¡Golpe bajo!

Hasta dónde vamos a llegar con esta clase política opositora venezolana, que son capaces por poder y dinero y estén en el exterior logrando sanciones económicas contra el país.

Cómo es posible que en vez de buscar soluciones a la crisis, estén tras bastidores, aupando a militares y civiles en dar un golpe de Estado ¿Para qué? para ellos echarle mano a las riquezas de la nación porque a la verdad, no se puede esperar de esa gente otra cosa.

Aunque hay muchos compatriotas que se babean de rabia e impotencia culpando a Maduro y al gobierno de todo, la verdad verdadera la tenemos frente a nosotros, no verlo es de ciegos, falta de análisis político, de despistados o mala vibra. Informarse es lo mejor.

La oposición política -La Derecha- desde hace 20 años se ha obsesionado en tumbar al gobierno revolucionario utilizado de todo pero no lo han logrado, hasta que se atrevieron probarlo a profundidad con la alimentación de la población como lo vienen haciendo desde el 2013, donde el hambre, la desnutrición y hasta la muerte, de la que aún no nos enteramos, buscando así salir de Maduro y la revolución bolivariana.

Que haya también culpa del Gobierno, sí, nadie lo niega, pero lo de la oposición es ya intencional, macabra y cruel, por algo andan desaparecidos de los medios, mientras otros se han ido del país o están por ahí a la expectativa a ver qué sucede. No hay mayor pago a esa clase política que castigarlos con el voto y las leyes...no permitirles ni ganar un Consejo Comunal que es lo que más les duele.

Es hora de que el Estado se radicalice y actúe antes que los males sean mayores y la derecha internacional logre sus objetivos porque después será peor. Ya el mal es tan impactante que un aumento de salario no es suficiente, lo que todos esperan es detener esta vorágine que eleva niveles de pobreza y carcome las esperanzas puestas en todo lo que el Comandante Chávez nos legó.

Lo que también debemos comprender que lo que está en crisis no es el socialismo sino el capitalismo que lamentablemente hemos mantenido a través de políticas monetarias en donde grandes empresarios y la oligarquía se han beneficiado negociando con el Estado, sino investigue el sistema bancario que en dos décadas ninguno ha quebrado sino aumentado sus arcas de dinero.

Ciertamente hemos esperado desde hace 5 años que el gobierno de respuestas rápidas y certeras con respecto a la vida económica del país; que se mantenga una actitud radical y eficiente contra la corrupción y el derroche, pero en eso se ha fallado a pesar de los esfuerzos porque una cosa es que la oposición sea corrupta, pero que la corrupción surja de nuestro seno es ya lo peor, sino veamos el caso de PDVSA de cómo ha salido tantos escándalos afectando no sólo la producción de petróleo sino su capacidad de confianza ante el país.

Sin duda alguna el llamado del Presidente de hacerlo todo de nuevo me parece una política esperanzadora, aunque en mi consideración debe revisarse a fondo la falta de controles, lo de las fronteras, la asignación multimillonaria de recursos para las obras y grandes misiones, los responsables de ejecutar las políticas y la clase obrera en su participación o no directa de dichas políticas y gestión.

La lógica burguesa nos dice que el Estado será siempre el responsable de cómo marcha un país en lo social y lo económico porque son los que tienen el poder y la administración de las riquezas, aunque hay que enseñarle al Pueblo que no podemos seguir con esa lógica, que hay que mirar el todo donde hay mucha responsabilidad de las empresas privadas así como las corporaciones y multinacionales que supuestamente comercializan en el país.

Tenemos que quitarnos de la mente que un cambio de presidente o de gobierno va a lograr mejoras en la nación, eso es a mi criterio falso porque aquí lo que está en juego es un sistema de proyecto de cambios como es el socialismo, no podemos seguir con esa mentalidad adeca de los gobiernos de turnos, es decir, cinco años el PSUV y cinco años AD, así no funciona, estamos hablando de sistemas político, social y económico distinto a crear y levantar.

Si en 20 años no hemos logrado un socialismo total es por esa ambivalencia política que tenemos al que llamo híbrido político; el convivir dos sistemas; el capitalismo y el socialismo, ¿O es lo uno o lo otro? y por eso esta crisis es la gran oportunidad, así como Nicolás Maduro lo ha dicho reiteradamente; no es salvar el capitalismo, ¡Es reemplazarlo por lo nuevo! y eso nuevo es el socialismo en su verdadera dimensión, para lograrlo hay que tocar la banca nacional que es el eje de la oligarquía, su caja fuerte, su sistema financiero de lavado de dinero y golpes de Estado, porque es allí donde fluye el dinero para eso.

Hay que tomar todos los Medios de Producción, aprovechar que la oligarquía se dio el tupe de destruirlo sin importarles los daños colaterales, ellos lo dieron todo, sin importarles sus sectores de Clase Media que han sacrificado después que por dos décadas utilizaron en marchas, protestas y guarimbas contra el gobierno y que ahora a igual que la clase popular están impactados por la hiperinflación inducida.

Veo la crisis como la gran oportunidad de un avance radical para el socialismo porque el golpe bajo al estómago ha sido determinante contra la nación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 850 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a265646.htmlCd0NV CAC = Y co = US