Plomo plomo plomo plomo y más plomo es una plomazón

Este es un artículo muy malo por obvias razones pero que intentaré despejar a continuación aunque yo peque de abundar en lo obvio, pero yo no podía dejarlo en el tintero porque, de lo contrario, me intoxicaba; así que lo asumo como quien se ha tomado un purgante.

¡Achís!

Es observable como muchos ique chavistas de esos que quieren ser mucho pero que terminan por no ser nada, disparan plomo y plomo parejo contra Maduro, que si el pato y que si la guacharaca, que si una vaina y que si la otra, pero no exhiben una sola obra aunque sea mala, así que para yo no caer en esa necedad advierto al menos, que expreso este artículo malo.

Dos cositas me sirvan para apoyarme, una, cuando el Comandante Chávez insistía predicar que "Ya yo no soy yo, Chávez es un pueblo" él quería significar -de acuerdo a mi particular apreciación- que debíamos ser todos en conjunto y no nadie en particular, quien podría llevar a cabo el curso de la revolución bolivariana; y otra, que naturalmente debía haber alguien que pudiera estar al frente de la tropa popular y ese a quien él designó fue a Maduro, y a la sazón yo pienso que hubo muchas razones para esa designación y que el Comandante no dijo públicamente tal vez para no despertar suspicacias posibles entre nuestra propia dirigencia, pero nada me saca de la cabeza que entre esas razones no expresadas destacan el coraje y la inteligencia de Maduro, entre otras que me reservo sugerir porque yo no tengo vocación de Casandra.

Maduro derrotó a la guarimba terrorista, con lo que preservó la paz, y ese es un hecho relevante a mi modo de ver, me reservo otras consideraciones al respecto de ese punto.

Maduro ha sabido comandar a la FANB, ahí está el hecho de que ésta brilla muy cohesionada y apegada a los cambios de doctrina, apegada a su estirpe bolivariana antiimperialista y chavista, la unidad cívicomilitar es un bastión fundamental de la doctrina democrática de nuestra FANB; y, si mal el 6D el pueblo fue parcialmente desorientado a esas elecciones, se puso a prueba el talante de nuestra democracia participativa y protagónica.

Pero a Maduro le ha tocado sortear una guerra bestial en la que ha hecho esfuerzos enormes y ahí está de pie, gobernando con nosotros los de abajo echándole bolas al trabajo mientras capea un temporal en el que hay mil demonios desatados, y quienes le acompañamos, abrigamos la certeza de que Maduro va a salir airoso de esta tempestad, que él no desató sino que se la desataron.

Acepto que los enemigos declarados se abalancen contra maduro,"tabién", que le echen bola, pero lo que no acepto es que algunos cobardes comierdas quienes se hacen llamar chavistas, no hagan más que dispararle a Maduro.

Se trata de esa gentecita a la que yo denomino como ultracamaradas que nunca tuvieron coraje para fundar un partido y entrompar con su propia fuerza sino que se cobijan con nuestro trabajo para dárselas de revolucionarios pero de pacotilla, eso son y todo el pueblo hoy los reconoce porque eso de cacarear y no poner huevos es lo que los identifica: Maduro le dio dólares a fulano, PDVSA tal cosa, el gabinete no sirve para un carajo, Maduro metió la pata aquí allá y acullá, Maduro vete, Maduro tal y que se yo y más bolserías pero no pegan un ladrillo sino que se pliegan a la campañita destinada a erosionar la imagen de Maduro, dale que dale y dale que dale para que llegado el momento de un posible escenario a revocatorio o a confirmatorio la imagen de Maduro ruede por el suelo y la campaña forjada en laboratorios de basura dé al traste con nuestra democracia.

El maquillaje de esos no pocos ique revolucionarios se les rodó pero es de reconocer que hicieron daño en nuestras filas y muchos de los nuestros, que creyeron en ellos, se inhibieron de ir a votar; esa es la razón por la que hay que hablarle claro al pueblo.

Inclusive, uno de esos sinvergüenzas se atrevió a publicar a los cuatro vientos, que él tenía la clave secreta del legado de Chávez.

Pretender hablar en términos absolutos acerca de la política es una burrada, decir que el pueblo se abstuvo de votar por la revolución es un absurdo, fue una parte muy significativa del pueblo, eso sí, que desencantado por las circunstancias de la guerra total contra Venezuela se desorientó y a ello contribuyeron los citados sinvergüenzas camuflados de chavistas y exponentes del foro y a quienes yo denuncio y no tengo que nombrar a nadie en particular, que cada quien saque sus cuentas.

Pienso que el pueblo venezolano sabe encontrar su camino hasta en lo oscuro pero sin que haya uno que otro tropiezo; mas, a Dios rogando y con el mazo dando, nosotros tenemos que hacer mayores esfuerzos para acompañar al pueblo a reorientarse hacia el camino de su propia liberación y eso requiere apelar a nuestra vocación de sacrificio.

Que el pueblo nunca más vaya a la batalla parcialmente desorientado y para eso es indispensable que no sea el enemigo quien le lleve noticias a la gente.

Eso de los convencionalismos debe ser puesto sobre la mesa de debates, hay que apelar a la representación objetiva de la realidad, restituir la confianza, acreditar una argumentación fiable del porqué estamos en un remolino social, conocer, hay que realimentar los principios para reconstruir el camino de la revolución pero básicamente es urgente hacerlo sobre el terreno más que sobre el mapa.

Otan:

Tómese Ique por dizque.

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2508 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a225068.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO