Las urgencias del chavismo

El “plan salida” impulsó las “guarimbas” como mecanismo de violencia y  destrucción para sembrar temor y terror en la población hasta lograr la salida del Presidente Nicolás Maduro. Exacerbó la violencia, provocó muertes y destrucción de bienes públicos y privados. Nunca tuvo apoyo popular sólo la clase media participó, aplaudió y celebró. La MUD juega al doble discurso para afinar una estrategia común. Las “guarimbas” están derrotadas. El “plan salida” sigue aunque la MUD se desintegre. El país se angustia y el chavismo continúa engatillado sin respuesta política para enfrentar nuevas urgencias.

La convocatoria de Leopoldo López y María Machado sólo ha sido atendida por sectores de clase media. Desatando una violencia nunca vista en el país. Esa clase media que se desgañita entonando consignas banales como “NO QUEREMOS PATRIA, QUEREMOS HARINA” es la misma que considera sus logros materiales y ascenso social como el producto de un esfuerzo que les permite imitar los ideales de las clases dominantes.

Esa clase media derrochadora, alienada y consumista es un producto histórico del viejo modelo “puntofijista” que le garantizaba migajas de la renta petrolera en nombre de la miseria de la gran mayoría y la acumulación de capital de una oligarquía subordinada al capital transnacional. Esa clase media no se conforma con lo que obtiene del trabajo. Quiere viajar y adquirir tal o cual perolito (productos suntuarios) que se adquieren con dólares en el mercado digital. Cosas mediocres y hasta “sublimes” que suponen carácter humano cuando son resultado de un proceso histórico. Por eso se sugestionan con consignas banales que le resultan alentadoras.

Esos sectores de clase media, que incendian el país, trancan vías, aúpan francotiradores y celebran el asesinato de un motorizado con una guaya colocada para tan reprochable objetivo, representan un elemento fundamental para desarrollar conductas fascistas. Son sectores sociales, seducidos y envanecidos por el mercado, que idealizan el mito racial según el cual  todo progreso se basa en la lucha por la prevalencia del más apto (raza Aria-creadora de cultura), la exclusión del más débil por ser solo portador de cultura (niegan el poder creador del pueblo)  y el exterminio de quienes consideran enemigos de sus intereses individuales. En Alemania, los nazis, masacraron millones de judíos por considerarlos una raza “destructora de cultura”. En Venezuela, para la clase media, el chavismo simbolizaría el judaísmo. De allí el odio inexplicable de un sector social que se deleita en la exaltación de la apariencia y el individualismo como estilo de vida.         

El Comandante Chávez comprendió, cabalmente, la estructura de clases de la sociedad venezolana y la necesidad de incorporar amplios sectores de la clase media para impulsar la transformación social y económica. Realizó esfuerzos en ese sentido. Potenció su participación y capacidad adquisitiva. Luchó contra la lógica de “si no estás conmigo, estás contra mí” que se ha utilizado para dividir el país. Quizás esos sectores sociales han visto en peligro estos logros por políticas monetarias y fiscales que pueden responder a un momento coyuntural y nunca a la esencia del proyecto Bolivariano.

Ante la nueva realidad del país, no basta con repetir consignas. Hay muchas urgencias: Una ofensiva nacional de abastecimiento que reivindique la Soberanía Alimentaria como política de Estado. Acabar las colas con eficiencia. Reafirmar, con eficacia productiva, el carácter social del nuevo modelo económico. De nada sirve asumir el control de una empresa para dejarla en manos de una burocracia improductiva. Necesitamos producir y, entre tantas, tenemos la urgencia de atender y entender la realidad de una clase media que, como  parte fundamental del Proyecto Bolivariano, necesita reconstruir sus significados históricos y levantar las expectativas que le fueron suspendidas con la aplicación de una guerra no convencional, una “guerra de cuarta generación”…tenemos la urgencia del encuentro nacional para construir Patria…el gobierno sigue en esta tarea…el chavismo sigue engatillado?.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1620 veces.



Darío Morandy


Visite el perfil de Darío Morandy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas