De Rafael Febles a Alberto Nolia. Por si no lo han olvidado

Del catecismo obligatorio a la izquierda acomodada

La mejor defensa de la Constitución está en su propio texto y letra, la mejor defensa de alguien está en si mismo. Como aparentemente se olvidó mi caso, me veo en mi propia defensa, quizás, dirán algunos como efecto de la vanidad, otros en justicia de lo que a otros le ha pasado y los que lo hicieron, como producto de una falta administrativa nunca explicada. Quitemos las caretas y hablemos por la calle del medio.

En la escuela primaria católica era obligatorio el aprendizaje del catecismo de cabo a rabo y como lectura de un telepronter, de memoria, teníamos que vomitarla sin una letra menos, orgullosos padres, familiares, vecinos y afines. Que muchachos tan estudiosos y buenos exclamaban a toda voz, no había manera de evadirse.

En la revolución bolivariana es obligatorio el aprendizaje del acomodo e inserción de quienes ahora son de izquierda y ostentan cargos de dirección, es decir, que haber participado por ejemplo en una huelga contra la directiva de un periódico en tiempos de la cuarta, es suficiente aval para declararse o ser calificado de izquierda.

Lamentablemente, aunque lo había echado al saco roto, por aquello de la inutilidad y por que no de la tranquilidad, y de acuerdo a lo que continúa pasando en los medios del Estado, entre otras cosas, porque siento que quienes escriben ahora respecto al más reciente caso, se les olvidó o desconocen que el primer caso de este tipo, programa radial fuera del aire, año 2003, tiempo después de la recuperación de la democracia revolucionaria, en RNV, se me sacó violentamente de la programación con argumentos falaces como falta administrativa, indisciplina de un productor independiente.

Lo cierto es que luego de ser la tribuna y desahogo de cientos de compatriotas ante el golpe de Estado y el sabotaje petrolero, testigos, los que para la fecha conformaban la esquina caliente en la Plaza Bolívar, quienes recogieron firmas y fueron hasta la radio, reclamando tal medida y a nivel nacional llamaban a la radio a los diferentes programas, cuya respuesta fue el silencio y otras banalidades para no “comprometerse” ante quienes le garantizaban continuar en el aire, reposan en mi poder no se para que, las firmas recogidas que ante tanta miseria humana decidí aceptar los designios del destino y continuar la lucha a través de otros medios y formas.

A esta fecha, la escritura ahoga mi tiempo y el programa persiste con el mismo nombre “Actores Económicos”, en otra radio privada de la capital, el caso es, que de nuevo arremete la inconformidad ante la transmisión de la verdad, no estoy muy seguro sobre el caso de Tania Diaz, sobre quien se dice, manda más que Romero Anselmi en el canal 8 y casi seguro estoy que el programa saldrá al aire de nuevo.

Con respecto a Nolia, tengo información que adquirió parte de Radio Rumbos y se molestó cuando el MINCI centralizó la publicidad de todos los organismos públicos, lo que fue una medida absurda y algo delicada, por la discrecionalidad en el otorgamiento de pautas publicitarias, sabemos como se maneja esto. Pues bien, a estas alturas del juego, podemos hablar de la conformación de un grupo de periodistas casi todo conformado por mujeres, que son las que mandan y se equivocaron con el nuevo horario de Aló Presidente. Nunca dicen absolutamente nada en relación a estos casos, como no dicen nada, el resto de conductores de programas en radio y televisión, desde viceministros hasta directoras de radio, el poder para usufructuarlo en la más clara y determinante forma de vilipendio.

Mucha preocupación existe hoy día en la población venezolana de a pié por la impunidad generalizada y demostrada valientemente por Alberto Nolia, aunque creo no es por ello, que sale del aire en radio y televisión, la vorágine del poder lo desaparece ante presiones, el único que se ha salvado, aunque le tienen unas ganas tremendas es Mario Silva, y esto debido al apoyo relativo del presidente. Es que no se han dado cuenta que quien se atreve a denunciar es defenestrado, ya empieza una campaña contra Carlos Escarrá por declarar sobre los magistrados del Tribunal Supremo, como internamente ocurre con Iris Valera y Luís Tazcón, quienes en mi concepto combaten al enemigo que tenemos dentro.

Con este escrito finalizo mis entregas a Aporrea y otros medios por Internet, hasta tanto finalice una investigación colegiada sobre el futuro económico versus el socialismo que se propugna, no quiero despedirme por ahora, sin hacer un llamado sincero al ciudadano presidente, el lo debe saber, en el medio comunicacional, no todo lo que brilla es oro, meta el ojo y exija declaración de patrimonio, consulte a la Comisión Nacional de Valores sobre quien tiene adquiridos papeles y tendrá sorpresas desgradables. Quien requiera mayor información puede dirigirme correo personales, no quiero hacer público otras cosas, porque la revolución no se merece lo que tantos malos hijos están haciendo en su nombre.

rafaelfebles@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2864 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a32777.htmlCd0NV CAC = Y co = US