No nos lo merecimos

Efectivamente, a la luz de todo lo acontecido se constata que sin lugar a dudas no nos lo merecimos nunca, será por eso tal vez que Dios se lo llevó.

Es cierto que tenemos muchas debilidades, debilidades que por cierto son responsabilidad de todos, no solo de la dirección de la Nación, o es acaso que yo no soy culpable de que a mi alrededor existan personas que obtienen créditos afirmando que son para producir y luego los utilicen para enriquecerse y que yo no los denuncie a ellos y a los gerentes del Banco que los otorga y que deben estar millonarios a comisionasos. Pongo ese ejemplo porque se que mucho ciudadanos de este país conocen de esos casos y los han comentado frente a mi, y ni yo les digo que los denuncien ni ellos se atreven a hacerlo, o mejor dicho no quieren hacerlo por que son sus amigos. Eso sin decir que corresponde a las autoridades hacer seguimiento a todos aquellos que obtengan créditos para producir para ver que diablos hacen con ese dinero, y a la forma de vida de los gerentes y otros funcionarios de los Ministerior, bancos Públicos, etc. y así se enterarian, sin necesidad de denuncia alguna, el destino del dinero de todos los venezolanos.

Igual cosa se podría decir de CADIVI todos lo dólares que se venden en el mercado negro salen de allí, de donde más podrían salir, pero no hay nadie preso. Todos sabemos que tiene que otorgarsele dolares a empresarios y particulares que luego los revenden y se hacen ricos, riquísimos, así como también todos los funcionarios de CADIVI, desde el Presidente hasta el portero, y que hacemos, nada. Podriamos hacer, claro que si, los movimientos populares podriamos tomar CADIVI y la Fiscalía nos deberia acompañar, pero no lo vamos a hacer y la Fiscalía menos, no nos lo mereciamos a él que dio su vida por nosotros en medio de tanto sufrimiento, y nosotros tan cómodos, hechándole la culpa a Maduro y tranquilos seguimos comprando la gasolina más barata del mundo, creyendo que ese beneficio es por la gracia de Dios y no gracias al Comandante, CADIVI es el origen, además de la falta de producción, de la gran especulación que nos aqueja y que constituye el golpe económico que hace que muchos de los que ayer acompañaron a Chávez, hoy no voten o lo hagan, valgame Dios, por el imberbe lechuguino. Es que ellos pensaron que de ganar semejante cosa se iba a acabar la especulación, la inseguridad o los apagones, no los acabemos nosotros mismos con nuestro accionar diario trabajando, denunciando a los corruptos, exigiendo el cese de la impunidad, ayudando a un hombre que la vida puso allí y que está tratando de salir adelante y sobre todo, en memoria de Chávez, metiéndole el hombro a la carga para salir adelante.
Un gobierno de derecha hará inmediatamente invisible al pueblo, al que lo elige y al que no, privatizará PDVSA con lo que quedará sin dinero para inversión social, entonces irá al FMI, al Banco Mundial y nos endeudará para que nosotros tengamos que pagar la deuda, como les está pasando a los europeos, reprimirá e impedirá a sangre y fuego que volvamos a llegar, no lo olvidemos, Dios nos dio esta oportunidad, pero esto no se repite.

La incompetencia, la ineficacia es de todos, o es que acaso los funcionarios públicos son de marte, no son venezolanos que sólo quieren vivir del sueldo que no se ganan, no es solo culpa de los Ministros (aqunque estos tengan su cuota parte de responsabilidad), son los vicios que nos acompañan y que la derecha corrige, como lo hace en la Empresa privada, sin contemplaciones. A trabajar 24 horas diarias por un plato de comida y si no lo haces bien ni eso tienes, pero nosotros queremos trabajar media hora y tener todos los beneficios del mundo y sus alrededores, si no tenemos casa queremos una ya, no importa que haya gente que la necesite más, no nos importa que los arrendatarios tengan una Ley que los proteja, no, es que tenemos un rancho alquilado y queremos que nos lo devuelvan aunque los inquilinos se queden en la calle. No queremos sembrar ni un aguacate, que lo hagan otros, nosotros a vivir bien y a vacacionar. Así vamos al despeñadero y después a llorar al Valle.

Rodilla en tierra y llorando siempre a mi Comandante


veoch@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2065 veces.



Victoria Otero


Visite el perfil de Victoria Elena Otero de Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas