Rumores difundidos incluso por medios comerciales

Anunciaron durante 48 horas la falsa muerte en Cuba del Presidente Chávez


La campaña electoral del 7 de octubre para elegir el presidente de Venezuela, se sostiene con una diferencia a favor del presidente venezolano Hugo Chávez, de más del 20 % en la intención de voto, alcanzando el 55% de apoyo de los venezolanos, mientras el candidato de la denominada Mesa de Unidad Democrática (MUD) Henrique Capriles no alcanza el 30%, según lo informado por varias encuestas nacionales e internacionales.
La gran diferencia que muestran las encuestas reflejan claramente la poca aceptación que tiene el candidato de la MUD, que luego de ser elegido en las “primarias” de los sectores de derecha que la integran, muchos se preguntan porque Capriles no ha podido remontar en las encuestas. Una de las razones es la ausencia de una propuesta política y económica para Venezuela. Por otra parte el intento de presentarse como candidato “progresista”, elogiando al ex presidente de Brasil Ignacio “Lula” Da Silva demuestra la falta de sinceridad ante el electorado, ya que esencialmente él representa a los intereses de la derecha del Opus Dei y los grupos sionistas de EEUU, además de ser integrante de la familias de la alta burguesía, el área inmobiliaria y los medios de prensa privados.

Por otra parte el mandatario venezolano sigue en su tratamiento médico, pero sin dejar de trabajar en su propuesta de país, en las líneas estratégicas de la revolución bolivariana, avanzando en la misiones de Vivienda, Salud integral en los barrios y en los distintos niveles de atención, como en la misión Amor Mayor (para las personas de la tercera edad), donde las pensiones de jubilación se han ampliado a sectores que nunca pudieron cotizar, pescadores, amas de casa, trabajadores independientes y además tienen el beneficio de utilidades (aguinaldo) de 3 meses, así como el aumento anual que se le otorga a los trabajadores en actividad, algo inexistente en muchos países de América Latina.

La oposición comienza su campaña desestabilizadora en Venezuela

Recientes campañas de rumores y sabotajes al tendido eléctrico de varios estados de Venezuela, van conformando el doble discurso de la oposición. Mientras hablan de su participación en las elecciones presidenciales del 7 de octubre, se reúnen con la derecha internacional el Partido Popular (PP) de España, con la ultra narco derecha colombiana, encabezada por el ex presidente de Colombia Álvaro Uribe, con los sectores de la derecha de Miami, y también se reúnen con figuras del sionismo de Israel.

En esa estrategia desestabilizadora los días 19 y 20 de abril del 2012, montaron una información sobre la muerte en Cuba del presidente Chávez, por la vía de mensajes de texto, donde se decía “que médicos cubanos del equipo que lo atienden en La Habana decían que no resistió el tratamiento de radio terapia y falleció”, la mentira también fue legalizada por los medios de prensa privada, CNN y GLOBOVISION, y por algunas agencias de noticias privadas. También en ese fin semana instrumentado por la derecha criolla y los EEUU, se habló de un golpe de estado realizado por la Marina venezolana, mientras por otro lado se informaba que el Presidente de la Asamblea Nacional (AN) Diosdado Cabello encabezaba un golpe de estado con un sector de militares, ante el falso deceso de Chávez.

Otra de las técnicas de esta campaña desestabilizadora es crear malestar en el pueblo venezolano, creando acaparamiento de alimentos y falsa escasez en las redes comerciales, o el sabotaje de las líneas de electricidad. En estas últimas semanas se han efectuado varias cortes de cables en varias torres, dejando sin energía a los Estados Anzoátegui y Sucre, y varias cortes en otras ciudades del país. La incapacidad de enfrentar la candidatura de Chávez, así como la poca credibilidad de Capriles, ha generado desesperación en los sectores de ultra derecha, tomando mucha fuerza su tesis de objetar el triunfo del mandatario venezolano, gritando fraude, para así intentar crear una salida, apoyados por los EEUU, al estilo de Libia o Siria.

El presidente Chávez ha manifestado que aceptaría reconocer su derrota, si realmente el candidato de oposición ganara, como aceptó su derrota en la propuesta de Enmienda para reformar la constitución, pero sin embargo Capriles no habla de esa posibilidad. Hasta hicieron un intento publicitario de un empate técnico entre él y Chávez, lo que fue desmentido por las encuestas, pero que quedó como un ejemplo de la inmoralidad de la derecha, que recurre a la mentira ante la incapacidad de lograr una victoria el 7 de octubre del 2012.

diegojolivera@gmail.com

Publicación Barómetro 26-04-12


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2971 veces.



Diego Olivera/Barómetro Internacional

Periodista. Director de Barómetro Internacional

 diegojolivera@gmail.com

Visite el perfil de Diego Olivera Evia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a142570.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO