Reflexiones para la MUD

Resulta asqueante, por lo repetitivo – 10 años – que existiendo tantos hechos positivos en el país, producto del proceso en marcha, reconocidos por gobiernos y pueblos del mundo, hayan personas tan obtusas, tan lerdas, en comprender la realidad; ocasionándole daño a la oposición democrática y necesaria. Viven de los runrunes tarifados, no proponen nada. Creo que conscientemente se han transformado en una especie de ortodoxos costumbristas dogmaticos antichavistas.

El ultimo runrún del Sr. Bocaranda fue “el tiempo demostrará el fraude que representa la rimbombante revolución socialista del siglo XXI”. Por ello quedan al desnudo sus verdaderas intenciones. Denuncian corrupción en todo, denuncian a las Instituciones fundamentales de la República, violencia y desconocimiento de derechos humanos, que no existe libertad de expresión, que el odio, que la polarización; o sea, somos según estos voceros de la MUD, un Estado forajido. Su única propuesta es salir de Chávez, con la esperanza de poder destruir el proceso democrático de socialización, de independencia y soberanía económica y política. Continúan subestimando el valor del pueblo.

Hablar de corrupción a la inmensa mayoría de venezolanos de bien, que está consciente del daño que le ocasiona a este Gobierno o cualquier gobierno, independientemente de su signo ideológico, requiere de credibilidad, se tiene que hablar con objetividad, debe proponer en base a sus conocimientos las acciones para contrarrestar la mala costumbre del soborno con que corrompen al funcionario público y al que no también. Para combatir al corruptor y al corrompido, no es suficiente decir lo que siento y pienso y menos aun si lo hago desde una óptica partidista carente de objetividad. Hoy se derrota la corrupción con políticas de Estado y Leyes Infalibles, como decía el Libertador Simón Bolívar. Por supuesto que también existen funcionarios carentes de reglas y de conducta consciente, que se creen la prioridad olvidándose del objetivo de su trabajo por carecer de moral. Este o esta funcionaria es sobornable.

El presidente Chávez, sobre este tema ha hablado con transparente crudeza: a partir de la V República entramos en una transición que requiere de un hombre y una mujer nuevos, quienes enterraran definitivamente las estructuras viejas carentes de moral (que se niegan a morir).

Las políticas de Estado requieren de la participación y compromiso consciente de la oposición, que debe ser democrática; porque es la única forma de que nos reconozcamos y se respeten las Instituciones del Estado. Es la regla, el ordenamiento moral para la convivencia. Sin duda esa no es la acción ni la actitud de la MUD.

A raíz de las derrotas del 07/O y 16/D, opinadores, periódicos e incluso voceros de la MUD, afirmaban que era necesaria una reflexión y evolución de la oposición, lo cual parecía lógico. Pero en medio de los obtusos, y calculados runrunes y ruidos confusos, el gobernador de Miranda envió una señal de reflexión que inmediatamente el sector desestabilizador acalló con el apoyo mediático. Se sintieron obligados a puntualizar que ellos cuentan, en la transición que determinó el futuro Secretario de Estado John Kerry, con su política exterior, cuando éste delineó que se “desplegará en el mundo para que EE.UU siga siendo indispensable” y se entusiasmaron mas, cuando les ofreció al Partido Republicano “trazar un patrimonio económico que reconozca que la Fuerza y los Objetivos de Estados Unidos en el extranjero depende de su fuerza…”

Los Ramón Aveledo, los Diego Arrias, los Ledezma, Los Julio Borges, los Andrés Velásquez, las filiales de las Corporaciones mediáticas y empresariales, sus voceros de runrunes y ruidos; incluso el Semanario “Quinto Día” se atrevió a preguntar en una mancheta “¿y qué es lo que quiere el flaco?” han estimado que es el momento de atreverse a mostrar toda su fuerza. Por eso más que ataques, es el desconocimiento a la Asamblea Nacional, al TSJ, la incitación a la FANB. Porque la estrategia del sector golpista es que el Gobierno es ilegitimo y sus acciones son para “salvar las Instituciones” dicen los voceros.

Han hecho de la mentira un arte calculado, coordinado interna y externamente. Su torpeza para comprender la realidad de un pueblo, que gracias a Chávez, se politizó, que cada día analiza el poder en todas sus manifestaciones políticas, económicas, sociales, militares, mediáticas, y por ello comprende el fraude que sí representa la MUD golpista; que continuara fracasando porque no tienen pueblo, porque no tienen un Plan de País.

El PSUV, el Gobierno e Instituciones del Estado desde hace 10 años han manifestado la necesidad de una oposición seria, responsable, que demuestre que su prioridad es Venezuela.

El pueblo mayoritariamente apoya sus Instituciones, en defensa del estado de derecho, de su democracia socialista y bolivariana, con el presidente Chávez a la cabeza. La oposición debe comprender que si las circunstancias, obligan a una transición, nos conviene a todos entender y aceptar que Chávez nos ha rescatado en el alma el espíritu de libertad, justicia, soberanía e independencia que ustedes, durante la cuarta, habían logrado aletargar con represión, en aparente indiferencia e indolencia. Deben entender que existe la consciencia de defender la voluntad del pueblo, que Chávez estará durante muchos años guiando nuestras expectativas y esperanzas de vivir viendo con dignidad y orgullosos de ser venezolanos y latinoamericanos.

Todos y todas tenemos cabida, solo que las y los voceros deben reflexionar y aceptar que los y las socialistas somos mayoría, y cambiar ordenando sus prioridades respetando la Constitución de Venezuela y sus Instituciones.


gmesino@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1524 veces.



Guillermo Mesino


Visite el perfil de Guillermo Mesino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guillermo Mesino

Guillermo Mesino

Más artículos de este autor