Pildoritas 56 (año VII)

En espera de un milagro como en Chacao

El país ha vivido la experiencia de ser testigo cómo en la Asamblea Nacional, con entereza, decisión y como una medida necesaria que contribuya a preservar la democracia y evitar que se prostituya, se ha procedido a cumplir con los procedimientos legales para allanarle la inmunidad a parlamentarios que han traicionado la confianza que los votantes le dieran y se ha convertido en vulgares choros de la política, esos personajes convictos y confesos, aun cuando el tiempo transcurrido no ha sido mucho, ya están en el basurero de la historia y a estas alturas no servirían ni para integrar los equipos de facinerosos que ahora mismo mantienen en varios focos de violencia actitudes criminales a las que ya se suman casi treinta vidas truncadas., simplemente porque son cobardes y siempre están en la retaguardia contabilizando sus logros de muerte y destrucción; este 18 de marzo, por fin se procedió contra quien junto al fascista lacayo de aquí bien guardado entre rejas, es la responsable como promotora de los macabros planes desestabilizadores con resultados negativos incluso para su propios seguidores, a quienes mantienen engañados en el supuesto de que van a salir de Maduro y acabar con el chavismo o con lo que ellos llaman “castro-comunismo”.

Es muy bueno que se haya procedido sin temores de ningún tipo, aunque habría que aceptar que para los criminales guarimberos va a ser la oportunidad, si es que se lo permiten las fuerzas del orden, para enarbolar otra bandera y por esa via intentar arreciar sus acciones vandálicas, ya aquí en San Cristóbal se han hecho sentir con el ataque a la UNEFA y a la Sede del PSUV, en donde actuaron con toda libertad, sin que nadie se lo impidiera, esto lo afirmo porque pasé por dicha universidad, nadie me lo contó y conversé con la GNB, a quienes les pregunté por qué no procedían contra los autores del atentado que estaban en actitud burlona a poca distancia de ellos, cada quien con su morral, cargado de insumos para sus guarimbas y la respuesta fue que ellos no querían que siguieran llamándoles los malos.

Lamentable respuesta, que no extiendo a todo el cuerpo castrense pero que me dejó razonablemente desconcertado.-

Cada día que amanece tenemos que vivir nuevas sorpresas, por acá queman una buseta, por allá un taxi en el que se trasladaba una anciana discapacitada y logran que el taxista cuyo instrumento de sustento para su familia es su carro, llore impotente y desesperado mientras es el blanco de la burla de seres que ya no merecen ser llamados personas, porque han traspasado el umbral de la racionalidad y actúan como fieras rabiosas destruyendo y matando.

Cada día se cierra el cerco de barricadas que obstruyen las vías internas que permiten a los ciudadanos salir de sus casas, llevar a sus hijos a los colegios, aprovisionarse de los indispensable para vivir.

Ahora les ha dado por bautizar a sus guarimbas con diversos nombres, quienes les apoyan, a pesar de ser víctimas del secuestro impuesto les tratan como huéspedes, le llevan alimentos, les permiten sus casas para hacer sus necesidades y depositarlas en bolsas para usarlas contra la GNB si es que se les acerca, montan shows de bailo terapia, montan sancochos y convierten las calles en escenarios para sus francachelas etc., mientras que si por mala suerte algún chavista es su vecino, tiene que soportar los insultos más degradantes, caceroleos permanentes y vivir una vida de desesperación o buscar la manera de mudarse con su familia en la esperanza de que este infierno algún día termine, así me tocó a mi salir muy temprano y regresar muy tarde por la noche desde donde una de mis hijas, allí, afortunadamente, todavía, no han montado barricadas, a trabajar no puedo salir, porque si lo hago debo regresar antes de las 11 am, pues a esa hora cierran todas la vías de acceso a la parte alta de la ciudad, donde vivo. Esto le sucede a miles, lamentablemente.

Y como no nos queda otra salida, que la resignación y orar porque aquí suceda el milagro que con envidia vimos por la tele, sucedió en Chacao, Dios se apiade de nosotros y más temprano que tarde el comando anti golpe, encuentre la formula para liberarnos de este secuestro colectivo que vivimos y padecemos por la desgracia de ser minoría, bajo un gobierno de un Alcalde criminal, dispuesto a lo que sea, creyendo que por la vía escogida va a lograr sus objetivos y que la mayoría circunstancial que tiene le da derecho a llevar esta ciudad al desastre que estamos viviendo donde no se sabe que nueva desgracia, tengamos que lamentar cuando amanece cada dia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1374 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas