EEUU reconoce victoria de Pedro Castillo. Maduro debería revisar su diplomacia y diplomáticos

En la reciente entrevista que Bloomberg, la agencia de noticias estadounidense hizo al presidente Maduro, a quien esto escribe y su acompañante, les llamó la atención sobre manera, como este al hablar de sus relaciones internacionales, resaltó las que mantiene con Rusia y China. Tanto que, fuera de nuestro hemisferio, fueron esos países los únicos de los que hizo mención. Aunque señaló tener muy buenas relaciones con otros del mundo, pero sin poner ningún énfasis en ello.

Pero el asunto llegó, para quienes le escuchábamos, a un nivel sorprendente y hasta preocupante, cuando al referirse a nuestro espacio, centro, sur americano y caribeño, sólo hizo mención de Cuba; resaltó de manera muy afectuosa y hasta emotiva, esa circunstancia.

A quienes estábamos escuchándole, uno al lado del otro, aquello nos produjo tristeza y hasta preocupación, porque eso habla de un gobierno y país, como acorralado o, por lo menos, ignorado por sus vecinos.

Veamos ligeramente como andan las cosas. En Sur América, salvo Bolivia y Argentina, todos los gobiernos que en este espacio existen, hasta ahorita, están bajo el control de la derecha o para decirlo de manera más realista, de opuestos radicalmente al gobierno de Venezuela.

En la Argentina, Alberto Fernández, del peronismo y aliado de la señora Cristina Fernández, su vicepresidenta, desde los tiempos de su campaña presidencial se mostró muy distanciado del gobierno de Maduro. Desde que ejerce la presidencia no habido ningún gesto de acercamiento y de solidaridad, salvo haber retirado a la Argentina del Grupo de Lima. Para dejar una definición sobre el particular, vale decir que Fernández, "mira a Maduro como gallina que ve sal".

Luis Arce Catacora, el nuevo presidente de Bolivia, quien pareciera mantener a distancia a Evo Morales, de quien fue ministro y es compañero del partido MAS, no puede mostrarse más indiferente y distanciado del gobierno de Caracas.

Si hablamos de los factores progresistas de izquierda de ese mismo espacio continental, es evidente que, salvo algunas personas, como el senador Navarro de Chile, el resto, incluyendo a Pepe Mujica del Frente Amplio de Uruguay, a este mismo y Gustavo Petro, muy bien posicionado hoy en las preferencias colombianas, procura marcar distancia del presidente venezolano y su gobierno.

En Centroamérica, la situación parece igual. Pues el gobierno progresista de Manuel López Obrador en México, si bien no se muestra indispuesto contra el gobierno de Caracas, tampoco se "bebe los vientos" por el mismo. Las relaciones son a todas luces cordiales, pero muy formales y distantes. En cuanto al gobierno de Nicaragua, no parece mostrarse tampoco muy locuaz y expresivo. Si bien es cierto que, parece sencillo considerarle como amigo, solidario "hasta la pared de enfrente" con el gobierno de Maduro, últimamente no da muchas muestras de eso.

Este cuadro que hemos intentado pintar, basados en la realidad, pudo haber sido la causa del muy triste que a su vez pintó Maduro, al hablar de sus relaciones en América Latina, cuando sólo se refirió a Cuba.

Es notorio, como no hizo tampoco referencia a los otros países del caribe, de la zona antillana, muchos de ellos o todos ellos, miembros o socios de Petro-Caribe y con quienes en tiempos del presidente Chávez y la bonanza petrolera, las relaciones no sólo mostraban hermandad, sino que eran muy sonadas.

Es decir, aparte de lo que uno observa y percibe, como una enorme frialdad y distanciamiento, para decir lo menos, Maduro con sus declaraciones a Bloomber, nos dejó una prueba verbal de eso. Estamos como en un nivel de relaciones absolutamente opuestas a las que prevalecieron en los tiempos de Chávez, de la bonanza petrolera, el flujo de petróleo barato y dólares. Pero también, distanciados de aquel tiempo de cuando Obama todavía no nos había declarado "amenaza inusual y extraordinaria".

Hasta ahora, el gobierno de Caracas, nada ha dicho acerca de los resultados electorales en Perú, como tampoco lo han hecho otros gobiernos latinoamericanos, esperando que las autoridades electorales de ese país se pronuncien de manera definitiva, quizás en un gesto de respeto a la soberanía y la no injerencia, pero también a espera que allí suceda lo que cada uno quiere.

Pero en lo que al gobierno de Caracas concierne, ya que si algo no le caracteriza es la prudencia, no lo hace por las muestras de poca simpatía que Castillo ha venido dando hacia él. Tanto que, uno imagina al electo presidente peruano, como mínimo, diciéndole a Maduro, si este saliese a manifestarse a su favor, "no me defiendas compadre" o "no te metas que esto no es asunto tuyo". Y sabiendo eso, que Castillo eso no quiere y hasta rechazaría, el gobierno de Maduro se hace el desentendido, como si todavía nada supiera.

Estando como estábamos hasta hoy en ascuas, pues el organismo electoral competente de Perú todavía no se ha manifestado, como esperado una señal divina, esta acaba de salir.

El diario español El País acaba de reportar que, "el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, calificó también estas elecciones de libres, justas, accesible y pacíficas y respaldó que las autoridades se tomen el tiempo de acuerdo con la ley peruana".

El diario madrileño mismo, en el título de la noticia, asegura que "Estados Unidos da la espalda a Keiko Fujimori y califica las elecciones de Perú de "justas" y "modélicas" y agrega que la "La Administración de Joe Biden toma distancia de las denuncias de fraude presentadas por la candidata de la derecha y pide esperar los resultados de acuerdo a la ley peruana".

https://elpais.com/internacional/2021-06-23/estados-unidos-da-la-espalda-a-fujimori-y-califica-las-elecciones-de-peru-de-justas-y-modelicas.html

Y además destaca la nota que "Ned Price en el comunicado de este martes, en nombre del Gobierno de Estados Unidos, habla de la profunda amistad entre los dos países y expresa su deseo de continuar con esta colaboración, con el "candidato elegido debidamente por el pueblo peruano, tal y como confirmen las autoridades electorales".

Si bien es cierto que se limita a hablar del "candidato", usan el masculino, "elegido debidamente", al calificar las elecciones de "justas y modélicas", en verdad estaría el gobierno de USA descartando las acusaciones de fraude de la señora Fujimori.

Esto implica que, el gobierno de EEUU se pone a la ofensiva, da un paso adelante y ofrece a Castillo su amistad y deseo de "continuar colaborando".

Por el acoso del cual ya ha sido víctima Castillo, el silencio sepulcral – hasta ahora nunca había usado la palabra con más pertinencia – de EEUU en los primeros momentos, como "aguaitando" a la presa, la experiencia vivida en América Latina, las acusaciones contra él, como la de haber sido militante de Sendero Luminos, la falta de una o unas organizaciones fuertes que le respalden y su poca experiencia, no es de extrañar que, por lo menos lo neutralicen o intenten hacerlo. Y la primera escaramuza sería esta de casi reconocerle como presidente electo

Pero no creo que Maduro y los suyos deban conformarse con esa política de esperar que las soluciones vengan unilateralmente de EEUU, casi como suplicante y el cerco se le estreche más, pese los cambios que se dan en esta parte del mundo por las luchas populares. Debería adelantar un trabajo diplomático acorde, que le permita acercarse a quienes intentan distanciarse de él por alguna razón, como considerarle peligroso e imprudente.

De donde su diplomacia y relaciones necesitan revitalizarse y recomponer viejas amistades, por lo menos hasta un límite aceptable para no quedar totalmente aislado; pues lo poco que le queda, por ser escaso, se pudiera volver por demás, muy costoso.

Por eso Maduro, debería darle a su diplomacia, sus relaciones exteriores, un nuevo carácter, ajeno en forma y fondo al que hasta ahora ha tenido, desatendido por todos, como quedado en el aparato, sin personalidad recia, habilidad. Además debe deslastrarse de todo dogmatismo e intentar vincularse lo más posible a los gobiernos, sin importar su carácter y muy especialmente a los factores progresistas.

No parece muy satisfactorio que, el presidente al hablar de sus buenas relaciones en el marco de América Latina, sólo encuentre el caso cubano digno de resaltar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1996 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior