La tempestad de 1954 y el vacío de 2012

Pudo haber estado lloviendo esa madrugada o estuvo cantando un gallo o volando una sombra entre las ramas de algún árbol, qué importa eso, eso pasó, eso se fue, eso es un cuadro pintado en la historia….Lo cierto es que era 28 de julio de 1954… ¿quién perforaba el tiempo de las horas? ¿Quién se escabullía de un vientre? ¿Quién cantaba con su voz pequeñita atravesando las paredes de aquella vivienda en un lugar del mundo?

¿Qué hacía aquella mujer con el hijo que llegaba de la luz para alumbrar las sombras?

No, no se trata de un cuento, de una fábula, aquí nadie es Esopo, aquí la noche tenía un olor mohoso y en algún ángulo de la vivienda una pequeña araña tejía un nuevo pañal para el niño que no llegaba entre inciensos y mirra, pero era un niño venezolano, al cual su familia veía y adoraba sin traspasar el umbral de la utopía….

Y hoy recuerdo a Omar Kheyyam_

-A nadie le pedí la existencia. Por eso me esfuerzo en acoger indiferente cuanto me regala la vida ¿por qué tendré que irme ignorando a qué debo mi paso por la tierra?

Tus pasos por la tierra no fueron en vano. Todos hemos introducido los nuestros en tus huellas y hemos percibido el calor de quien lucha eternamente por los que no han olvidado la verdadera esencia de vivir…Existir para el bien total y no para el individual…

Grecia de mis amores…

”La forma en que actuaba era muy agradable para la muchedumbre, pero para los inteligentes, ¿ para los acomplejados?)….Cualquiera admiraría en sus palabras la decencia y la entereza….Sus discursos eran primorosos y contenían mucha energía”

Después galopó desde aquel lugar a la ciudad no de Dioses, sino de pueblo en pueblo y la brisa de la espesura se colgaba de su regreso y dijo que “Volveré, volveré y miraré por esa ventana la incierta lejanía de tu caballo Zamora, patria y pueblo libre, sin mordaza, sin grillos en los tobillos”

Y luego nos dejó pálidos, ojerosos, tristes, como playa si cangrejos…Fue una guerra de quien no tenía razón contra la razón…se lo llevó, lo ocultó de nuestros ojos pero los océanos ante las súplicas lo sacaron desde lo profundo y pudimos verlo flotando en el aura de nuestra piel y ahí está como un tatuaje de muchacho travieso

“No supe por qué azar me trajeron al mundo y me dieron la vida ¿a qué entonces quejarme?

Pasaste rápido: 58 años y un siglo de amor, quienes nos quejamos somos nosotros, los de carne humana, lo de espíritu soñador, los de abajo, los que siembran sus sueños, los que siguen a los valientes, los que no son capaces de olvidar a quien los ama…

El 28 de julio de 1954 nació nuestro niño y se hizo hombre entre el pensamiento, la historia, el cariño de los pueblos del mundo que no puede dejar de sentir lo que hala, el amor…Hoy eres una figura que camina por los cielos de América, bromeando, riendo, cantando, echando chiste, desafiando imperios, te escuchamos te sentimos, está allá al Norte, al Sur, al Este al Oeste, eres los puntos cardinales y por eso cuando elevamos una plegaria a las alturas no podemos dejar de pensar en tu grandeza, en tu inmortalidad, porque cuando los pueblos aman no les importan los reproches de los que no saben hacerlo… 28 de julio de 1954, cuanta alegría, 5 de marzo cuanto dolor…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1623 veces.



Angel V Rivas

Limpiabota, ayudante de pintura, articulista, Productor Nacional Independiente, editor de El Irreverente. Animador del programa Gigantes del Romance, autor del libro Pacto Satánico y poeta en estado de frustración.

 legavicenta@gmail.com      @legavicenta

Visite el perfil de Angel V Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Angel V Rivas

Angel V Rivas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /ideologia/a211487.htmlCd0NV CAC = Y co = US