Ilusioria aplicación de precios acordados, sin acometer una política económica de shock integral anti-crísis

A estas alturas, con el NUEVO COMIENZO, no es posible y consideramos casi una burla. que comiencen por anunciar medidas viejas y fracasadas DE ILUSORIA APLICACIÓN, para enfrentar la situación de crisis existente, producto de la "guerra económica" que se refleja en la escasez y especulación con bienes y servicios básicos,(alimentos y transporte) y el envilecimiento de nuestro signo monetario en las garras de un marcador del dólar arbitrario, ante un evidente "vacío de poder" por acción errada, u omisión, por parte de las Instituciones del Estado, responsables en la materia; los cuales han potenciado la eficacia del caos económico inducido por la derecha.

No es necesario un DIAGNOSTICO riguroso, a la hora de analizar y hacer críticas y propuestas dentro de la coyuntura, ante la crisis económica y social existente, como lo planteara recientemente el ex Ministro Jesús Farías, para descalificar el valioso aporte de un grupo de calificados colegas quienes presentaron al Presidente Maduro un interesante trabajo titulado "Recomendaciones para atender la coyuntura económica venezolana", publicado en "15 y Ultimo" y al cual me referiré más adelante, por considerar lo importante, que solamente significa, el hecho de reunirse, investigar, y articular unas propuestas para el debate, dando respuestas heterodoxas viables y perfectibles ante la crisis, en momentos en que las mismas "no abundan" dentro del Gobierno o al menos desconocemos.

En este contexto, refiriéndonos a la ILUSORIA APLICACIÓN DE PRECIOS ACORDADOS,y a los otros operativos anunciados (intervención de mercados etc,), no dudamos de las posibles buenas intenciones , pero a estas alturas estos eventos resultan vanos y constituyen simples paños de agua tibia, solo útiles para la explotación mediática oficial, pues existen unos elementos condicionantes de orden estructural en la economía venezolana de carácter endógeno y exógeno que impiden, limitan, y distorsionan la posibilidad de una aplicación eficaz de una política de precios acordados, y un freno contundente a la especulación sin que antes no se diseñe y aplique una política económica integral de shock, audaz y heterodoxa.

A continuación intentaremos exponer un "esquema de diagnóstico:

A. Elementos de orden estructural que no deben omitirse en el diseño de políticas

a.1 La estructura económica venezolana,(productiva y distributiva), está controlada en un 75% de manera directa e indirecta por grandes corporaciones transnacionales y socios "nacionales" vinculados estrechamente a ellos; apalancados e igualmente asociados con el sector bancario privado nacional e internacional, respaldados por una mediática de gran cobertura globalizada.

a.2 Dentro de esta estructura, se destaca como punta de lanza el sector agro-industrial, controlado por No más de 10 grupos oligopólicos, cuya principal característica es lo que se denomina "economía de ensamble", altamente dependiente de materias primas, insumos y tecnología importada. Este sector constituye el principal bastión de la "guerra económica" y necesariamente de aquí salen los productores y empresarios con los cuales se deben "acordar" los precios. Es así como deben pactar y contar con la buena pro de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (CAVIDEA), organización controlada por el Grupo Polar y afiliada a Fedecamaras. Es ahí donde se decide el precio del Arroz, azúcar, granos, margarina, aceite comestible, atún, sardinas, harina de maíz,harina de trigo, pollo, carne, cerdo, pavo, quesos, leche, jamón y embutidos, huevos etc etc.

a.3 Es evidente, público y notorio el significativo papel que juega el Grupo Polar en la "fase final" –como la califican sus autores intelectuales– de la guerra económica, al actuar prevalido de su condición monopólica alimentaria, como su "ariete" visible. Su acción desestabilizadora se combina con la participación del hampa común mercenarios, y está sincronizada con las grandes corporaciones transnacionales, responsables de abastecer el mercado a nivel nacional (cadenas de supermercados y puntos de distribución). Además, cuenta con el apoyo mediático globalizado.( ver nuestro articulo "Grupo Polar: monopolios, guerra económica y subversión".publicado en 15 y ultimo. 7/06/2016

a.4 Estos grupos transnacionales y sus socios "nacionales", han sido y aun lo son, aunque en menor grado, los principales beneficiarios de dólares preferenciales, créditos y por su puesto "devoradores de nuestra renta petrolera", a través de las importaciones con sobreprecio, sobrefacturación y todas las trampas posibles, por supuesto, con cómplices necesarios enquistados durante varias décadas, en las esferas del poder, en la IV y V República.

Por ello, se debe descartar,--- sin antes no definirse y aplicarse una política económica integral de shock, audaz y heterodoxa--- que se continúe pactando y negociando con ellos, dándole divisas, prebendas y otros beneficios a cambio de que se porten bien, NO NO. Son los MISMOS actores que dirigen la guerra económica y el ataque despiadado contra el estómago del pueblo.

Por supuesto, que esto no significa que no se dialogue y busquen acuerdos de producción y distribución, pero con reglas claras, sin complicidad ni chantajes.

B. Condiciones básicas para controlar y definir una política de precios Viable

Para controlar y definir una política de precios Viable se requiere procurar en primer lugar la estabilización cambiaria, ya que es IMPOSIBLE pensar en revisar estructura de costos, en una economía dependiente convulsionada, en medio de un cartel de precios dirigidos por oligopolios y alimentada por factores políticos, en una guerra declarada sin cuartel, claramente subversiva, estratégicamente decididos a derrocar el gobierno y con ello acabar con la esperanza no SOLO del pueblo venezolano, sino de todos los pueblos de nuestra América y el Sur-Sur.

De lo anterior se desprende, abrir el abanico de posibilidades reales que estimulen y garanticen la construcción de una economía productiva y distributiva menos dependiente y autosustentable. Para ello es menester tomar decisiones entre ellas:

b.1 FORTALECER EL VALOR DEL BOLIVAR y lograr la estabilidad monetaria, con el Diseño y aplicación de una política económica integral de shock, audaz y heterodoxa. En este planteamiento, acompaño, casi en su totalidad, las valiosas "Recomendaciones para atender la coyuntura económica venezolana", ya citado, con la variante de que no comparto la creación del Bolívar Oro promovida por la destacada colega, Pasqualine Cursio, pero apoyo la propuesta y visión que viene planteando un gran estudioso y versado en la materia, el colega JOSE

GREGORIO PIÑA, (ver "Petro y criptomonedas: mitos y realidades" (XXI),10/06/2018. Publicado en 15 y ultimo), quien también suscribe las referidas recomendaciones del grupo, pero difiere en los términos siguientes:

    • El valor del Bolívar Soberano VES debe ser respaldado también, de manera directa, con respecto al mismo respaldo en petróleo ya establecido para el Petro. (o, a futuro, a una canasta ponderada de bienes constituida en petróleo, Oro Monetario y diamantes tallados), a su vez con precio internacional autónomo y conocido, expresado en USD y otras divisas, desaparece la credibilidad de una eventual fijación de "precio" de esas otras divisas con respecto al Petro o al VES.
    • Que el PETRO no compita contra el Bolívar Soberano (VES); sino que sea la expresión digital de alto valor del VES; que sea una sola moneda con dos modalidades. El Petro sería un múltiplo del VES y, por consiguiente, el VES sería una fracción del PETRO, con expresión física o electrónica usual, pero no con tecnología de cadena de bloques.
    • Que el PETRO funcione como divisa, sólo para el comercio exterior; los VES serían canjeables por PETRO en el BCV, previa aprobación del órgano competente, para usos necesarios; de acuerdo a la normativa que se dicte sobre la materia
    • Impedir el uso del PETRO dentro del país entre particulares; sólo para que el Estado reciba pagos externos o internos.
    • Esta propuesta tiene entre otras ventajas la inmediatez en ser aplicada, además de que no colide con los objetivos actuales de la Política Fiscal del Ejecutivo Nacional, como sí lo hacen otras propuestas alternativas que circulan en la Web y en artículos publicados.

b.2 Definición de una nueva política de salarios; revisión y actualización de Contratos colectivos, en la cual se establezca un sueldo mínimo indexado al PETRO y por ende realizar los necesarios ajustes a la escala salarial.

b.3 Una vez establecido las correcciones cambiarias, definiendo la paridad Petro/ VES y diseñando una política monetaria realista y auto sustentable, con una moneda anclada al valor del Petro, como lo explica JOSE GREGORIO PIÑA en el punto anterior; comenzar a trabajar, EN LA BUSQUEDA de precios acordados, pero sobre la base de la revisión de las estructuras de costos, bien definidas y ajustadas sistemáticamente, por cadenas de producción, coeficientes de importación y valor agregado nacional (VAN), utilizando parámetros y técnicas de ajuste y valoración constante y móvil, usando la tecnología aplicable por el Banco Central de Venezuela, basadas en tablas de insumo-producto en combinación con el SENIAT usando la base de datos, cruce de información y manejo de su plataforma tecnológica. Debe ser un proceso automático, sistémico, dinámico y transparente, preferiblemente alejado de posibles discrecionalidades

b.4 Redefinir, Revisar, y reorganizar de manera Radical (4 erres), la política de importaciones en materia de alimentos, materias primas, insumos,repuestos,equipos y maquinarias reservándoselas el ESTADO.

Para ello se requiere rescatar, redimensionar ,blindar las organizaciones existentes para ello, desde el Ministerio de la Alimentación, como todos aquellas empresas creadas para tal fin, creando los protocolos necesarios que garanticen la transparencia necesaria y los controles que minimicen las posibilidades de continuar realizando compras con sobreprecios, sobrefacturaciones o adquisición de productos vencidos o de mala calidad a precio de oro.

En este sentido, coherentes con el punto b.3, debe trabajarse con precios de referencia, de manera sistematizada, de manera sincronizada con el SENIAT, usando y cruzando su base de datos aduanales, certificaciones y verificación pre y post. Contrastadas con el país de origen, conocimientos de embarque y los precios referenciales,

Por supuesto, esto requiere de la aplicación verdadera del NUEVO COMIENZO que anunció el Presidente Maduro; requiriendo para ello una limpieza profunda en aras de garantizar el rescate no solo de nuestra economía, sino también de la voluntad de construir el socialismo del siglo XXI.

b.5 MUY IMPORTANTE: Dejar de hacer anuncios que posteriormente no se cumplen o se desconoce su cumplimiento o son irrealizables.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1469 veces.



Héctor Garzón

Economista. Abogado. Profesor universitario. ExViceministro de Agricultura y Tierras (circuitos agroproductivos)

 hectorlgarzon@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Garzón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a265633.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO