El hiperliderazgo Chávez, la zona (estratégica) del silencio, el autoritarismo con el nuevo César

En un artículo que el profesor y amigo Eligió Damas publicó en Aporrea hace unos días, nos recordó aquel momento fugazmente sublime de nuestra intelectualidad, que nos permitió saber de un hecho medio oculto, pero que ya comenzaba a destrozar el espíritu del 13-A. Como una polilla, el fenómeno en cuestión, se comía la página donde aparece el preámbulo de la constitución. Alguien en ese encuentro, que según dicen fue Juan Carlos Monedero o Vladimir Acosta, colocaron sobre la mesa el agrio tema del hiperliderazgo de Chávez. Como nos los recuerda el Prof. Eligio Damas, en ese encuentro hablaron del tema y más nunca se toco. htpp://www.aporrea.org/trabajadores/a312110.html

En una relectura de textos que recogen parte de lo que en ese encuentro se dijo, leí que Juan Carlos Monedero en una oportunidad expresó, que "el hiperliderazgo tiene una parte importante, el cesarismo progresista como lo llamó Gramsci, que es capaz de enfrentar al Estado poderoso que impide que los pueblos se desarrollen, pero esa tutela extrema infantiliza a la sociedad, que termina descorresponsabilizándose y esperando que el líder lo solucione todo". Pienso que esta idea pudo asomarse después que la crítica sobre el hiperliderazgo se salió del salón donde tuvo lugar el encuentro. https://m.aporrea.org/actualidad/n136432.html

Inmediatamente todo el aparato político (PSUV) se dió cuenta de las posibles consecuencias de este tremendo descubrimiento y vino una reacción que encabezó el propio Chávez y que luego Maduro tuvo la oportunidad de cerrar con una "poética" apreciación.

Hubo un ligero debate que se quebró hasta con preguntas un poco necias, pero que sirvieron para resaltar la "poéticas" y sublime apreciación de Maduro. Chávez llegó a preguntarse, qué era eso de los intelectuales y si uno registra antes o después de este hecho, se encuentra con las flores que Hugo Chávez le lanzó a los intelectuales. En un programa de Aló Presidente, cerca de esos días; Chávez dijo esto:

"(...) es necesario abrir un debate sobre qué es un intelectual y sostuvo que "hay muchos que se dicen ´chavistas´ y en verdad no lo son". Esta opinión o cuestionamiento, da para pensar, que lo importante era ser chavista de una manera. Esto tiene su sentido, como un buen ejemplo de ese hiperliderazgo. https://www.elconfidencial.com/espana/2009-06-14/chavez-rechaza-criticas-de-intelectuales-afectos-contra-su-hiperliderazgo_1007248 lo

En Rebelion.org, Barbara Rosas se hace la pregunta como en el tono de apostar por la idea, que el intelectual es una categoría sin definición y comete la estupidez de colocar en una Posdata, la consideración que sobre este punto nos dejó Eduardo Galeano. Este intelectual, daba una muy precisa explicación de esto que se llama intelectual y que en ese momento intentaron cuestionar su sentido porque generó una cierta turbulencia. https://rebelion.org/y-dale-con-el-hiperliderazgo

El encuentro como se recordará, se denominó :Intelectuales, democracia y socialismo: callejones sin salida y caminos por recorrer. Los puntos claves de ese encuentro que lo mataron al nacer fueron:(1) papel de los intelectuales en la superación de la IV República; (2) papel de los intelectuales en el advenimiento y consolidación de la V República; (3) luces y sombras de los diez años de Gobierno bolivariano; (4) caminos deseables para el socialismo del siglo XXI y amenazas internas o errores del propio proceso." http://www.cadtm.org/Primera-sintesis-del-encuentro

Después de ese evento se realizaron unos circos con artistas domesticados y donde sí aparece la categoría intelectual sumada a la palabra filosofía. Conocimos de varios circos de este tipo, en los cuales, la categoría de intelectual se reconoció. Comenzamos a sentir una posición conformista frente a lo que se vivía internamente.

Si uno se toma la molestia de organizar un contraste, entre las situaciones que se dijeron y advirtieron en ese encuentro que mataron rápidamente con la situación de hoy, concluye categóricamente, que el tema o problema esencial para el aparato político fue mantener siempre una zona de silencio, útil para sembrar y lograr buenas cosechas del hiperliderazgo, que en aquel momento tenía Chávez y que sus hijos heredaron y han sabido conservar con eficiencia. Desde aquel momento y aunque se decía y dice lo contrario, la idea fue cortarle la cabeza a la crítica para ampliar la zona de silencio que puede compararse con la extensión de la llanura venezolana. A partir de ese momento, la crítica fue haciéndose fastidiosa y los críticos comenzaron a engrosar las filas de los traidores de la patria y la revolución.

La zona de silencio fue la zona estratégica para llegar a donde hoy estamos. Esta amplia zona de silencio, ha servido también como incubadora de embriones que nos dejó la IV y hoy comienza verse como parte de la familia. Muchas malas consecuencias derivaron de este hecho. El profesor Damas lo expone y yo ahora lo retomo:

"Ese nacimiento del partido a partir de un poder personal, por razones históricas conocidas en detalle, ya constituido y un "yo confundido con el colectivo", hizo que el presidente terminase marginando a aquél, pese el discurso. Por eso hablaba de un partido que dirigiese el proceso, pero él mismo escogía los dirigentes del partido entre miembros del gobierno, mientras en el discurso aquello condenaba. Ahora mismo esa es la práctica; basta que alguien aparecido de la nada, como sacado de un sombrero de mago sea electo Alcalde, para que de hecho le conviertan en jefe del partido en el territorio ahora sujeto a su mandato. Apenas apareciendo en esos espacios y sin conocimiento de la gente, le vuelven jefe". https://www.aporrea.org/amp/ideologia/a295152.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 584 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: