Guerra Económica Terrorista

La Oligarquía colombiana y venezolana quieren acabar con nuestra economía que todavía es capitalista, por eso hacen lo que hacen.

Cómo lo logran:

*El contrabando de nuestra moneda a las casas ilegales de cambio en los pueblos fronterizos, de allí cálculan el precio del dolar Today.

*Contrabando de gas hacia Colombia bajo la figura de pimpineros auspiciado y protegido por el Estado Colombiano.

*Extracción de productos y alimentos regulados que se aprecia en toda la economía informal en pueblos y ciudades cercanas a la frontera en Colombia.

*El Bachaquerismo que invade nuestros PDVALES, Bicentenarios, Mercalitos produciendo agonizantes colas.

*Especulación galopante donde cada semana van injustamente aumentando el kilo a todo los alimentos; desde caraotas hasta el pollo, esto destruye los ingresos salariales que han sido altos los últimos años.

*El vulgar acaparamiento de harina para pan, productos lácteos y todo tipo de alimentos que muchos adquiridos con dólar preferencial donde toneladas se pierden por vencimiento.

*La exagerada importación de alimentos por la falta de una política profunda y sistemática de producción de lo que consumismo por parte del Estado y los sectores privados.

*El desvío internacional de la adquisición de dólares preferenciares para materias primas y productos para la importación por parte de empresas privadas y funcionarios corruptos del Estado que afecta nuestras reservas internacionales.

*La manipulación e imposición del dólar especulativo que tanto daño le hace a nuestra moneda que estimula la especulación, pervierte la economía y las almas.

*El ataque de la economía capitalista internacional con respecto a los precios del Petróleo, con el fin de acabar con la OPEP, y los convenios internacionales petroleros de Venezuela en América Latina y el Caribe, esto lo está logrando los Estados Unidos con la producción petrólera y comercialización en los mercados internacionales con su método salvaje del Fracking.

*El Paramilitarismo colombiano y venezolano es otra estrategia donde su objetivo principal ha sido el aumento de la inseguridad en el país armando y conformando bandas, asesinando malandros que les estorba para ir creando las zonas de control popular y urbana con el fin de delinquir y aumentar el tráfico de drogas. También corromper políticos, empresarios, comerciantes y gente común. Ya hoy se habla de la parapolítica donde se han asesinado campesinos, figuras políticas y gente común.

Todo eso y más no es casual, obedece a claras políticas de desestabilización para destruir la revolución, afectar la economía, desmoralizar al pueblo contra el gobierno, frenar las Misiones especialmente la Misión Vivienda y Alimentación, ambas han sido atacadas, igualmente estimular una explosión social, aumentar la pobreza, lograr bajas en el PBI y disparar la inflación. Es de ingenúos no analizarlo así.

Todo esto bajo una estrategia de golpe suave, atacar la economía, el bolívar, las reservas internacionales, los ingresos y egresos de divisas, afectar el salario básico, afectar el consumo de calorías en la población, perturbar la comodidad de alimentación e higiene en los hogares, estimular la codicia en el Pueblo con ganancias rápidas y deshonestas, etc. Es un plan macabro político económico birn estructurado.

A eso añadir el conflicto diplomático con con Guyana y ahora con Colombia buscando una guerra para una intervención extranjera y esto bajo un contexto de guerra civil porque lo que más le interesa a los Estados Unidos son las reservas de Petróleo, gas y agua entre otras.

También poner la revolución como modelo de fracaso y crear una especie de efecto domino con las demás revoluciones imponiendo gobiernos de derecha o de ultraderecha para aplicar políticas neoliberales, de saqueo y represión.

El ataque a nuestra moneda imponiendo el dólar conspirativo acabaría con nuestra soberanía económica que aún se sostiene en estructura capitalista, en una transición lenta hacia un sistema económico socialista, en eso está ganado el Estado revolucionario.

La oposición sabe todo eso y con planes de la Salida que es parte de la guerra de Cuarta Generación junto a los Medios de Comunicación de la Oligarquía, han buscado en otro frente de lucha que es la inestabilidad política.

Las próximas elecciones son muy importantes porque de ganar por mayoría la Revolución la Asamblea Nacional debe trabajar profundamente en legislar leyes hacia una reestructuración a fondo de una economía socialista, desmontar la economía capitalista.

El Estado le está haciendo frente de una manera estructural por fases, con la gran marcha vontra el paramilitarismo en la Capital el Pueblo una vez más da su respaldo al gobierno y vislumbra una derrota segura a la derecha y de centro derecha en las próximas elecciones.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1266 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a213071.htmlCd0NV CAC = Y co = US