Inconsciencia y deslealtad con la Revolución, el Comandante y su legado político

Ganó Maduro. Victoria inobjetable de la revolución Bolivariana y Chavista, a pesar de la poca diferencia en votos a la que estábamos acostumbrados. Sea como sea tenemos a Maduro Presidente y seguimos con el poder, y desde aquí lo felicitamos por el gran esfuerzo realizado junto a su equipo de campaña.

Sin embargo, considero que desde el Cuartel de la Montaña nuestro Comandante Supremo, como testigo silente, se merecía un triunfo arrollador que le diera un parao a la Contra en su afán de complacer al Departamento de Estado Norteamericano y el Imperio de apropiarse de las riquezas de la Patria, de nuestros sueños de libertad y soberanía nacional.

Es evidente que la contienda fue muy fuerte y estuvo signada de obstáculos, guerra sucia, saboteo económico, eléctrico, violencia provocada, y sobre todo por una estrategia de la oposición, apoyada en una feroz campaña mediática , basada en la mentira y las ofertas económicas engañosas que al final pienso , lograron su cometido de engatusar y mellar la voluntad de un millón de compatriotas, inconscientes, que tal vez inconformes o afectados, por el desabastecimiento en algunos rubros de la canasta básica, medicamentos, repuestos y el fantasma de la devaluación creyeron en el anuncio irresponsable y falaz del aumento del sueldo mínimo a Bs 3000 y de un aumento general de sueldos del 40%, cesta tickets para los pensionados etc. DE MANERA INMEDIATA, así como la suspensión del Decreto de devaluación de la moneda, el fortalecimiento y apoyo de las misiones, eliminación de la inseguridad, como si de un simple decreto se tratara, entre otras falsedades, anunciadas solo para captar incautos y pendejos.

Es cierto, que algunos de nosotros, incluidos, tal vez, muchos camaradas que votaron por Capriles, teníamos y tenemos, discrepancias vinculadas con la ineficiencia operativa del Gobierno revolucionario. No podemos negar que se han cometido muchos errores, acciones y omisiones dentro del Gobierno que dejan mucho que desear. Esto, y muchas razones pueden ser y son caldo de cultivo para el descontento con un Gobierno, pero NUNCA suficientes para poner en pico de zamuro la permanencia, continuidad y éxito del proceso revolucionario liberador que empezó a construir nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez. Hacerlo votando por el enemigo de clase y del país es INCONSCIENCIA Y DESLEALTAD.

Este descontento se debe canalizar, corregir y luchar por ello, desde dentro, con mucha paciencia y firmeza, recordando siempre que nuestra revolución nació electoralmente de manera aluvional, donde miles de adecos, copeyanos y afines de la noche a la mañana se “convirtieron en Chavistas y revolucionarios de boina roja que no aguantan un aguacero porque se les destiñe”, y que desafortunadamente , muchos de ellos, están mimetizados, dentro de la estructura burocrática ocupando cargos claves.

Y COMO SE DESENMASCARAN? Luchando para profundizar la revolución, rodilla en tierra con el Presidente Maduro y en la mano la aplicación del legado político de nuestro Comandante Supremo Chávez.

Esta profundización del proceso revolucionario, debe ir acompañada además, por un sentido autocritico, donde se priorice el aspecto cultural, vinculado a la concientización de la población a todos los niveles. Para ello, es muy importante insistir en reforzar patrones extra-económicos que permitan a nuestro pueblo entender y valorar en su justa dimensión los logros sociales y políticos de la revolución y desestimar como punto básico y único de sus aspiraciones el tema económico, el rentismo, la dadiva, el contrato colectivo oneroso desvinculado del verdadero aporte productivo, el ausentismo laboral etc. Es necesario intentar campañas a todos los niveles que apunten a desterrar de nuestras mentes y práctica diaria aquello de “cuanto hay pa eso” y que si me das ……voto por ti; sin tomar en cuenta el futuro de nuestros hijos y la soberanía y consolidación de la patria en libertad. Es necesario insistir bastante en enseñarlos a pescar y no regalarles el pescado. Vamos a dignificar a los nuestros, enriqueciéndolos moralmente y empobreciéndolos de vicios y malas prácticas proselitistas, que al fin y al cabo provienen de las miserias del capitalismo.

Invito a nuestros dirigentes a reflexionar en esta materia y entender los resultados de estas elecciones como una oportunidad única y a tiempo, para abrir los ojos y corregir el proceso revolucionario, de los entuertos y errores cometidos para lograr reencontrarnos más temprano que tarde en un solo un pueblo, unido, convertido en un Chávez victorioso y dotado de una conciencia de clase blindada y llena de Patria, libre y soberana como era su ideal.


hectorlgarzon@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1932 veces.



Héctor L. Garzón A.

Economista. Abogado. Profesor universitario. ExViceministro de Agricultura y Tierras (circuitos agroproductivos)

 hectorlgarzon@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Garzón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a163596.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO