Colombia (Pin) y Venezuela (Pon): Pin-Pon

Leí hace apenas unos días (por segunda vez) un artículo de Gustavo Márquez, embajador de Venezuela en Colombia en el cual nos ofrecía detalles y datos sobre el intercambio comercial entre Venezuela y Colombia. Explicaba Gustavo Márquez, que importar de Argentina nos salía mucho más económico que importar de Colombia. Los datos o las informaciones contenidas en el artículo eran efectivamente menudencias sin mucha trascendencia, frente a la cantidad de actos (reales) de profunda mala fe de las autoridades colombianas hacia Venezuela.

Son abundantes los datos sobre esos actos de mala fe de Uribe, los Santo, El Tiempo, el Canciller colombiano, el jefe del ejército y de cualquier otro bichito del gobierno de Uribe. Cada uno de ellos ha contribuido eficaz y eficientemente en la campaña mundial de desestabilización contra Venezuela en la cual el gobierno colombiano se desempeña como la cabeza de esta campaña y ello explica, la insistencia del gobierno de Uribe por estar siempre al frente de esta iniciativa desestabilizadora. Si aún tenemos dudas de esos actos de mala fe, recordemos ese “pequeñito” detalle insignificante e inofensivo de siete bases militares que Fidel Calificó como un “puñal enterrado en el corazón de América Latina”.

Si además de estos actos de mala fe hacia Venezuela, le echamos coco al nuevo hallazgo de una fosa común con miles de personas asesinadas (descuartizadas) y echadas en ese enorme hueco, tenemos otra pequeña muestra de la conducta “humanitaria” que la Oligarquía Colombianaha desarrollado y no hay ninguna duda, sobre las intenciones y la capacidad de esa oligarquía para matar. No lo soñamos, es cierto, una parte importante de los diputados del Congreso colombiano se encuentran detrás de las rejas porque la realidad demostró que esos diputados son fichas de los traficantes y del paramilitarismo que la oligarquía colombiana mantiene con su fuerza militar irregular.

Estamos harto de las acciones de mala fe del gobierno colombiano, que explican con bastante claridad sobre una actitud que ni siquiera puede conducir a calificar a Uribe (y su gobierno) como de enemigo confiable, porque es muy difícil conocer por donde van a reventar los otros actos de maldad y mala fe. Aún con todos los esfuerzos anteriores de buena fe de Chávez y de “borrón y cuenta nueva”, la cumbre realizada recientemente en Acapulco nos trago una noticia que no encuentro manera de explicármela y de explicarla a los posible lectores de esta nota. Uribe llegó tarde y se fue temprano y en un momento de su corta estadía, cuando casi todos los presidentes estaban fuera del salón donde los Presidente adelantaban la agenda; Uribe emplazó y trató de amenazar a Chávez y los medios (como parte de la orquesta) le dieron su particular tratamiento para hacer ver que el “pelón” Chávez agredió al angelito de Uribe.

A pesar de ese nuevo acto de provocación, la historia dio un giro, que aún no puedo precisar de cuánto grados fue, porque la situación está en pleno desarrollo, pero lo que si se observa con meridiana claridad, es que Chávez está volteando ligeramente la cara para colocar la otra mejilla. Ahora en verdad, no sé si la información que escribió Gustavo Márquez sobre nuestro negocio con Colombia es verdad y tengo dudas también, si todos los detalles, informaciones y datos que han circulado sobre declaraciones ofrecidas por funcionarios del gobierno colombiana son ciertas. Tengo la impresión ahora, que los Santo son una especie de angelitos y que las siete base militares son una mentira que Chávez creo para distraernos. Si no es así; Cómo entender tanto buenos actos de buena fe del gobierno de Chávez hacia el gobierno de Colombia. La lógica en esto sugiere darle a lo oligarquía colombiana y a los empresarios colombianos recursos para que sigan jodiéndonos. ¿Será posible que con este nuevo entendimiento, Chávez le pida a Uribe que queme definitivamente la supuesta computadora de Reyes, para esa computadora continúe siendo parte del arma que utiliza Uribe y la oligarquía del mundo para insistir en su política de desestabilización? ¿Será posible cambiar esta política de pin-pon?

evaristomarcano@cantv.net




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2874 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a96236.htmlCd0NV CAC = Y co = US