Sobre Diálogos, Pactos, Traiciones y Soberbias

Nos enfrentamos a un paradigma, a una "verdad" que han esgrimido los "Cochinos Napoleón" (haciendo alusión al libro Rebelión en la Granja) pero que ellos no han respetado: "está prohibido todo contacto con el hombre" y así en Granja Animal, nadie podía hablar con el hombre, PERO ellos, Napoleón y Squiler, si podían "por el bien de todos". Les recomiendo que relean ese libro quien aún no lo haya hecho. Allí se resume buena parte de lo que está ocurriendo a lo interno de la Revolución Bolivariana.

El asunto es que los actores del alto gobierno y la dirigencia de la MUD se hablan constantemente, se llaman, se sientan y pactan. Y no solo lo hacen en nombre de la revolución, sino también, algunos de ellos, en nombre de sus grupos de poder, mientras ambas direcciones le dicen a sus bases "ódiense, desconózcanse, irrespétense". Ahorita mismo están sentados Jorge Rodríguez y Freddy Guevara con intermediación de Zapatero. Tienen varias semanas en eso. Y en los acuerdos está la libertad de Leopoldo López y otros presos más, ente otros aspectos. Aclaro que apoyo que estén dialogando. Lo celebro y deseo que lo sigan haciendo porque eso es parte de la Política fuera de la guerra. Hasta la URSS y EEUU conversaban en la Guerra Fría. Los diálogos de Paris se dieron en medio de la Guerra en Vietnam. Sin embargo, creo más en el dialogo amplio, que incluya a todos los sectores de la sociedad, en vez de dialogo de elites.

Ahora, lo relevante de esta negociación es que nadie salta en el país a decir que "sentarse con la MUD es traición" ¿Por qué nadie lo hace? ¿Por qué es "natural" que una pequeña elite se siente a negociar por todo el país, pero si organizamos un foro solo para debatir (entiéndase debate no negociación) saltan los extremistas a llamar "Traidores" a los organizadores? La respuesta es única e inequívoca, porque aceptamos la División Social del Trabajo en la Política, porque aceptamos que solo ellos (esa elite) deben tener el poder de hacer puentes y construir entendimientos mínimos y nosotros, las bases, solo debemos cumplir "órdenes de operaciones" como peones en el tablero de ajedrez. Y luego nos quejamos que el PSUV no debate, pero ¿por qué en un tablero de ajedrez la reina debe discutir con los peones?

Al final resulta que esa "verdad" es un absurdo. Para convivir hay que dialogar. Y dialogar NO es traicionar. Dialogar es buscar puntos donde nos encontremos, MANTENIENDO nuestros principios, nuestros programas y nuestras luchas.

Con este discurso sectario, el gobierno ha salido perdiendo pues quién es gobierno se desgasta con el tiempo de la gestión. Eso es normal en Venezuela y en todo el mundo. Además, regional y localmente, al prohibirnos dialogar, dejamos grandes masas trabajadoras que no ven VTV, solo a merced del discurso de la MUD que si les está llegando.

Soy de los que creo, porque hice vida política en la UCV y la inmensa mayoría eran de capas medias, que el discurso de soberanía, de libertad, de autodeterminación, de justicia Social, de desarrollo, perfectamente pueden asumirlo las capas medias siempre y cuando se les hable, se les proponga coherentemente, se les reconozca y respete. Y esto no se ha hecho desde el Chavismo. Una vez converse con Chávez en privado el tema y me dijo "Sergio, cada vez que planteó el tema de la Clase Media en el Gabinete no encuentro eco, me quedo solo". El presidente Chávez lo intentó, pero nunca tuvo apoyo para eso, salvo Héctor Navarro que él mismo me lo mencionó en esa conversación.

Si estuviésemos a la ofensiva y tuviésemos el 70% del apoyo hacia las fuerzas de la Revolución quizás podría decir "no hace falta conversar con ellos", como hemos venido haciendo y, sin embargo, sería incorrecto pues siempre hay que dialogar. Pero en un momento defensivo, donde el rechazo al Gobierno supera el 80% (según todas las encuestas incluyendo las que hace el Gobierno), negarse a conversar con este mayoritario sector de la sociedad es suicidarse políticamente por razonamientos infantiles. Hay que dialogar para distender y volver a traer a sectores Chavistas hacia el apoyo a la revolución. Sin embargo, el Gobierno en vez de distender, respetar, proponer y accionar hacia el dialogo, saca una foto diciendo "al Guaire lo que es del Guaire" y expresiones oficiales peyorativas y prepotentes de Pedro Carreño, Iris Varela y Jackeline Farias equivalentes, entre otros. Califica de traidor a quienes hacen criticas em pujándolos hacia una confrontación interna innecesaria.

Ahora, si se nos prohíbe dialogar con el adversario entonces tendríamos que convocar a los opositores para un foro, por ejemplo, en donde los ponentes serían todos Chavistas, ¿Será que van a ir? No. La única forma es que hagamos foros, conversatorios conjuntos con la oposición, en donde ambas partes expongan y así Chavistas y Opositores en el público contrasten visiones y propuestas. ¿No es nuestro programa el correcto, el que defiende la justicia? Quien no quiere dialogar es quien no quiere ser expuesto. Entonces ¿qué coherencia tiene prohibir y satanizar el dialogo conjunto con opositores en foros, conversatorios, mesas redondas, etc? Esto solo es sectarismo del mas infantil.

Fíjense que en el foro realizado en la Universidad Bicentenaria de Aragua el martes 13 de Junio, en donde invitamos a todos los sectores políticos incluido al PSUV, el opositor Eduardo Fernández (que fue un ponente propuesto por la oposición) decía "nos falta poco para ganarle al Gobierno", mientras el General Miguel Rodríguez Torres (Ponente propuesto por el chavismo) decía "necesitamos respetarnos y reconocernos todos, no se trata de ganadores y perdedores sino de buscar fórmulas del más amplio consenso para estabilizar la economía. Sino trabajamos juntos por detener la caída de la economía, no podremos lograr parar la crisis".

Al final la gran conclusión del evento fue: Debemos trabajar Juntos, a pesar de nuestras diferencias, para impedir una guerra civil. Al terminar se me acercó un joven de VP y me dijo "ahora sí entiendo, aún si llega Leopoldo de presidente no tendrá Gobernabilidad y no mejorará la economía. Por tanto, no es viable su Gobierno. Debemos sentarnos y dialogar todas las partes". Nos preguntamos ¿No es eso lo que tenemos que hacer los revolucionarios, o de lo que se trata es de insultar al adversario para demostrar nuestra "lealtad"?

Finalmente, claro que hay que dialogar, sentarse a hablar con toda la oposición, desmantelar el odio, abrirles caminos para que se expresen, reconocerlos. La soberbia de un sector de la burocracia del Gobierno al negarse a dialogar y limitarse a ofenderlos solo los ha fortalecido y los ha sumado a los planes de sectores guerreristas de la Ultra derecha, que de otra forma estuviesen debilitados. ¿Esto que digo va a contradecir la máxima "con la oposición no se dialoga"? Si. Y la contradice porque parto de que no toda la oposición es fascista, así como no todo el chavismo es revolucionario. Pero ser un líder político responsable no es decir lo que quieran escuchar sus seguidores sino hacer y decir lo que es correcto y responsable, así no sea popular hacerlo, y explicárselo al Pueblo. Eso fue lo que hizo Chávez cuando dijo aquella frase que, si tenía que bajar al infierno a hablar con el diablo para defender a su pueblo, lo haría

¿Qué necesitamos ahorita, líderes que digan lo que queremos escuchar y que le echen gasolina a la candela o líderes que hagan lo correcto y nos ayuden a recuperarnos de esta crisis para impedir una guerra civil y una intervención extranjera?

La respuesta es fácil.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3464 veces.



Sergio Sánchez

Concejal del Municipio Santiago Mariño (Turmero, Aragua), Militante de las causas justas de la humanidad, crítico y autocrítico. Ingeniero de la UCV.

 sergiocmb@gmail.com      @SergioTurmero

Visite el perfil de Sergio Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio Sánchez

Sergio Sánchez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /ideologia/a248021.htmlCd0NV CAC = Y co = US