Nunca tienen miedo

Siempre dicen lo mismo –cualesquiera sea el personaje de la oposición- pero, en su mayoría son de PJ y, a las primeras de cambio esa es su respuesta: no tenemos miedo. Y, después dejan el pelero por no decir otra cosa que los embarra en su huida.

Y sin miedo ninguno han cogido la embajada cubana de sopa y, eso en ellos es caldo morado desde que Capriles la tomó e hizo que el personal cubano que laboraba allí tuvo que comerse los muebles y los cables sin tomar agua y, ahora con los estudiantes de guardia al frente de la misma con su huelga de encadenados, a lo mejor los ponen a comer cadenas indefinidamente, ya que su presencia no cesará con fe de vida o sin ella y sus profesores van a tener que ir a dictarle sus clases con la buena intención de que sigan siendo excelentes estudiantes.

El motín que presumen montar en lo adelante ha cogido fuerza que hasta Soledad Bravo los va acompañar con su canto que para una inmensa mayoría de público internacional que ella perdió: dejó de tener sentido, pues no hay entendimiento ni razón que les dé algún ejemplo valedero y, más de un personaje que una vez fue –y, qué de izquierda- y, ahora se arropa con la bandera de los EEUU y, eso por demás es un apoyo moral que les va a dejar una luz de quietud a los fogueados estudiantes que cerca de esa embajada permanecen.

Y, como el show debe continuar con intenciones de confrontación hacia el Gobierno Nacional por la enfermedad del presidente Chávez y de “elecciones ya” como lemas de PJ que, desde hace tiempo ven a Capriles presidente forrado de su banda tricolor y su gorra de las siete estrellas que lo tienen más loco de ganas de pasar de mal gobernador de Miranda a mal mandatario neoliberal desde Miraflores.

Y, por lo que se ve y el giro que está tomando el jueguito estudiantil con cadenas que los entrelaza y bien resguardados por demás por la presencia militar y, sus derechos humanos que, plaza Altamira va a perder su efecto primario como eslabón de incitación a lo que salga con tal de tumbar al gobierno y, lo de la embajada cubana está bien dilatado por los provocadores del momento como lo es el partido de la ultraderecha PJ y, más en este momento con su chorrera de diputados delincuentes que no hay uno que se salve y dé la cara y combata la inmoralidad que se ha enquistado entre ellos como eslabón corrupto de los copeyanos.

Entonces, la consigna mediática que se vende como arroz con pollo: “todos a la embajada “invasora” a defender nuestros derechos que puede ser el despertar de la sociedad civil”-les faltó, decir, que nos lleve al poder a joder a los chavistas.

También se corre por los medios que para reparar la “soberanía perdida” se hace necesario la presencia de Maruja Tarre y de Carlos Sicilia para que auxilien a Soledad con un coro apretado de justicia que la ayude a desenvolverse en su actuación que provoque presión rítmica con sones que salieron de Cuba desde que Fidel llegó con su revolución y, ella en atención al mal momento estudiantil tiene que rendir al máximo con “toma lo tuyo Fidel” y, “Chávez vente ya” o, “Chávez quédate allá” que están en el álbum de su porvenir inmediato y rematará con “a Cuba yo no la quiero” que es la mejor composición de Antonio Ledezma.

Por lo que se hace imprescindible que estudiante que se respete y aspire a graduarse con las mejores calificaciones partidistas tiene que dejar su presencia como asistencia en el libro de personas importantes frente a la embajada cubana que es de vida o muerte de PJ y de Leopoldo López.

estebanrrojas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1245 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a159494.htmlCd0NV CAC = Y co = US