Inventar un nuevo metodo productivo (II)

Si es posible. Con una nueva lógica del conocimiento que nos enseñe que la lógica natural es servir al ser humano y que este no debe afectar con sus acciones su esencia misma al relacionarse irresponsablemente con los otros seres vivos y medio ambiente.

La nueva lógica del conocimiento debe encaminar que el ser humano se entienda desde la perspectiva de que es parte esencial de la naturaleza. Entonces el paradigma consciente será preservar la naturaleza toda, no la acumulación de dinero o el consumismo; la convivencia, la vida dejara de ser una dramatización absurda. La tecnología, las finanzas, las creencias religiosas no deberán ser consideradas poder para crear situaciones que obliguen aceptar condiciones que desconozcan la lógica natural.

El ser humano, igual que todos los seres vivos, minerales, sustancias químicas, gases, etc., tienen sus propiedades características que forman parte de un orden único superior en el equilibrio universal. Si desaparece uno de ellos, se afecta el equilibrio. De allí lo vital de la necesaria lógica de cambiar el método de producción.

El hombre es el único ser vivo conocido que tiene la facultad para pensar y asociar conceptos, comprendiendo así los conocimientos. Pero, por aquello de que el ser prefiere el placer a la realidad, este gusto permite que normalmente la personalidad inconsciente de su ser se imponga a su personalidad consciente. El bombardeo constante de publicidad le impide pensar en resolver de raíz la realidad que le es común en su medio ambiente.

El ser humano siempre ha tenido la creencia que su calidad de vida está asociada a acumular benes materiales. Debe cambiar su cultura capitalista. De allí lo vital de que el sistema educativo cambie el método y pensum de la enseñanza, que le asigne al desarrollo de las facultades intelectuales y morales del niño, niña, el tiempo necesario para encaminar la virtud de pensar en soluciones de problemas o necesidades comunes. Tomará conciencia del deber de ser eficiente en su accionar, porque el mantenimiento del orden depende de todos, que el cambio de método de producción es fundamental.

En Venezuela, gracias al proceso de cambio en lo político, económico y social, se reinicia una consulta para toda la nación, sobre la calidad, tipo y modo del sistema educativo que el país necesita hoy y para los próximos años; se espera que la oposición reflexione y no sabotee iniciativa tan importante para el devenir y participe con sus convicciones.

Observemos los ejemplos del sueño americano de los gobiernos de España, Grecia, Portugal, Francia y el mismo EE.UU, donde su lógica capitalista, es decir, sus conocimientos aplicados para incrementar su capital, fracasaron porque su lógica es contraria a la esencia de la vida en convivencia. Su producción anual, su P.I.B, no alcanza para pagar sus gastos operativos de la administración pública, ni obligaciones sociales con su población, menos para pagar sus deudas financieras; con lo cual cada año se endeudan más, sus bancos centrales emiten cada vez más monedas sin el respaldo producto del trabajo, agudizando su crisis hasta llegar a un déficit que se va acumulando anualmente, haciéndolos Gobiernos insolventes.

Hoy, el imperio norteamericano ante estas crisis financieras recurre a su fuerza militar, planificando escenarios de guerra que le resuelvan su déficit económico.

Las naciones que no tienen esa fuerza inútiles porque no resuelven, sino que agravan la economía global las anulan uniendo y organizando la fuerza laboral, en un método productivo humanista y eficiente.

El origen de la desunión de la clase trabajadora en Venezuela, se inició en 1930, cuando se consolido como mono-exportador de petróleo. Lo ineficaz del modelo político existente en la 3ra y 4ta Republica, queda demostrado cuando hoy continuamos siendo exportadores de materia prima. Lo que nos hace económicamente vulnerables.

El fin de las empresas del norte era llevarse el petróleo y el hierro; estratégicamente debían controlar los gobiernos y tácticamente dividir la incipiente clase obrera. Inició separando al trabajador petrolero de sus iguales, creando los campos de habitación para profesionales y para obreros. En Guayana, la hoy Ferrominera hizo lo mismo.

La división se consolidó con los HCM, subsidios para educación y alimentos (comisariatos), transporte. Esta división contribuyó al burocratismo clientelar partidista y a la corrupción, que esta permeara perversa a todos los niveles de las actividades productivas o no, publicas y privadas.

El reto del legado de Chávez, es también inventar un método productivo, humanista y justo que respete los equilibrios de la naturaleza.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1183 veces.



Guillermo Mesino


Visite el perfil de Guillermo Mesino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guillermo Mesino

Guillermo Mesino

Más artículos de este autor