Toda la nación chavista se mide

En 335 municipios del país el pueblo chavista se ha dado a la tarea de seleccionar un liderazgo que cristalizará el contenido del Plan de Desarrollo Económico y Social Nacional 2007/2013 que tenemos como socialistas bolivarianos. Este plan y siete líneas estratégicas trazan el rumbo que marca de antemano la Carta Magna en su esencia y que deberán seguir los gobiernos regionales articulados con el gobierno central.

Estos 335 espacios políticos de gobierno están incluidos en 24 estados formando la nación escogiendo candidatos para las futuras elecciones regionales de noviembre. Los cinco millones setecientos veinte y dos mil inscriptos en el PSUV pueden votar y deben hacerlo para concretar la participación y el protagonismo revolucionarios enmarcados en la nueva forma de hacer y vivir en democracia.

Toda la nación chavista se mide. Se organiza para dar la batalla en noviembre y no vuelva a ocurrir lo pasado en diciembre. La multitud revolucionaria organizada en partido unido demuestra seguir el rumbo hacia el socialismo del tercer milenio creando las formaciones heroicas capaces de vencer al enemigo donde quiera que se encuentre. No es un simple proceso electoral. Se trata de la confirmación del pueblo a seguir un rumbo de dignidad y justicia, o someterse al dictado del gran capital que se traga un niño cada cuatro segundos.

Internamente nos estamos midiendo para asumir los futuros espacios gubernamentales bajo la vigilancia y control social de un plan trazado de gobierno fortaleciendo al poder popular y reimpulsando la revolución socialista bolivariana desde los consejos comunales hasta los países vecinos que van asimilando la realidad socialista que desde Venezuela emana hacia el resto del continente y por extensión del mundo entero.

No estamos sino dando muestras de poder realizar algo distinto al modelo neoliberal. Estamos hace diez años manifestando al mundo que sí es posible otro mundo donde no sea la exclusión la base del sistema. Un mundo donde la diversidad integre la realidad y la inclusión domine todos los estratos sociales. La solidaridad y la inteligencia estratégica van conformando cuadros que a su vez conformarán batallones y así hasta llegar al Estado. Desde la plataforma gubernamental el pasaje es hacia la unidad frente al enemigo externo e interno, asistir al pueblo creando una nueva institucionalidad, pero no sólo bajo una perspectiva física sino mental. El nuevo republicano necesitará nuevas instituciones para gobernar y hacer que el pueblo se gobierne a sí mismo. Mientras las viejas instituciones que sirvieron de instrumento para aplicar el modelo ultraliberal las nuevas formas servirán para darle poder al pueblo.

Todo militante que se respete debe estar luchando ferozmente contra todas las formas de abstención incluida la subliminal. Debe saber que la derecha vendepatrias apuesta a la apatía y a toda forma de bloqueo al acto electoral. Y sino puede obstruir, entonces confunde. Con sus infiltrados de Podemos, y de los otros partidos del fascismo, intentan alterar la conciencia revolucionaria de cada compatriota que cae en sus manos. Alerta a las sutiles manipulaciones que salen de cada medio controlado por la oligarquía traidora. El poder popular revolucionario debe estar inmune a las inoculaciones fascistas tendentes a la intolerancia, apatía, y todo aquello que lleve a la abstención. Nuestra primera enemiga a derrotar este domingo. ¡Que no se quede ningún bolivariano revolucionario sin votar!

Estamos inaugurando un modelo de democracia participativa y protagónica de ahí la revolución electoral de esta semana insólita para muchos venezolanos. La cultura despótica y alienada ve este proceso de selección interna de los socialistas como sólo un circo caótico. No podrán saborear el caldo sabroso de la contienda popular por quiénes están listos para defender la patria, la revolución y el futuro socialista bolivariano.

Mientras ellos no dejan de atravesarse la daga entre hermanos y sembrar el odio entre socios nosotros abordamos un método más inclusivo de ser social, hemos decidido acabar con los privilegios del pasado y saltamos a la batalla que no quiere más muerte de niños en el mundo, no quiere el mar lleno de basura, no quiere lugares donde no llueve más hace diez años y nadie hace nada y se expande la indiferencia.

Haber decidido por una democracia directa nos obliga a luchar por el socialismo en Venezuela y elevar la dignidad del pueblo de Bolívar. El eco de estos pasos hará que retumben en los Andes vibrando por toda América del Sur el sonoro ruido del poder popular resistiendo la dictadura mundial.

A la carga compatriota, camarada, compañero que los enemigos creen que los revolucionarios somos rojos sólo por fuera. A enrojecer la semana electoral hasta parir un domingo revolucionario rojo hasta los tuétanos. Que la abstención sea sólo una sombra escuálida del pasado puntofijista, el presente y el futuro son rojos y son revolucionarios.

¡Patria Socialismo o Muerte!

¡Venceremos!

Mforti9@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1970 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a57814.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO