(Un mundo subjetivo raro y borracho de poder asaltó la AN)

Los cuatro gatos del PSUV-GPP y el aprisco de la MUD-Burguesía e imperialismo

Me imagino que Ramos Allup y el aprisco de la MUD-burguesía e imperialismo dirán como en la canción de don Vicente Fernández que: "Hace tiempo que no estaba tan contento que me dio por aventarme unos tequilas/ Y al sentirme rodeados de mariachis, etc., etc…" Me siento guapo y apoyado, por eso es que aprobaremos la Ley de amnistía, reconciliación, aunque sabemos eso es pura demagógica…

En realidad esa canción de Vicente Fernández nos hace recordar más bien es al comandante Chávez, en sus travesuras de declamador y cantante muy a su mandar, ("…me acordé de tus canciones favoritas", Vicente Fernández: Borracho te recuerdo, en: www.musica.com).

Bella canción, romántica, por demás, que sonó en la radio mientras pergeñaba estas líneas y nos agarró en un estado más bien medio triste, o más bien con indignación. No sé porque. Como si yo fuera parte de la familia de Hugo Chávez (o tal vez sí, porque eso somos todos los chavistas de corazón, hijos de Chávez); en todo caso uno piensa en el rol que está desempeñando la dirigente del PSUV y del Gran Polo Patriótico, porque gente como uno no es más que un simple ciudadano que ahora, cuando ve que nuestros diputados no son más que cuatro gatos (digo, 54 o 55) en la Asamblea Nacional, le da una vaina. Pero uno sí dice: ahora sí tendrán que apretarse esos pantalones. A ver si como roncan cantan…

Pero sorpresa. No nos equivocamos. Pedro Carreño y Héctor Rodríguez, que escuchamos ahora en VTV, se expresaron con temple y reciedumbre, sobre asuntos graves del país y así debe ser. Pero eso no es todo, ahora habrá que ver, por fin, cómo son los cambios del presidente Maduro en el gabinete y el nuevo giro de la gestión gubernamental, con sus 14 motores de la economía. Si no si es verdad que estamos perdidos.

La cosa es de una gravedad extrema, de tal suerte que la revolución bolivariana en eso se le va la vida; Maduro va a tener que gobernar de manera más efectiva. Pero de verdad. Con todos esos tales consejos presidenciales y estados mayores, que tanto se les llama pero ninguno ha funcionado, que se sepa.

Tendrán que gobernar con el pueblo. Que no sea solo una consigna. Debe ser una realidad. (Y así lo ha señalado el presidente Maduro, que por cierto está muy claro, sin embargo en lo personal no nos ha gustado que haya cambiado a los ministrillos Ortega y Salas, los más débiles parece, sin vínculos con grupos de poder y en cambio enroca a otros como Jorge Arreaza y Pérez Abad, uno porque va a terminar siendo una especie de jarrón chino y otro porque halará la braza hacia la sardina de la burguesía agroindustrial, lo que significa un giro hacia ese sector tradicional, como en la IV República).

Por otra parte, los cuatro gatos que están ahora en la A.N tendrán que hacer más parlamentarismo de calle y sostener con su palabra el corazón del pueblo, para que no se canse, como cantara Alí Primera (citado sobre todo por Diosdado Cabello); pero ha sido esta una actividad que aún no se ha sentido, están todavía apoltronados, los pobres parece que no salen de su asombro de que ya no son mayoría; en cambio, el atrabiliario de Ramos Allup, con el aprisco de la burguesía e imperialismo que tiene ahí mismo, junto a la cooperación de todos los medios de comunicación que tendrá a su servicio, como se pudo evidenciar estos días, seguirán horadando aún más las fortalezas de la revolución.

Los diputados del PSUV y el GPP, sin embargo se han convertido en un dolor de cabeza para la MUD y el aprisco del imperialismo, en particular con eso de la Ley de amnistía y reconciliación, que poco a poco y desde esa primera sesión de presentación y aprobación en primera discusión, la empezaron a desmontar, poniendo en evidencia su carácter desproporcionado e injusto, cosa que la invalidad de hecho al dar visos de legalidad a todas las tropelías de los terroristas de 2014, en las llamadas guarimbas.

Sí, serán cuatro gatos, como nos recordara un amigo, pero son nuestros gatos y van a defender la revolución como gato panza a arriba en la AN, como canta aquel bardo nicaragüense Carlos Mejía Godoy. En efecto, en su simpática canción Clodomiro "El Ñajo", ese poeta pregunta: "… ¿Y en cuestiones de amores, cómo te va Clodomiro?" Y él responde: "Me defiendo, me defiendo como gato panza arriba"…

En cambio, este atajo de borrachos de poder que ahora tiene la MUD en la AN, empezando por ese homúnculo de Ramos Allup, que cuando los diputados de la patria lo contradicen se pone como un basilisco y vocifera sandeces, que por demás ya irrespetó al comandante Chávez y al Libertador Simón Bolívar, no andan sino arrastrados a la burguesía y al imperialismo; seres indignos del pueblo venezolano (no hay allí un intelectual de fuste, que aunque uno no esté de acuerdo con él disfrute de sus argumentos; y, en fin, son eres abyectos que empiezan muy mal su gestión al promover una ley que irrespeta a todas las víctimas y familiares, pues la llamada "Salida" no era sino un plan terrorista donde participaron todos/todas las señoritos/señoritas bien, manitas blancas que ahora, merced al engaño de buena parte del pueblo venezolano ocupan importantes puestos del Palacio legislativo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1078 veces.



Luis Saavedra

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a223255.htmlCd0NV CAC = Y co = US