La locura de Chávez según Alexis Márquez Rodríguez

En el momento en que redacto esta nota, le he dado por lo menos tres lecturas a un artículo publicado por Alexis Márquez Rodríguez, que sin lugar a dudas es uno de los intelectuales más denso del país o por lo menos, es el que mejor documentado está sobre cómo debe escribirse. La tres lecturas a este artículo, titulado “si Chávez no fuera así”(*), responde no a mi falta de entendimiento, que seguramente tengo, sino a lo que parece ser el objeto del artículo y las razones que Alexis utiliza para fundamentarlo.

 

El artículo tiene la clara intención de diagnosticar la locura de Chávez, pero como Alexis Márquez no es médico-psiquiatra y carece de competencia para sostener este diagnóstico, recurre al DRAE, que sabemos maneja perfectamente. Chávez está completamente loco, porque según la Draeología y el “Draeólogo” Alexis  Márquez Rodríguez, Chávez es de “poco juicio, disparatado e imprudente”. Nadie, en opinión de Alexis Márquez Rodríguez puede objetar este diagnóstico, porque su “lenguaje habitual bastaría para justificar tal calificación”

 

Por supuesto, si el artículo hubiese sido escrito por Ledezma, Ramos Allup, Julio Borges o Manuel Caballero, no soy capaz de  plantearme la aventura de realizar una segunda lectura, porque uno supone que en esas mentes, pocas razones encontraría para justificar una opinión como esta. Alexis Márquez Rodríguez, aún con todo lo antichavista que es, parecía ser un humanista.

 

Un gobernante loco, es lógico suponer que esa condición se haga presente en su gestión y  produzca un completo desorden en el gobierno. Alexis va más allá, la locura de Chávez trastoca el desempeño del poder Legislativo, Judicial, Electoral y de la Fiscalía. Alexis Márquez antes de diagnosticar la locura de Chávez, determina que si algo “no requiere de comprobación es el fracaso del gobierno de Chávez, determinado por la palpable incapacidad para gobernar”. Esta sentencia o juicio no tiene ninguno dato que lo justifique, porque posiblemente el DRAE no ha institucionalizado un término para tal cosa.

 

Si mi memoria no me traiciona; la oposición (con excepción de Ramos Allup) no le ha echado mano a este argumento, porque para ellos “la dictadura” es argumento con mayor capacidad de manipulación mediática. La conjunción de esas dos variables: locura/mal gobierno, reafirmada tan categóricamente por Alexis Márquez Rodríguez, es posible que nos coloque frente a una persona, que aún con su condición de destacado intelectual que seguramente tendrá bien ganada en el país, se esté convirtiendo o se haya convertido ya (por esa lógica antichavista) en un ser profundamente miserable e incapaz de usar sus herramientas intelectuales para un explicación más sensata política e ideológicamente.

 

No basta decir (como lo dice) que los gobiernos anteriores hundieron al país en “una verdadera catástrofe”, sino tener juicio para poder reconocer situaciones que hasta los representantes más miserables de la oposición han tenido el valor de reconocer.

 

Es muy triste, extremadamente triste, que siendo Alexis Márquez Rodríguez una persona, a la que hemos sentido interesado por el desarrollo cultural del país, no haya podido decir, que con excepción del programa de alfabetización “Yo si puedo”; el gobierno de Chávez no sirve. Es triste también, que ese Alexis Márquez Rodríguez, a quien conocimos militando desde un cubículo en el PCV (partido antiimperialista), no haya tenido capacidad moral y ética para decir, con excepción de la política petrolera; el gobierno de Chávez es una soberana locura, porque fue Chávez, el que desmontó jurídica y políticamente ese esquema de vendernos nuevamente los “espejitos” con el proceso de apertura petrolera. Carece de sentido para un personaje que en una oportunidad lució desde un cubículo el traje del antiimperialismo, que la política petrolera de Chávez impulsara la recuperación de esa riqueza para intentar darle a muchos pobres la posibilidad de una vida mejor. Para este “humanista” haber reducido la pobreza crítica no tiene absolutamente ningún sentido.

 

Es muy triste y miserable, que en la memoria de un intelectual de este calibre, no haya espacio ni recuerdo para reconocer, que aún con todo el desastre que hoy tenemos en el sistema de salud, porque ahí todavía esta crudita la IV República; el gobierno del loco, se haya preocupado por darle a los pobres una oportunidad de asistencia en salud con el programa de “Barrio Adentro”. Es Miserable también que este intelectual, olvide que durante la IV republica había un sistema electoral donde el acta mataba la voluntad del ciudadano.

 

En la una de la relectura de este trabajo, disponible en www.elnorte.com.ve , me vino a la memoria una consideración muy curiosa que se encuentra en los Miserables y con la cual Víctor Hugo intentó describir lo tenebroso que puede ser ese lugar que conocemos como conciencia y que seguramente, la de Alexis Márquez Rodríguez debe tener toda la suciedad que Víctor Hugo le colocaba en esa descripción cuando decía, “la conciencia es el antro de las ideas vergonzosas”

 

(*) El artículo “Si Chávez no fuera Así…” apareció en la Edición de hoy del diario “El Norte” de Anzoátegui.

 

evaristomarcano@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3860 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a65397.htmlCd0NV CAC = Y co = US