, y que a pesar de que el presidente Maduro les tiende la mano en la conferencia de paz, siguen temerosos y no se atreven a dejar el marido que además de serles infiel, la maltratan, le caen a golpes y están convencidas que más temprano que tarde les abandonarán y les darán la mismísima patada que le dieron a Carlos Ortega.

Toda esta realidad trastocada por la injerencia imperialista nos debe llamar a la reflexión, estando claros que el imperio ya tiene definida la ruta para tratar de degollar a la revolución, es por la vía del fascismo y hay que prepararse para derrotarlos. No debe sorprendernos la virulencia conque este grupo de Voluntad Popular actúa en la política, si bien es cierto que está aislado y confinado a algunas zonas, han demostrado que son quienes imponen la línea, solo basta ver el documento de la MUD, u observar la posición de Capriles, todos se han plegado a la direccionalidad dada por los guarimberos, pero el imperio se ha cuidado de no exponer a quien, en mi humilde opinión, ubico como el hombre "de la transición", Lorenzo Mendoza, cad quien juega el papel que designa Washintong. El resto de la oposición recogería las migajas de la crema y nata de la burguesía gobernando directamente, ese binomio Mendoza y Cisneros, con sus operadores políticos que serían Capriles, María Corina, López, quizás Aveledo y los "héroes" de la guarimba que les entregarían su cuota, y en donde están Ceballos, Smolansky y Scarano y toda la estructura de VP en el país, que sumarían a ciertas bases de AD, Copei y toda la enfermedad fascista que han logrado inocular en sectores de la clase media que le darían como tarea "cazar chavistas", con eso les bastaría para saciar su disociación psicótica.

Hasta aquí muy bien, los ideólogos del imperio creen que el mandao ya está hecho, el problema se presenta que estos oligarcas prepotentes y enfermos de "superioridad" no toman en cuenta a un pueblo que solo en sus cálculos está lo que llevan a la práctica en Táchira, que el terror domina a los indecisos y a los más rebeldes se les elimina, mientras los disociados celebran... pero hay un detalle que la prepotencia imperialista no calcula bien, y como siempre es su talón de Aquiles, se trata del pueblo, que no solo es el pueblo civil, sino la FANB, incluyendo la Milicia que está diseminada por toda la patria. Tampoco toman en cuenta los imperialistas el elevado nivel cultural de la población, para ellos eso no existe y allí está la clave del chavismo, no solo el haber revivido el bolivarianismo, las ideas socialistas clásicas y el cristianismo auténtico, sino la forma cómo ha sido asumido por la población.

Así que podemos concluir que nos enfrentamos al fascismo criollo, implantado por el imperio, después de haber desplegado toda una guerra mediática-militar-psicológica con todo el poderío que tienen las burguesías en el mundo. La nueva realidad de Latinoamérica pareciera no ser vista en su justa dimensión por los estrategas estadounidenses, por ejemplo, poco o nada les importa una resolución de la OEA tan contundentemente contraria que debería al menos ponerlos a pensar un poquito que ya no tienen con que imponer una política hegemónica en su tradicional "patio trasero", las fuerzas apátridas y entreguistas cada día están más arrinconadas, ya por la vía institucional tradicional no se puede, dirán los imperialistas, pero siempre surgen tontos al estilo de Leopoldo López, cuya impulsividad es adecuadamente manejada por los centros de poder, y detrás de este guarimbero surgen los Ceballos, etc. También se suman a ese combo los Scaranos, próspero comerciante inmobiliario, especulador como todos, o casi todos. En fin, el imperio logró crear este Frankenstein fascista de los trazos de una clase política en decadencia, de allí que no debe sorprendernos nada en cuanto a la criminalidad y violencia de los actos de esta gente y como tal hay que enfrentarlos, como criminales.

El pueblo venezolano, la clase obrera, los estudiantes, la FANB y toda la institucionalidad de la república está obligada a reaccionar para defendernos de un abismo insondable; de allí la importancia de las decisiones del TSJ con respecto al amparo que obliga a los alcaldes de algunos municipios donde existe violencia a recoger la basura y despejar las vías. El estado venezolano se debe apoyar en toda la fortaleza institucional para avanzar en esta batalla, sin caer en el juego de los violentos, pero con mucha claridad de las características violentas de esta gente, que en nada se diferencia de los mercenarios en Libia y Siria. Hay que derrotarlos para siempre, articulando todas las fuerzas, incluso hay que seguir insistiendo hasta la saciedad en que se incorpore los sectores políticos de la oposición democrática. Los más cobardes se dejarán chantajear para que los mantengan, pero como en todo, saldrán sectores nuevos que sin militar en las ideas del socialismo seguramente si crean en la patria, que también es de ellos, pero para quererla hay que garantizar que exista primero.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2454 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor


Notas relacionadas