Sólo eso nos faltaba: que Cecilia Sosa Gómez fuera candidata de…

¿Es qué las mujeres como Cecilia Sosa Gómez, exmagistrada, de la Corte Suprema de Justicia, no tienen nada qué hacer en su casa que ocupe su tiempo en algo real que beneficie o, dignifique el país o, por lo menos que enriquezca el pasatiempo de su vejez que hacia allá va, ya que como política fugaz, asociada a esos golpistas de oficio, no va a llegar al cielo de sus sueños y más con su pesado decreto que fusiló a Pedro Carmona Estanga.

¿O es qué acaso no saben hacer otra cosa que las distraiga en algo provechoso en su calidad de mujeres y, no desempeñar el ridículo cada cierto tiempo? Y, ahora a ella, le dio por ser “competidora” dentro de la MUS a, aspirar a qué, porque bien sabe que allí no tiene vida entre ese puñado de incapaces que como pillos bien entrenados del mal de la dialéctica cansona e idílica se masturban de soñadores del poder y, se han lanzado con su ristre de mentiras a embaucar y a enterrar de por sí a la oposición más, de lo que está en el terreno político y, a ver a quiénes pueden contagiar dentro del río revuelto que es el escualidismo venezolano y, que muchos imbécilmente caerán en su trampa de seguirle la corriente, tal como María Corina se los pide y Cecilia Sosa entre ellos sin la más mínima opción de complementar ni siquiera un momento de su psique.

Ella –Cecilia Sosa- bien sabe que la puso y sabe a lo que me refiero, más de una vez siendo presidenta de la Corte Suprema de Justicia como magistrada principal, fue la que aprobó con el visto bueno de sus colegas de entonces, que, las trasnacionales petroleras extranjeras explotaran a su antojo la faja bituminosa de petróleo del Orinoco en detrimento de la nación y que además debe ser su orgullo que se prestó a que adecos y copeyanos realizaran tantas marramucias en los tribunales, donde había tribus y mafias enquistadas que hacían de las suyas en los años en que ella ejercía la presidencia del poder judicial o, quizás lo olvidó.

Ahora se nos presenta como una luz de ampliación difusa en vista de los tantos apagones a que nos tiene acostumbrado Corpoelec y a ella se le antoja que nos puede sacar de las tinieblas sucesivas de la oposición y en vez de estar en su hogar escribiendo las memorias de su embrollado pasado o. quizás ensartando una aguja de piedad que nos consuele de paz, nos viene a vender su candidatura a las primarias dentro de la MUS que con sus medios de comunicación que financia la oligarquía y entes extranjeros vapulea a la mujer venezolana que de alguna manera ejerza un cargo público y, no he visto que ella como buena decretista haya asomado algo en su favor que sea elocuente de mencionar para la dignas y revolucionarias mujeres venezolanas.

Cecilia Sosa, en vez de ponerse a soplar botellas políticas de esperanza tardía que, con la imaginación que tiene, le sería más provechoso ser rebelde que, prestarse de comodín imperial en un concurso que más bien parece de belleza, donde hay una miss yanqui que aspira a ser miss República y otros candidatos enardecen y atemorizan con su pasado y, quizás habrá alguno que no ha despertado de la resaca que lo invade y, todos sin particularidad alguna de la excepción como candidatos opositores y, posiblemente será uno de ellos el entreguista de nuestra soberanía como amante del Norte.

Solamente, esperamos a su favor que no se desista rápido en su manía de su derecho de ser candidata con la inmensa responsabilidad de ser una aspirante de la MUS a la presidencia de Venezuela y, que si en el período pasado declinó temprano por el filósofo Manuel Rosales, ésta vez no la haga por otro igual o peor que un mazamorro.

Que fantástico sería si las mujeres como Cecilia Sosa Gómez, se entusiasmaran en ponerse a leer y a producir a favor de Venezuela sin intriga ni odio, sino con la verdad que da la moral y la ética a conciencia de las mayorías y con la razón por delante y, quizás de acuerdo a su estabilidad y buen juicio muchos la recordarían por no perder el tiempo en necedades y enredos políticos que más bien se van en la distracción de un momento.

Esteban Rojas
estebanrr2008@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4178 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a129787.htmlCd0NV CAC = Y co = US