No hay necesidad

No hay necesidad de envilecerse para oponerse a un gobierno, sobre todo de parte de gente que mantuvo dignidad ante gobiernos que, a diferencia de este, perseguían, encarcelaban, torturaban, mataban y desaparecían.

No hay necesidad de degradar el mejor periódico del continente, pues así se hace daño a todo el mundo menos al gobierno, que por contraste sale fortalecido ante esa conducta abyecta. Y se perjudican sobre todo quienes lo hacen, cuya imagen ante el mundo obviamente les importa bien poco. Se puede hacer oposición con elegancia y decoro, sobre todo si de verdad hay oposición y no mero oportunismo. Oportunismo porque cuando se les negó un crédito blando para un negocio chimbo “descubrieron” súbitamente que el gobierno era malo.

La historia de Venezuela muestra abundantes ejemplos de decencia en la oposición. Incluso contra dictaduras a las que la gente se oponía justamente por decencia.

¿Qué mala entraña hace echar por la borda una carrera literaria, académica, intelectual, artística, política solo porque no le gusta un gobierno, que es por cierto un derecho de los más legítimos?

Sorprende sobre todo que a muchos no les importe hacer el ridículo que hicieron los estudiantes de oposición en la Asamblea Nacional. O que una actriz que se expresa en una película esmeradamente promovida por el gobierno ahora diga que ese gobierno le conculca el derecho de expresarse. Y lo hace en un show televisivo barato y chapucero, lo único que queda a la oposición bufa.

Esa conducta demarca su estatura moral. Por eso hay que desconfiar de quienes no tienen amor propio. Si no se aman a sí mismas, ¿cómo podrían amar a su prójimo? Son las que usan la más grande libertad de expresión del mundo para decir que no hay libertad de expresión. Si nos ponemos cínicos, en beneficio del argumento, podríamos decir que eso se puede sostener en el extranjero, donde no es fácil comprobar si es cierto o no. Pero es por lo menos ridículo sostenerlo aquí, donde nunca se vio tanta libertad de todo, porque no solo es de expresión la soltura libertina que hay.

Conozco mucha gente decente en la oposición, lástima que no sea la que imponen los medios y financia la CIA, precisamente porque es gente que no se vende.

analitica.com/bitblioteca/roberto/articulos.asp


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3150 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a42765.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO