La relaciones entre la iglesia i el Estado venezolano

“Toda historia, en sus comienzos, se

  adorna con leyendas; la del cristianismo

  no constituye excepción. Las iglesias quieren

  que las leyendas del cristianismo naciente

  sean historia pura; sería el más sorprendente

  de los milagros”

 Salomón Reinach

“La intolerancia que se extendió por el mundo

 con el advenimiento del cristianismo es uno

                                                      de los aspectos más curiosos”

                                                       Bertrand Russell

      He visto con curiosa serenidad, la decisión del gobierno revolucionario de ir a conversar, no propiamente con la iglesia, pues muchos cristianos repiten que la iglesia somos todos –aunque sinceramente me considero excluido i ex comulgado por mí mismo− i lejos de sentirme opositor o enemigo de esa comunidad universal que, también sincera e históricamente creo que no la fundó Cristo,  juzgo que puedo reflexionar i opinar sin prejuicios. Con quienes se ha ido a conversar es con los miembros de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) integrada por cardenales, arzobispos, nuncios, obispos i sacerdotes que piensan i se reúnen como un partido político i del mismo modo proceden, puesto que, desde los tiempos del golpe de estado del 2002, ya el Cardenal Ignacio Velazco, estaba como cabeza visible de ese conjunto político de oposición, firmando el documento Carmona e insistiendo hasta en la Orchila para que el presidente renunciara i se entregara; i posteriormente el Cardenal Castillo Lara, uno de los que más desechó la prédica de Cristo “si quieres ser perfecto, deja tus bienes i dáselo a los pobres”, porque vivía en una especie de castillo o mansión de rico Mac Pato, i adversaba al presidente Chávez hasta en sermones dentro de la iglesia; también porque lo veía al lado de los pobres i no de la burguesía millonaria. A estas dos “excelencias o eminencias” de la sede diplomática del Vaticano, siguió otro Cardenal, Urosa Sabino, a quien Chávez, luego de su designación i elevación dignataria en Roma, recibió con honores, se dio a la tarea con “tres mosqueteros” no del pueblo, sino de sello oligárquico, que son José Ofidio (perdón, Ovidio) Pérez Morales, Baltasar Porras i Roberto Lückert, a quienes se sumó D’Artagnan Ubaldo Santana (tampoco del pueblo, de donde vienen todos, pero pretende ser de la gente de poder en la ultraderecha fascista), i de mantenerse en fiera oposición, desprestigiando todo, haciendo acusaciones, dándole protección i cobijo a un delincuente i violador, o sea, agrediendo tanto o más que un partido político. Son los virtuosos representantes de Dios en la tierra. Los intolerantes que quisieran ver, además, convertidos en santos o venerables, no a José Gregorio Hernández porque lo desea o aspira el pueblo, sino a Francisco Franco, Escribá de Balager i Augusto Pinochet, pues en ellos tienen el ejemplo para una bella i santa armonía, entre política i religión. En eso influyeron hasta en las familias de Venezuela; recuerdo que mi madre, que no sabía nada de política, tenía en el altar de su habitación, entre Cristos i santos o santas, un retrato enmarcado de Francisco Franco, salvador de España. En fin, la iglesia, no cambia jamás. Un pensamiento medieval, de antes de Lutero, i tiene los mismos problemas de delincuencia, robos, acosos sexuales, quiebras bancarias, i todas las adversidades i problemas de cualquier país, así haya surgido de su seno, hombres como Camilo Torres (El centro de estudiantes de Lovaina en Bélgica, cuando estudié allá, se llamaba Camilo Torres), Ernesto Cardenal, conocido cuando escribió “Ernesto Cardenal en Cuba” i otros en América. Todos una excepción de dignidad, entre tantos malos sacerdotes i pedófilos que el Vaticano trata de ocultar o proteger, especialmente en Europa (Irlanda) i en América (Estados Unidos i México.

       Sin embargo, es un gesto de cordialidad i nobleza que, este Vice Presidente que tenemos, Elías Jaua, destacado revolucionario que rinde, cumple i aporta todo positivo, donde se desempeñe, acompañado de otras autoridades del gabinete, ha ido a manifestar el respeto que siempre el presidente Chávez a tenido por la religión cristiana i solicitar con cortesía i verdadera virtud, que los sabuesos de la CEV comprometiendo al Vaticano, se comporten como religiosos i no como políticos improvisados i fascistas.  El mismo Chávez corroboró o refrendó la gestión de  Elías Jaua, con una atenta llamada telefónica. Creo que no lo hicieron guardando reglas de diplomacia, pero resulta importante haberles preguntado, cómo pueden respaldar la candidatura de un personaje que no tiene ni cualidades científicas, morales i políticas de méritos, para querer llegar a la presidencia de la república, que retroceder a lo que ya vivimos durante 40 años de IV República, i que ahora, a una periodista i artista de televisión, le parece insoportable durante diez años, pese al progreso i la felicidad que exhibe el pueblo venezolano., confirmado por instituciones internacionales. Merecería contestarle a sus disparates ridículos; puede bailar ballet fascista con María Corina, pero he pensado como el Comandante de Venezuela, América i quizá del mundo que, águila no caza moscas. Ponerme a aclarar las relaciones del la Iglesia con el Estado, aún recordando a Ernest Cassirer, es perder el tiempo frente a mentalidades tan oligofrénicas como tiene la MUD. En otra ocasión, será posible dictar la clase orientadora.  Desde que leí un libro mui especial titulado POR QUÉ NO SOY CRITIANO, de mi maestro Bertrand Russell, i la experiencia de tantos años a cuesta, quedé convencido,  que todas las religiones son falsas i nocivas. En los apéndices de este libro, podemos ver cómo se prohibió al autor dar clases en la Universidad de Columbia (USA) porque iba a corromper a la juventud norteamericana i en matemáticas no había demostrado sus capacidades; i en el estupendo enfrentamiento entre Russell i el jesuita más culto que ha existido, Frederich Copleston, en la BBC de Londres, la disputa filosófica sobre la existencia de Dios. Un libro maravilloso que recomiendo a todos. 

 Espero, o anhelo que, la CEV, sea imparcial, tranquila i religiosa, en esta campaña electoral. ¿No les parece que deben, al menos, rezar? ¡No conspirar!

robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6593 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a146718.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO