¡Ya!, ¡Ya!… que se acabe el Diálogo

¡Qué tal, camarada! Con el corazón por el suelo con el vil asesinato al camarada Otaiza.

Por cierto, que pésima costumbre de que nos informen masivamente de las cualidades, formación integral y experiencia de una persona, funcionario valioso, solo después de fallecido.

Tiene que ver con los artistas plásticos, poetas, narradores, músicos, deportistas, arquitectos e ingenieros, médicos y enfermeras, científicos, folcloristas, zapateros, empanaderas, chicheros, etc., gente valiosa en general, académica o popular, a los que le hacen reconocimientos (si alguno se acuerda) después de que abandonan el plano terrenal. Y vienen los discursos, las loas, los documentales de aquellos que han tenido la suerte de ser más conocidos, los homenajes, pues.

Proponemos que se inicie un verdadero archivo vivo de personas valiosas, personajes, de cada pueblo, ciudad, de cada comunidad recogidas por la figura del “Cronista del Barrio” “Cronista Comunal” “Cronista del Pueblo” (creo que además de Cronistas de las Ciudades, a quienes los arrolla la velocidad de los acontecimientos, existe la figura del Cronista Municipal, que desconocemos)

Y que, como en muchos cargos, debe ser un equipo, con un cronista coordinador, que vayan contando (anotando, fotografiando, grabando voces, filmando, etc.) situaciones de cada barrio, de cada pueblo, y describan sus calles, sus árboles, sus animales, salvajes y domésticos, sus casas. Sus viejos que cuenten sus anécdotas, sus angustias, sus éxitos, sus progresos, etc.

De los personajes en los pueblos indígenas con sus leyendas, sus mitos y tradiciones.

Vamos a conocernos mejor, todavía la Patria Grande tiene millones de historias pequeñas de gran interés.

Bien. Hemos evaluado los aspectos diversos del Diálogo, y muchos se han arrechado, otros lo han aceptado a regañadientes, otros estamos de acuerdo, parcial o totalmente, etc. que es lo importante en la diversidad de criterios en situaciones complejas dentro de la izquierdas y entre los que, sin doctrinas, adoptaron los cambios revolucionarios de Chávez y ahora comienzan a entender a Maduro.

No me extenderé en el análisis, pero luego de ver el comportamiento participativo y cómplice del componente “puropolítico” de la MUD, desde antes de que Chávez ganara la primera vez, en todo lo que tiene que ver contra el avance de las fuerzas progresistas: golpes, paros, guarimbas, ahora terrorismo psicológico, mediático, económico, y ahora con los asesinatos selectivos que aparezcan como del hampa común (desde Miami Napoleón Bravo implicó como jefes de “colectivos agresivos” a Diosdado, Bernal y Otaiza destacando que este último era el jefe mayor) manteniendo el Diálogo Constructivo con las fuerzas que trabajan ¿para qué mantener un diálogo hipócrita como los vagos habladores de paja con su “equilibrado vocero” el del candado “tapapapada mayor”?

El diálogo politiquero… ¡AL CARAJO! , lo están usando para agarrar palco nacional e internacional y taparear la guerrilla terrorista que a diario nos arremete con acciones de mortales y amorales de todo tipo.

Paralizado, totalmente paralizado, y de vainas hasta cuando se acabe hasta el más mínimo vestigio de incomodidad ciudadana.

Coño, camarada, es verdaderamente insoportable, aunque nos estemos acostumbrando, ¡NOJODA!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2591 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas