¿Y, hoy qué vamos a quemar?

La orden de Capriles fue precisa con cautela en su planificación de
ángulo complementario de picar adelante antes que, Freddy Guevara de
Voluntad Popular, quien siempre se mueve con un pito de estímulo de
egoísmo patrio que le da poder extra, se le adelantara por andar éste
desatado pregonando a su gusto y entender cada acción que la oposición
en la calle debe realizar y, con ese parecer determinó con voz de
mando de líder mayor: ...que todo arda y, que las cenizas de la
indiferencia renazcan como pilares fundamentales hacia la democracia
con la fuerza de miles de centinelas que, cada día deben ser más, para
seguir luchando sin descanso hasta acabar con los "malditos" del
gobierno pues, adiós luz que te apagaste, al no haber tregua con los
usurpadores, al estar el país ciego sin destino cierto por esta
"dictadura" asimétrica que los emboba, como si Nicolás Maduro no fuera
un "dictador" más que pisotea con su lenguaje y sus acciones la Carta
Democrática de la OEA, lo que incita con toda razón a su secretario,
Almagro, velar por nuestra situación política, situación que lo
enrosca en ser más precavido en esta Semana Mayor.

Recuerden, se le antojó decir al mismísimo, Capriles, en arenga de
provocación al natural que, estos días santos no pueden ser de
entrega, sino de lucha sin cuartel que, no hay que dejar fuera del
pensamiento plural que el régimen respire con libertad y, que cada
iglesia sea como una reserva de suplicio, pero de suplicio por el
venezolano que ya no desenreda sus penas con cantar como antes, ahora
sufre muriendo de hambre y de medicinas y, ese sufrimiento es la causa
de todos los malestares que envuelven el país, pero que late con la fe
que él tiene en Dios y, que su iglesia de la que es fiel servidor
cuando sueña despierto: que Dios es el pastor que lo guía por el
sendero de que algún día sea el presidente de todos los venezolanos y,
entonces sí: ¡adiós luz que te apagaste! Y la felicidad será como el
fiel de la balanza en que justos y pecadores no padecerán más de estar
desamparados como lo están ahora y, él con las manos atadas por
inhabilitado.

Que arda la ciudad capital y, por qué no si hemos dejado de estar bajo
el tutelaje de los países progresistas que así como Colombia convive
con ellos política y económicamente por su bienestar "soberano", nos
ve y nos dice con toda razón de país libre a lo inmediato que "no es
posible tener una relación normal con Venezuela"y, en eso se basa
Capriles en esforzarse en acabar con el gobierno nacional y,
mantenerlo en penitencia con marchas y concentraciones nada pacíficas
que, es el hilo de su constitucionalidad que él anda buscando
afanosamente, razón por la cual a cada manifestante de choque en Pj lo
contratan y le pagan por su servicio de destruir bienes públicos y,
trancar calles y avenidas que arrechen como a Capriles le gusta
joderle la paciencia a las colectividades y, si hay muertos mejor y,
Venezuela toda debe ser una gran fogata que ilumine al mundo con la
injusticia de reprimir a los entreguistas que como diputados del
momento que cobran en la AN por alterar la paz social del venezolano y
falsear la verdad en el extranjero: buscando una intervención militar
que, les permita gobernar a ellos dirigidos desde los EEUU.

Así que a quemar las princiales ciudades de Venezuela que deben ser
inflamadas por el calor de las llamas, tal cual sin esperar el Domingo
de Resurrección por la complacencia de PJ y VP y, afines a la MUD en
su manifiesto golpista que, pretenden seguir desarrollando en
Venezuela que sea vea en el mundo como un foco atractivo de
insurrección democrática que, nadie puede apagar, porque no hay
gobierno ni paz que los haga entrar en razón y, sin alarde de
arrepentimiento ni nada que se le parezca y, como una complacencia de
vanidad, el líder Capriles, le ha escrito el testamento a Maduro
cuando éste entregue el poder en donde de inmediato debe dejarle la
presidencia a él y la vice-presidencia a Julio Borges y, como ministro
de la defensa a Ramos Allup, sin antes crear el Consejo de
Fusilamiento que pasará a manos de Luis Florido y, que el TSJ queda a
discreción de la AN y, que los chavistas serán eliminados de todas las
nóminas del Estado por corruptos y, que el seguro Social será cobrado
por los viejitos cada tres meses sin hacer cola y, Venezuela:

¡Ay Venezuela! Que ignominia, la de estos traidores y Vendepatria que
andan sueltos, buscando reventar las amarras del poder del Estado en
su locura de disociados que siguen quemando el país como si nada.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 913 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a244031.htmlCd0NV CAC = Y co = US