Defendamos a Aporrea con balas de petróleo

La democracia representativa del capitalismo occidental hace agua por todas partes. La emergencia del neoliberalismo con sus propuestas draconianas de la precarización salarial y la quiebra del Estado de Bienestar, es incompatible con las llamadas libertades formales del liberalismo democrático. La caída tendencial de la tasa de ganancia del capital y el derrumbe del socialismo real, sirvieron de telón histórico para que las burguesías planetarias se lanzaran con furia contra las conquistas obreras de los últimos doscientos años. Para domesticar a la clase proletaria y lograr el consenso sobre las bondades de la privatización total de la vida, era necesario crear un pensamiento único, y esto sólo se logra eliminando cualquier disidencia con los dictados de la elite capitalista mundial. La libertad de expresión, tan cacareada en Occidente murió por nocaut fulminante. La mediática mundial del capital reina en todos los rincones del planeta. Asistimos así, a la dictadura del capital financiero, enterrador de la democracia liberal. En palabras de Edgardo Lander:

Los sistemas políticos de las democracias liberales, sus Estados, sus partidos políticos, están siendo crecientemente controlados por el capital financiero, no por la voluntad democrática de los ciudadanos. Con ello se está produciendo, lo que Slavoj Zizek ha denominado como el fin del matrimonio entre el capitalismo y la democracia:"( https://www.tni.org/files/el_fin_de_la_democracia_liberal_la_desigualdad_en_las_sociedades_capitalistas_post-democraticas.pdf)

En los países de la periferia capitalista, el credo neoliberal también se impuso tantos en lo económico como en lo político. En el plano económico se decretó la precarización del salario hasta límites inconcebibles, así como también, se entronizo la idea de que los recursos naturales son "patrimonio común de la humanidad", con el fin de expropiar estos países de su riqueza natural y ponerla al servicio del capital mundial. Para que el régimen del capital lograra estos dos objetivos en los países dependientes, se hacía necesario dinamitar las débiles democracias que aparecieron en estas tierras a fines de la pasada centuria. El derrocamiento del presidente Zelaya en Honduras, dio origen al finiquito democrático en América Latina.

En el caso venezolano, la Revolución Bolivariana con el comandante Chávez al frente, impuso una muralla de contención a las apetencias del neoliberalismo en estas latitudes, al proponer una redistribución de la renta petrolera ente las clases humildes y una defensa a ultranza de la valorización de nuestros recursos naturales.

Después de la muerte de Chávez, las corrientes solapadas neoliberales dentro de la revolución bolivariana, coparon el aparato del estado y comenzaron a imponer su credo planetario: precarización salarial y entrega de la naturaleza al capital transnacional. Para el logro de tal cometido, era necesario arrinconar el pensamiento crítico y silenciar todos aquellos medios de comunicación que se opusieran a los ditados de la corriente política en el poder. Fue así como medios de comunicación afines a la economía política del trabajo resultaron incomodos para el gobierno. Tal como lo ha evidenciado la existencia de APORREA, muchas veces sacada del aire de la parrilla de internet. El presidente Maduro si se considerada el continuador del credo Chavista debe tomar cartas en este asunto y defender la existencia de APORREA, siguiendo las enseñanzas de Fidel Castro a los líderes revolucionarios sobre la crítica y autocritica :

Hay que ir a la crítica y la autocrítica en el aula, en el núcleo y después fuera del núcleo, en el municipio, y en el país. No tengo mido de asumir las responsabilidades que haya que asumir. No podemos andar con blandenguería. Que me ataquen y que me critiquen. Si, muchos deben estar un poco doliditos. Debemos atrevernos, debemos tener el valor de decir las verdades. No importa lo que digan los bandidos de afuera y los cables que vengan mañana o pasado comentando con irania. Los que ríen último, ríen mejor. Y eso no es hablar mal de la revolución, porque estamos hablando de una revolución que puede abordar estos problemas y puede agarrar el torito por los cuernos, mejor que un torero de Madrid. Nosotros debemos tender el valor de reconocer nuestros propios errores precisamente por eso, porque únicamente así se alcanza el objetivo que se pretende alcanzar (Ignacio Ramonet-Fidel Castro, biografía a dos voces-https://osirredentosblog.files.wordpress.com/2015/12/fidel-castro-biografia-a-dos-voces-ignacio-ramonet.pdf)

A partir de las enseñanzas de Fidel y del "Golpe de Timón" decretado por Chávez en los días finales de su existencia, podemos impulsar una defensa patriótica de APORREA con balas de petróleo para demostrar lo que sigue:

1.-El pan nuestro de cada día de los venezolanos va a seguir siendo petróleo, como fuente energética y como materia primar para la elaboración de una multitud de enseres necesarios para la vida. Sin APORREA, este pan nuestro será eliminado por las elites neoliberales.

2.-Con el petróleo hemos aprendido a defender la soberanía nacional hoy en peligro. Para continuar defendiendo la soberanía territorial de las apetencias petroleras del capital mundial, necesitamos un medio como APORREA.

3.-Para que las elites neoliberales no liquiden los espacios que brinda la democracia liberal y protagónica plasmada en la Constitución del 99, y se lleven por delante la soberanía petrolera, necesitamos un medio como APORREA.

4.-Para evita la entrega de PDVSA al capital transnacional necesitamos a APORREA

5.-Para demoler el estado burgués tal como lo decreto el comandante Chávez urge la defensa con las uñas de APORREA.

6.-Para darle carta de ciudadanía al pensamiento critico anticapitalista necesitamos que APORREA viva por los siglos de los siglos amen.

|CHAVEZ VIVE SI APORREA VIVE ¡

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 639 veces.



Humberto Trompiz Vallés

Historiador y profesor universitario jubilado, especializado en historia petrolera de Venezuela.

 htrompizvalles@gmail.com      @trompizpetroleo

Visite el perfil de Humberto Trompiz Vallés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas