¿Un futuro sin oposición?

Pildoritas 44 (año V)

Colocarse en los zapatos de quienes al más alto nivel del antes comando tricolor y ahora Venezuela, es una difícil tarea, basta con imaginarse lo que se cuece en los cenáculos del majunchismo cuando los supuestamente más capacitadas lumbreras, tienen que tragar grueso, para no tirar la toalla, ante el comportamiento, la arrogancia, los desaguisados, su demostrada incapacidad de expresión para poder decir algo que convenza y no que espante a los posibles votantes, que con demasiada frecuencia demuestra el, en mala hora, escogido como abanderado de la derecha venezolana.

Todo comenzó cuando proclamándolo, se limitó a leer un papelito, en un acto de tamaña importancia, para no decir nada, no dejar ni un mensaje, sin contar por supuesto los hechos que le antecedieron con la payasada de las primarias; luego siguió la designación del Jefe de campaña, Armando, que no se sabe si es el mismo de la famosa acta policial, algo que alguien debería aclarar, que ellos saben pero que parece se ha echado al olvido, por aquello de la no discriminación sexual, después cual error ambulante “el hombre de la escalera”, ha devenido en una cadena de metidas de pata, que para lo que ha quedado es para alimentar la pluma sobre todo de caricaturistas, que ya no dan a vasto con tanto material que les llega de esa inagotable fuente de inconsistencias, políticas, culturales, carismáticas etc.

Por otro lado los columnistas, conductores de programas, editorialistas de la talla de Miguel E. Otero y el bien llamado “teochoro”, cada vez que escriben o dicen algo, intentando presentar un país como si quienes aquí vivimos fuésemos ciegos, y ni que lo fuéramos, porque es seguro que quines tienen esta deficiencia se han dado cuenta del enorme cambio en positivo que este país vive con la revolución, es decir hasta los ciegos han abierto los ojos para ver dónde está la verdad; esos no le ayudan en nada, con todo lo que dicen y escriben lo que hacen es contribuir cada vez más al hundimiento de un barco, en este caso autobús que progresa pero en su caída en un abismo del cual no se tienen noticias ni antecedentes en este país.

Lo de las cartas que algunas mujeres pobres, que seguramente eran asiduas de globovisión, le entregaron en el Zulia para que las tirara a la basura, es el acabose, eso no admite justificación alguna es lo que llamaría alguien de funesta recordación un autosuicidio.

Por esa incapacidad inocultable, que cada día se refuerza, cuando el hombre abre la boca, ya como que no nos queda otra cosa que pensar que aquí va a llegar el día en que no exista oposición, algo grave para una democracia y que tendrá que ser resuelto por la misma revolución. ¿Cómo?, ¡Vaya usted a saberlo!, amigo lector.

Ahora bien, el hombre está en campaña en la cual lo que ha logrado es convencer cada día a más gente de que como Chávez no hay, convencer a más pueblo de que como no tiene nada que ofrecer, porque todo está hecho o haciéndose, todo lo que dice tiene que basarse en falsedades que se le caen cuando sus oyentes, miran alrededor y se ven rodeados, de barrio adentro, CDI, Mercales, Pdvales, la UBV municipalizada, gente, muchos de ellos mismos, alfabetizados, el deporte consiguiendo honores para la Patria, millones de ancianos recibiendo su pensión al día equiparada al sueldo mínimo, la cada día más, acercándose a la meta de vivienda para todos, de la Gran Misión Vivienda Venezuela, los logros en las políticas para la producción de alimentos, las canaimitas y mil etcéteras más que sería muy largo enumerar, todo ello que le augura una derrota sin precedentes al majunche y éso que el Comandante no ha salido al ruedo, y aunque no saliera, este pueblo está tan resteado y agradecido con su obra, que solito, sin él le puede garantizar una contundente victoria. “Así son las cosas”, diría un antiguo copeyano, devenido en modelo de carne asada. Venezuela quiéralo o no el majunchismo, Uribe, el imperio y todas las derechas juntas del mundo, tomó el camino de la Revolución y con ella el del socialismo, para no regresar más a etapas superadas definitivamente.-


yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1191 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: