Críticas y elogios hacia Aporrea en sus 18 años

"La información lo es todo,

en la guerra como en la paz,

en la política como en la economía."

Stefan Zweig

APORREA cumple 18 en medio de una gran conflictividad en el país, por supuesto que no puede estar al margen de la incesante discusión sobre los grandes problemas. Es bien sabido, que en política todo el mundo tiene su corazoncito inclinado, y muchas veces se desbordan las pasiones.

Este medio nació, como una necesidad urgente en defensa de un proceso atacado por todos los frentes, a pesar de la sabia conducción del Comandante Chávez, y desde ese preciso momento las manos del imperialismo no han dejado de actuar, queriendo clavarle la estocada final al proceso bolivariano, y para eso han satanizado al Presidente Nicolás Maduro, al extremo de haberle enseñado a los niños de muchos hogares opositores a nombrarle la progenitora para después aplaudir, como si estuvieran en un circo viendo la actuación de los payasos.

Este aniversario, más que felicitar a la página por mantenerse en primera fila de la comunicación, puede servir para examinar los pro y contras y la aceptación en la cantidad de lectores, que la utilizan para saber la opinión y la inquietud de sus colaboradores a través de su manera de enfocar los problemas, pero además cumple una función, como un medio de información y esto crea un interés adicional.

Es muy difícil conseguir una página con tantos participantes en el equipo de opinión con diferentes niveles académicos, el cual sirve para mantener encendida la polémica. Algunos de ellos se han extralimitados en sus sentires, hasta llegar a vomitar odio en su máxima expresión al incitar a matar, una de las aberraciones para dirimir una confrontación al tener diferentes puntos de vista sobre lo que debe ser y no es: Oscar Heck, en su artículo (La linchadera ocurrirá, es inevitable) publicado 17/02/19 dejó a muchos encerrados en su pensamiento por tamaño disparate.

Estoy plenamente convencido, que algunos colaboradores por el afán de mantenerse en el podio de los leídos, poco les importa lanzar sus llamaradas de odio contra cualquier funcionario del gobierno, llegando incluso de violar algunas reglas establecidas por la página, para terminar, convertidos en una especie de aberración de la opinión, hasta llegar a espantar a más de un lector afecto al gobierno. El caso de Javier Antonio Vivas Santana es patético, y no porque se encuentre en estos momentos encarcelado, sino por la forma, como se expresa; el artículo en el cual se refirió al investigador y docente Luis Britto García es una siembra para enseñar a odiar, pero además ha inculcado una de las más perversas maneras de hacer periodismo, como es el sensacionalismo–casi tocando el amarillismo– cuando tituló un escrito (¡Maduro saldrá en menos de diez días del poder!) publicado el 14/01/2018 * con más de 300 mil lectores, para después bajar a un promedio que no pasa de los 2500, perjudicando precisamente al medio.

Entre esta variedad de pensamiento y maneras de ver las cosas que están sucediendo en nuestro país, me he conseguido personas resteadas con el proceso bolivariano, que expresan la necesidad de abrir la página por la variedad de opiniones e informaciones, pero con la chispa encendida para señalar algunas críticas sobre artículos, que de golpe se disparan y se convierten en tendencias, como es el caso de un escrito muy reciente de Claudio Schiveci (EL ÚLTIMO PROGRAMA DE DIOSDADO) este escribiente apenas había publicado 15 artículos en la página, y el más leído apenas llegaba a 5000, y precisamente se refería a un funcionario del gobierno, pero apenas señaló a Diosdado – personaje noticia– llegó a más de 70000 lectores, donde señala algunas incoherencias del conductor del espacio, dejando la ponzoña con el título, porque deja ver, como –decía el Chavo – fue sin querer queriendo; que era el último ¡desaparecía!.

Creo, que algunos de estos enfoques malintencionados se le escapaban a la dirección de la página por muchas razones, pero en segundas oportunidades hay que poner los correctivos, porque se han presentado casos, que parecen copiados de las enseñanzas de estos columnistas: quemar inocentes transeúntes por parecer chavistas. La crítica es vital en cualquier actividad de la vida, cuando es sana y orientada, pero, cuando se presenta con el ánimo de quemar lo que consigue a su paso, muchas veces la candela se lleva al que provoca el incendio. 18 años para entrar a la mayoría de edad, es un logro muy importante; a pesar, que la diferencia entre una persona y un medio es abismal, pero la responsabilidad siempre nos acerca.

* https://www.aporrea.org/actualidad/a257807.html

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 828 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: