Pildoritas 44 (año VII)

Un año de orfandad

06-03-14.-Parece que fue ayer, el dolor de su partida sigue inmodificable en el corazón del pueblo redimido, cuando vivimos el presente y sufrimos, el embate de los enemigos de la Patria, como lo estamos padeciendo buen número de tachirenses y los habitantes de 18 municipios en el país, es cuando nos convencemos de la falta que él nos hace, pues estamos seguros que con su sabiduría, sus dotes de estratega insuperables ya habría terminado con la destrucción y muerte que una ínfima minoría está causándole a muchas familias inocentes.

A estas alturas la espera por rectificaciones ya no existiera y simplemente, quienes somos víctimas de la locura de unos cuantos, estaríamos liberados del secuestro a que nos tienen sometidos.

¡Cuánta falta nos haces comandante!

Aquí en este estado fronterizo, estratégico para el país, la situación cada día se hace más difícil, los alzados que pisotean impunemente la Constitución y las leyes, aumentan sus ataques, abren nuevos frentes hasta el punto de que ya las guarimbas y barricadas comienzan a aparecer en zonas populares, en donde supuestamente vive la gente afecta al proceso, ahora con la modalidad de asignación de jugosos premios a quien monte la barricada más original, hay sitios de la ciudad por donde no se puede transitar ni a pie, la desesperación cunde, aquí es imposible pensar en la posibilidad de enviar a los muchachos a clase y al amanecer de un nuevo día hay que soportar nuevas imposiciones de los guarimberos, que tienen la protección, la logística y el financiamiento de la Alcaldía de San Cristóbal, por parte de un alcalde que le ha declarado abiertamente la guerra al Gobierno Regional y Nacional, mientras la mayoría del pueblo se pregunta: ¿Cómo es posible que todo un estamento oficial conformado por la Policía Nacional, GNB, Ejército, y demás organismos obligados por la Ley a resguardar el orden y proteger a la ciudadanía y sus bienes, mantiene, es lo que percibe en el ambiente, un sentimiento de desamparo, de impotencia, de abandono inaceptables, que ya raya en desesperación y tristeza y que a quienes amamos por convicción este proceso, nos hace añorar cada minuto que pasa a quien en mala hora hace un año nos dejó en la orfandad más profunda.

Hoy por fuerza hay que recordar la reacción del Comandante eterno, en el 2009 cuando vivimos situaciones similares, hay un video de las ordenes que da a los organismos de seguridad para que cumplieran con sus deber y aplicaran lo previsto en las leyes contra quienes en flagrancia, como ahora mismo lo hacen, de nuevo, a través de las llamadas guarimbas mantenían en zozobra a la ciudadanía, “! ECHENLES GAS ¡, fue la orden, es lo que casi a diario vemos en cualquier país del mundo, aquí se ha hecho pero de manera muy tímida, se ha logrado reconquistar espacios pero inmediatamente se abandonan y vuelven a ser tomados por los delincuentes, quienes en respuesta montan nuevas guarimbas y barricadas.

La salida para ellos es: ¡que se vaya Maduro y Vielma¡ para nosotros es soportar una profunda orfandad y orar, con sentimientos encontrados de rabia, frustración y desesperación, pues no nos sentimos protegidos por nadie, es lo que se ha logrado con la incomprensible actitud de “dejar hacer, dejar pasar” en lo que se ha llamado estrategia del desgaste, es simplemente acrecentar las acciones vandálicas de quienes están firmemente convencidos que están logrando sus pretensiones. Mientras: ¡Cuánta falta nos haces Comandante¡


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1383 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a183683.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO