Guarimba de clase

Protestas terroristas y repletas de un descarado gen disociado, dominaron la escena en las trincheras de lucha de grupos de jóvenes con mayoría de menos jóvenes, las alcaldías del ramo opositor de extrema derecha no retiraban los escombros venidos de los lugares más recónditos de las viviendas, desde una tina de baño de vieja data, hasta colchones usados mil veces, las acostumbradas montañas de basura no retiradas por quien debería hacerlo, eran removidas parcialmente ante la queja reiterada de los propios vecinos, trabajadores que viven en Catia o más allá, sorteaban como podían el innumerable tropiezo encontrado a fin de llegar a sus lugares de trabajo en el Este a veces bien adentro.

Desde el año 2004 no disfrutaban los hijitos de papá de una libertad según ellos arrebatada por el régimen chavista, consignas como esta, dominaban el mensaje transmitido “Prefiero un año sin carnaval que una vida entera sin libertad”; “ SOS- Venezuela no se rinde”; “ No a la cubanización de Venezuela”, entre otras de significados insulsos e insultantes.

Quedó en evidencia la clara manifestación de la lucha de clases, fin de mundo, los ricos protestando porque los pobres van a ser ricos, los ricos tomando la calle en lugar de ir a raspar cupos, uno que otro armado a lo rambo se paseaba pavoneando ante la mirada aprobatoria de estos chamos provenientes de la Universidad Metropolitana, UCAB, Santa Rosa y de liceos privados, quienes gozaron de un período de suspensión de clases para que demostraran de que clase social provenían.

El cerebro habría que examinarlo con la idea de extraer alguna razón valedera, salvo que no sea aquella de expectativas creativas conjurada como Venezuela colonia de Cuba. En fin guarimbas de clase enmarcadas en el más absoluto desconocimiento de la CRBV y sus leyes y de las elecciones, a cuya la sola mención, la respuesta era “trampa”, nos las robaron.

Si en verdad, la cara que apenas mostraban al paso de vehículos por el pedacito de vía que en oportunidades abrían, quizás porque atrás venía una tía o el abuelo, era de ensueño, de particular manera de demostrar el tipo de lucha, como cerrar la vía a las cuatro de la mañana e irse de inmediato a dormir, con luchadores así, cierto es que la patria se desvanecería pronto pronto y pronto.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1448 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a183468.htmlCd0NV CAC = Y co = US