Diario de una Cuarentena: Capítulo Trescientos Treinta y Siete

Juan Guaidó y su agenda “Salvemos Venezuela”

A 701 días del inicio de la contingencia en la República Bolivariana de Venezuela producto de la pandemia global de la Covid 19, en el inicio de la semana 101 de esta contingencia, y siendo el lunes 14 de febrero de 2022, les deseo a todas y a todos fuera de la connotación comercial de la fecha, un feliz día del amor y la amistad, ya que el amor es la principal fuerza y el motor que nos impulsa a seguir adelante y que nos recuerda que ya el solo hecho de abrir los ojos y despertar cada día es un milagro.

Además, que no podemos olvidar que nuestro Comandante Inolvidable en una de sus tantas campañas nos recordó que todas sus acciones estaban movidas por el amor. Fidel y el Ché también nos expresaron: "El revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor". Y por aquello de la equidad de género, diría que las revolucionarias también.

Bueno luego de esta necesaria introducción, entremos sin más dilaciones en materia.

Juan Guaidó, pretendido presidente interino de Venezuela, luego de dos años, ha salido nuevamente a las calles para "exigir la celebración de comicios parlamentarios y presidenciales creíbles y transparentes" en Venezuela. Cabe reconocer que en todo el territorio nacional logró mover 300 personas.

Ahora bien, lo más importante de la "movilización" de Guaidó el pasado 12 de febrero, día de la juventud en la República Bolivariana de Venezuela, fue la presentación que éste hizo de la denominada agenda "Salvemos Venezuela". Una "propuesta" con 4 pilares estratégicos para cumplir los objetivos de desplazar al chavismo de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela.

Ante el fracaso del mantra de los 3 pasos. ¿Lo recuerdan? (1.- Cese de la Usurpación; 2.- Gobierno de Transicion y 3.- Elecciones Libres). Los responsables del marketing de la extrema derecha venezolana (seguramente Ars Publicidad tendrá algo que ver con esto) han producido esta nueva agenda que se basa en estos 4 pasos que Guaidó llama "pilares estratégicos", y son los siguientes:

1.- Vuelvan Caras contra la resignación: Retomar la organización y movilización para la exigencia de derechos.

Eso se traduce que lo ocurrido el pasado sábado 12 de febrero será el inicio de una serie de convocatorias a acciones de calle para ir generando las condiciones para la salida por cualquier vía de Nicolás Maduro del poder: desde elecciones hasta la via violenta a través de un Golpe de Estado o una intervención foránea.

2.- Presión Internacional: Mejorar la coordinación internacional y apoyo al proceso que adelanta la CPI.

Más claro imposible. Además de impulsar más lobbys donde se le imponga al país más medidas coercitivas unilaterales como parte del estrechamiento del cerco diplomático, político, económico, comercial y financiero y más con las perspectivas de mejoría que varias agencias y analistas internacionales han formulado para el país, la idea es que desde el 12 de febrero y hasta el mes de abril, mes que le fue dado de prórroga al Estado venezolano por parte del Fiscal Karim Kahn para que se le presenten las acusaciones de funcionarios venezolanos que podrían haber incurrido en crímenes de lesa humanidad, pues habrá que prepararse durante ese lapso para cualquier clase de campañas mediáticas y falsos positivos, sin descartar acciones y omisiones de funcionarios contrarrevolucionarios dentro de la Administración Pública y del Estado, para tratar de colocarnos en una especie de banquillo de los acusados, para así precipitar el "cambio de régimen" que tanto ansían los voceros de la extrema derecha venezolana.

3.- Reimpulso del proceso de logro de un acuerdo en México y construir garantías para todos los sectores del país.

Para esta Plataforma Unitaria como así se autodenominan, pretenden restablecer un diálogo cuando sus jefes, en clara violación a la Convención de Viena para el tratamiento de funcionarios diplomáticos, secuestraron a Alex Saab desde Cabo Verde y le siguen un proceso judicial que, a las luces de las propias leyes estadounidenses, obligan a las instancias jurisdiccionales norteamericanas a ponerlo en libertad. ¿Por qué para restablecer el diálogo no liberan al empresario y diplomático colombo venezolano y le permiten incorporarse a la Mesa de Diálogo? Así se hizo en su momento con la liberación del terrorista Fredy Guevara, pese a que este lado nos tocó "tragar arena", todo en aras de la paz del país. Pero este punto es parte de una campaña mediática para hacer creer a la opinión pública internacional que el gobierno de Maduro no tiene disposición de dialogar, cuando en realidad asume una posición de dignidad y de defensa de nuestro país ante la agresión que hemos sufrido por el secuestro de un funcionario venezolano con inmunidad diplomática.

4.- Ampliar y fortalecer la unidad: para que el pueblo elija el liderazgo de las fuerzas democráticas.

En esto si hay que tener cautela, porque más allá del mensaje que podamos dar, hay que señalar, tal y como lo hizo Ramonet en una entrevista otorgada en el programa 360 conducido por el periodista Boris Castellanos días después de las megaelecciones del 21 de noviembre del año pasado, cuando reconocía que, si todos los sectores de la oposición se unían, hubiesen podido ganar por lo menos 10 gobernaciones y un poco más de 150 alcaldías. De alguna manera también la unidad de los factores opositores incidió en la derrota y pérdida de la emblemática gobernación de Barinas tanto el 21 de noviembre de 2021 como el 9 de enero de 2022 con la repetición de los comicios para el cargo de gobernador. Esta es una lección que, si bien no es para autoflagelarnos ni minimiza los espacios que logramos en noviembre, pero del que hay que sacar las correspondientes lecciones, tomar debida nota y tomarlo como una necesaria advertencia de lo que podría ocurrir sino concretamos los correctivos que nuestro pueblo lleva rato señalándolos pero que los responsables de ejecutarlos no han cumplido hasta ahora.

Es decir, teniendo claro la poca o nula capacidad de convocatoria y movilización de Juan Guaidó, esta agenda "Salvemos Venezuela" es la hoja de ruta de los próximos dos años de la extrema derecha venezolana que pretende aglutinar al resto de las oposiciones en el país, y aplicar todas las formas de lucha, legales y no legales, pacíficas y violentas, para el logro de su principal objetivo que es desplazar a Nicolás Maduro, que es igual a decir, desplazar al chavismo de la Presidencia de la República.

Por ello, vaya desde esta columna el llamado de alerta, de advertencia, porque realmente no es a Guaidó a quien debemos temer, sino a sus amos, a sus jefes. Biden como operador político de EEUU y los poderes a la sombra es de la tesis de aplicar el denominado "Smart power" o "poder inteligente" para lograr los intereses hegemónicos de EEUU, pero de una manera más imperceptible. Mientras que Trump era el defensor de la política del "Big Stick" ("Gran Garrote") la administración Biden aplica ese "poder inteligente", lo que a mi juicio los torna más peligrosos. Recuerden que Biden era vicepresidente durante las administraciones de Obama, cuando Chávez "murió" de cáncer y cuando comenzaron a implementarse las mal llamadas sanciones. Así que a buen entendedor y entendedora…

¡Bolívar y Chávez Viven! ¡Y sus luchas y la patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 770 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: