“Cuida’ito”

Si bien es cierto, el simulacro que se realizó este 18 de octubre deja ver la fortaleza del sistema electoral venezolano, quien organiza este tipo de actividad como parte de las auditorias que le hace a sus procesos, midiendo: tiempos de votación, despliegue de los cotillones electorales, efectividad del “Plan República”, entre otros.

Pero otra cosa muy distinta es creer que:

1.- por el hecho que los sectores que adversan al gobierno, no haya participado, signifique que no existe o estén debilitados.

2.- que los motivos que hacen que los electores se abstengan o cambien de oferta electoral, hayan desaparecido como por arte de magia, como lo son el desabastecimiento afocante y la especulación innegable.

También es cierto, que como nunca antes, los sectores que conforman el Gran Polo Patriótico van unidos, con candidaturas consensuadas y legitimadas por un proceso electoral interno, realizado en los 87 circuitos del territorio nacional; y es evidente que la oposición se les vio la costura al momento de seleccionar sus candidatos, que bien vale la pena recordar que tuvieron que pagar 150 mil bolívares, dichas elecciones solo se realizaron en 33 circuitos, equivalente al 40% del total, sin dejar de olvidar que varios de los partidos que conforman la, autodenominada,  “Mesa de La Unidad Democrática” lanzaron candidaturas por su cuenta.

Ahora, mi punto es, si los revolucionarios se dejan llevar por todo lo antes expuesto, para creer que la revolución tiene “el mada’o hecho”, cuida’ito con que se genere un cierto grado de triunfalismo; lo que aglutina a los sectores opositores es el descontento con la gestión de gobierno, situación que se ha acrecentado en los últimos años, siendo aprovechado por la “dirigencia” opositora, quien basa sus campañas comunicacionales en función de ello.

Los revolucionarios debemos sincerar el discurso y contraponer proyectos para desenmascarar  verdaderas intenciones (como la de los empresarios que adelantan conversaciones con el FMI, conocidas hace unos días), no sin olvidar que la gente quiere respuestas a las situaciones (desabastecimiento, encarecimiento de la vida) ya expuestas en líneas anteriores, sin mucha retórica discursiva.

comunicacionpsuvaragua@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1466 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas