Hay cambios, como nuevo CNE. Pocos los ven. Y aunque Guaidò no quiera

El diario "El Nacional" de Venezuela, aquel que fue de Miguel Otero Silva, de quien aquí todo el mundo sabe lo que significa su nombre, por lo que uno ni siquiera a los muchachos de ahora tiene que decirle quién fue, pero ahora está entre el heredero de aquel, su hijo Miguel Enrique Otero Castillo y su demandante, Diosdado Cabello Rondón, recoge una noticia que publica en primera plana, emanada de la agencia noticiosa BBC News Mundo, sobre la designación del nuevo CNE venezolano en la cual se dice "La designación este martes de un nuevo Consejo Nacional Electoral en el que participan figuras opositoras es uno de varios hechos en las últimas semanas que parecen sugerir que algo está cambiando en la política en Venezuela."

Pero no se queda en señalar eso como un síntoma que algo está sucediendo o "cambiando" en la política venezolana, que según ese juicio parecía como estancada, sino que agrega "La designación este martes de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) integrado de forma más equilibrada por representantes del oficialismo y por dos personalidades de la oposición podría abrir las puertas para la realización, por primera vez desde 2015, de comicios que sean reconocidos y en los que participen las distintas fuerzas políticas que hacen vida en el país sudamericano."

https://www.elnacional.com/bbc-news-mundo/crisis-en-venezuela-un-nuevo-consejo-electoral-y-otros-4-hechos-recientes-que-pueden-tener-un-impacto-en-el-pais/

Que el diario "El Nacional", todavía bajo el control de Otero Castillo y los suyos, quienes, en los últimos 20 años, casi desde que Chávez comenzó a gobernar, han estado en abierta oposición, hasta ilegalmente, se haga portavoz de esos juicios redactados desde BBC News Mundo, es también una muestra que como esta agencia dijo, "algo está cambiando en la política de Venezuela".

En efecto, de los 103 ó más personajes que se anotaron como aspirantes a formar el nuevo CNE, acaban de sacar cinco. Como dijo uno de esos aspirantes que, por lo visto quedó frustrado, esos ya estaban "escogidos de antemano", lo demás era puro "vitoquéo", como diría un cumanés de mi tiempo. Pues eso, es hasta como infantil no entenderlo, no podía dejarse al azar y tampoco a las credenciales, el prestigio y hasta fama de honrados, pulcros y equilibrados que cada uno de los que allí acudieron a concursar tuviesen. Eso no bastaba, pues no es nada de eso de lo que los contrincantes buscan.

Si en la lista hubiera 5 tipos como José Gregorio Hernández y a ellos hubiesen escogido, pocos serían los que estuviesen contentos y BBC News Mundo y menos "El Nacional" estuviesen diciendo lo que ahora dicen.

Había que llegar a un acuerdo, sin importar las particularidades de quienes allí estuviesen, lo importante es que llenasen las expectativas, deseos, no siempre santos, de los factores en pugna. Téngase la certeza que, cinco tipos como el "médico de los pobres", no cubrirían las aspiraciones de aquellos.

En efecto, la noticia que comentamos, que nos parece la más apropiada para lo que nos proponemos, pues emana de un universo que de alguna manera está inmerso en esa disputa, tanto que "El Nacional" la divulga, como con la satisfacción de sus editores, dice "Aunque la directiva del nuevo CNE fue designada este martes por esa misma Asamblea Nacional electa en 2020, los nombramientos son fruto de un proceso de negociación con sectores de la sociedad civil y una parte de la oposición, e incluyen a dos figuras de la oposición: Roberto Picón y Enrique Márquez."

Pareciera que ese mundo, que va más allá de la agencia de noticias y la gente de "El Nacional", estuviera satisfecha con esos resultados, tanto que, en la nota, hay evidentes elogios para los dos rectores que harían de voceros de la oposición, como un señor Picón que "es un experto electoral que fue asesor de la opositora y desaparecida Mesa de Unidad Democrática y que estuvo preso durante unos meses en 2017 acusado por el gobierno de traición a la patria, rebelión militar y sustracción de equipo militar" y "Enrique Márquez, quien fue vicepresidente de la Asamblea Nacional de mayoría opositora electa en 2015 y exdirigente de Un Nuevo Tiempo, partido del que fue expulsado en 2018."

Pero hay otros elementos que lo nota resalta, para sustentar los cambios que la agencia noticiosa y hasta "El Nacional" mismo que la divulga, como el relativo al acuerdo ante la OPS (Organización panamericana de la Salud), entre gobierno y oposición, dado los recursos que el gobierno de EEUU nos tiene represados en su versión de la legalidad del gobierno interino de Guaidó, para la adquisición de un importante lote de vacunas contra el Covid.

No obstante, lo anterior, es del conocimiento público que, por motivos que se desconocen, pero no es difícil imaginar, Guaidó y los suyos, a última hora, antes que se supiese públicamente el nombre de los escogidos para integrar el CNE, se manifestaron contrarios a poner esos recursos en manos de la OPS para los fines ya señalados. O, para decirlo en lenguaje coloquial, recularon. Claro, públicamente no se habían dado los nombres, pero Guaidó los sabía.

Horas antes, se hizo del conocimiento público que, seis ex ejecutivos de Citgo, "cinco de ellos con ciudadanía estadounidense y otro con permiso de residencia permanente en EE.U. que pagan condenas de hasta 13 años de prisión tras ser condenados por corrupción, peculado y asociación para delinquir", fueron puestos bajo arresto domiciliario. De lo que se concluye que se trata de un gesto independiente del gobierno, como quien abre una puerta o atiende una exigencia del gobierno de EEUU.

La agencia de noticias, ofrece su interpretación de todo eso, como una iniciativa unilateral de parte de Maduro y los suyos en busca de la flexibilización del parte del gobierno de Biden y la oposición venezolana, lo que, a todas luces, no parece sino una interesada versión ajena a lo que en verdad acontece. Pues por el carácter mismo, demasiado radical, que cierta oposición ha puesto en sus gestiones, las conversaciones, acuerdos con el rival, al que necesariamente habría que hacerle concesiones, pues no se trata de un prisionero y menos un vencido, le resulta difícil que muchos de sus seguidores comprendan. Estos esperan el sometimiento total, a discreción, del adversario y la condena cruel "que se merece".

Para decirlo de manera sencilla, lo menos que buena parte de los opositores esperan es que, ese CNE, esté formado por 4 de ellos y si acaso alguien que represente el gobierno, como si este fuese un vencido, prisionero y sin derecho alguno. Por eso, un agente del gobierno de EEUU, que emite el juicio al que la oposición venezolana, la que encabezan López y Guaidó, atiende, ha dicho "«El gran problema aquí es que la concesiones tienen que ser atractivas y creíbles para Washington porque hay incentivos políticos en Washington que favorecen la inercia». No creyó necesario decir otra verdad, a Guaidó y López, también favorece la inercia, pues así mantienen su liderazgo inventado.

La verdad de todo esto es que, la oposición que encabeza Guaidó, esa del llamado gobierno interino que, al parecer, pese los resultados electorales en EEUU, sigue manejando las relaciones con el gobierno de Biden, no tiene partidos y cuando decimos esto, no nos referimos al hecho que carezcan de tarjetas en el CNE, asunto de poca relevancia y fácil de resolver, sino que, por sus persistentes aventuras y fracasos, quedaron virtualmente disueltos. Y lo que es peor, por años, se dedicaron a convencer a su gente que la opción electoral era una pérdida de tiempo y oportunidad no propicia para, llegando al poder, aniquilar, sin fórmulas legales, a sus "enemigos del gobierno". Por eso la "Operación Gedeón". Los del gobierno, según esa prédica, sólo son merecedores de la muerte y, si acaso, la sutileza de la cárcel para siempre. Y ello debía incluir hasta todo aquel que "alguna vez votó por Chávez".

La debilidad de esos partidos es tal que, el único que queda de aquellos que antes fueron aliados en la oposición férrea al gobierno, con representación en todo el territorio nacional es el de Henrique Capriles.

Vicente Díaz, un personaje que entes fue rector del CNE, en representación de la oposición y quien gozó del respaldo y respeto de esta, acaba de expresar que este "nuevo Poder Electoral ha sido integrado de forma equilibrada por representantes del oficialismo y por la oposición venezolana, logrando a su juicio la mejor representación opositora en su historia."

https://www.aporrea.org/oposicion/n364643.html

Mientras es evidente que, en la oposición venezolana, crece la idea de participar en elecciones y se expande el convencimiento que es esa una oportunidad para provocar un cambio, Guaidó vuelve por sus fueros - habría que ver cuánto respaldo tiene y quiénes están en verdad detrás de él- y de nuevo se opone a lo acordado alrededor del nuevo CNE y dice "Solo un acuerdo, con el debido acompañamiento internacional, en pro de salir de esta tragedia y tener elecciones libres y justas para atender la emergencia humanitaria y tener justicia, es una solución real y van a ser acompañados por el Parlamento y la alternativa democrática".

Vuelve con el sonsonete que los rectores Picón y Márquez, en representación de la oposición son "impuestos", con lo que sugiere puestos también por el gobierno y, en consecuencia, no dignos de confianza de ellos. Los demás argumentos son estereotipos, como adornos para impactar a la gente y darle dignidad a su posición. Pareciera querer que, la única opción posible es que los rectores los pongan él y su gente.

Pero como demostración que ciertamente algo está cambiando, tal ha dicho BBC News Mundo y divulgó "El Nacional", Henrique Capriles, uno de los lideres fundamentales de esa oposición, tanto que fue su candidato presidencial unas dos veces, ha dicho "Estos dos nuevos rectores principales, quienes siempre han demostrado un compromiso con la democracia, son parte de la mayoría de venezolanos que queremos recuperar nuestro derecho a elegir de manera libre y transparente el futuro de nuestras vidas y del país".

Mientras tanto, como otra demostración que hay quienes no cambian ni que los cambien, Luis Almagro, desde la OEA, se cuadra con Guaidó.

Hay cambios; cosas y personas que cambian y otros y otras que no y de quienes nada bello ni nuevo puede esperarse.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1132 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: