Atención especial para esos abogados verdaderos blacamanes

Si, Presidente Maduro, a Chávez lo engañaron

Es claro que Chávez apareció como un huracán y con su sencillez, sinceridad y visión histórica, logró cambiar la vida política de la sociedad venezolana, impregnando con sus ideas a gran parte de los países latinoamericanos y del Caribe. Su única debilidad fue que no contó con la asesoría jurídica verdadera.

Consciente estamos que hubo abogados calificados junto a él, pero nadie le señaló que en la actualidad "la labor del Estado es más de orden económico que político, lo cual puede traer como consecuencia la disminución, en ciertos aspectos del poder de dominación del propio Estado; empero, por ningún motivo se puede extirpar de la ciencia del derecho público la noción de potestad estatal tal y como le ha sido legada por el pasado". A falta de abogados con criterio a Chávez lo engañaron y le metieron más de 30 artículos con gazapos en la CRBV. De ahí que Maduro tiene razón en llamar a una ANC.

Esta carencia de abogados experimentados, parece tener como explicación que la izquierda venezolana no contaba con especialistas en esa área. Aún recuerdo en mi niñez que, al ver un abogado, era ver una “gran personalidad”, formaban parte de la “petit bourgeois”, se imaginaba uno que eran sabihondos y personas muy cultas. La tradición era tan fuerte que en la ULA vi a estudiantes de Derecho que acudían a sus clases en corbata, hoy la situación es similar, los abogados deben acudir a sus juicios con toga y birrete, una demostración más del servilismo, de la atadura a un pasado de dominación y ultraje, el atavismo que subyace en nuestra formación.   

Aunado a esto, debemos destacar que los comunistas tenían una idea errada: nadie de nosotros debería estudiar dicha carrera, ella formaba parte de la superestructura del Estado, los jóvenes comunistas, los verdaderos konsomoles terminaron estudiando Economía, Filosofía, Sociología, Medicina y otras carreras, pero muy pocos Derecho. Era una carrera especial diseñada para la derecha, para el poder, en si para las clases dominantes.

Hace poco escuché al Dr. Carlos Craca, quien en una brillante disertación para los estudiantes de Derecho de la UBA, en el Convenio TSJ con la UBA, argumentaba que gracias al proceso político que transitamos el pueblo ha asumido el Derecho, por eso son miles los jóvenes de extracción popular, que estudian dicha carrera, ya no es una potestad absoluta de los ricos, ya son miles los que conocen de sus derechos, de sus deberes y asumen claridad política.

Lo vital ahora, es que gracias al llamado que ha realizado el Presidente Maduro para la realización de una ANC, permite que sean muchos los que estudian y teorizan sobre la Constitución y el Derecho. Gracias a esta inquietud es que hemos podido llegar o tener acceso a la visión que sobre el tema maneja el eminente escritor, jurista y profesor francés Raymond Carré de Malberg.

Destacamos que entre 1920 y 1922 publicó en dos tomos su obra fundamental: La Teoría general del Estado, la escribió durante los años de la primera guerra mundial. Fundamenta su estudio en los datos del derecho constitucional francés; en forma especial en la Constitución de la Tercera República de 1875. Su obra es citada por la doctrina francesa, durante la IV y la V repúblicas, debido a que su visión está vigente. Sin duda debe ser conocida por los juristas venezolanos, quienes con su mezquindad no han divulgado estas verdades.

Tomando en cuenta su estudio, argumenta que: “El Estado posee una potestad, basada en el derecho positivo, de imponer la voluntad general hasta a los miembros oponentes para formar una unidad que ninguno de ellos puede impedir que se integre ni la puede romper, por el solo hecho de su oposición, pero, a su vez, no se puede desconocer que es necesario que las personas colaboren con el Estado como en la formación de los órganos de gobierno. La colaboración es un medio; el fin es la potestad del Estado”. Tema que debería ser estudiado por los abogados ignaros, semi analfabetas que tiene la MUD, esto les podría ayudar a tener una cosmovisión diferente y ser por lo menos más defensores de la realidad venezolana, no tan entreguistas y traidores a la Patria del gran Bolívar.

Un tema especial es su análisis de la noción de soberanía, donde destaca: “el aspecto externo de la soberanía radica en que un Estado está excluido de toda subordinación o dependencia respecto a los Estados extranjeros; la soberanía externa es la expresión, en el consorcio internacional, de la soberanía interna del Estado y la soberanía es la más alta potestad que existe en un Estado, es una summa potestas. En una palabra, hoy la soberanía continúa siendo la mejor defensa de los pueblos pequeños y débiles frente a los grandes y poderosos”. Desearíamos que el presidente Trump fuera asesorado por verdaderos juristas, que conociera los cambios que ha experimentado el mundo, que entendiera lo que implican estas palabras sobre la soberanía. Es claro que Rusia y China interpretan con claridad nuestra situación y responderán Internacionalmente ante una supuesta agresión del Imperio y sus secuaces.  

Finalmente, destacamos que el eminente profesor llama la atención sobre la Constituyente, donde destaca que “la nación tiene derecho a cambiar su Constitución, por los medios previstos en la misma Constitución”. Siendo lapidario cuando afirma que “Así, cuando haya lugar a poner en movimiento al poder constituyente para modificar o derogar la Constitución en vigor, de ningún modo será indispensable recurrir al pueblo, convocar a todos los ciudadanos como si se tratara para ellos de fundar de nuevo, mediante una especie de contrato social, la nación y el Estado; tampoco será necesario proceder por vía revolucionaria, sino que bastará con hacer intervenir aquellos órganos que la Constitución misma, la Constitución que ha de revisarse o reemplazarse, predispuso por anticipado al ejercicio regular y pacifico del poder constituyente de la nación”.  

Es lamentable que los asesores de Chávez, no tomaran en cuenta los planteamientos de este ilustre profesor; como vemos el Derecho seguía atado a las mafias de bufetes famosos, hoy gracias a los cambios que se han desarrollado, el Derecho como lo dijo el Dr. Craca ha llegado al Pueblo, gracias a la visión del Presidente Maduro la ANC es una realidad y el camino ideal para llamar la paz y al dialogo, elementos necesarios para construir la nueva sociedad.

El camino está listo, de aquí los que más pueden aprender son esos “famosos abogados” Ramos Allup, Capriles, Borges y otros de esa camada de diputados chimbos, para quien Raymond Carré de Malberg debe ser una especie de fantasma o algún total desconocido. Sin duda la Doctrina tiene la razón histórica y este gran profesor nos lleva por ella con su famosa obra de Derecho.

Estamos claros que con la ANC pondremos sin temor la primera piedra para la construcción del estado comunal, base fundamental y necesario para avanzar hacia la Sociedad Socialista, único estamento social y político, capaz de salvar la Humanidad, así lo dijo el Comandante y así lo interpreta el pueblo.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1964 veces.



Asdrubal F. Márquez C.


Visite el perfil de Asdrubal F. Márquez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a249562.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO