La no proyectada Cárcel de Maracaibo en la Isla de Providencia i sus graves consecuencias

Aunque soi un intelectual desconocido para los políticos de la capital (dónde se que alguno zulianos me adversan gratuitamente) ser Doctor en Ciencias Médicas (Título Universitario), médico-cirujano (Título universitario) especialista en Ginecología i Obstetricia, introductor en Venezuela del Método Psico-profiláctico en obstetricia, el único superviviente del Centro Histórico del Zulia, luego Academia de la Historia; Titular del la Academia, de la Academia Historia de la Medicina, Licenciado en Filosofía (Título universitario), al principio me designaba profesor de filosofía, ahora por los años, la experiencia i constancia en los estudios, creo que si merezco llamarme filósofo; Secretario Fundador de la Sociedad Bolivariana del Zulia, Ex presidente de la Asociación de Escritores  del Zulia (la cual rescaté) i Círculo Venezolano de Escritores; Profesor de L.U.Z. en Medicina , Filosofía i Arte, fundador de tres cátedras universitarias, con estudio serios de Sociología con Acosta Saignes i Ciencias de la Conducta en Medicina en la Unión Panamericana, Cronista sin título (por concurso amañado) de la Ciudad de Maracaibo, de los primeros en pasar el Puente sobre el Lago en construcción, igual que el teleférico de Mérida; Creador del Mejor Club Juvenil que haya existido en Maracaibo, con experiencia vivida desde los tiempos de Gómez, López Contreras i Medina, con dos años largos en Europa en la Universidad Complutense de Madrid i en la de Lovaina en Bélgica; con la más amplia carrera de Columnista de Opinión, Arte i Cultura en PANORAMA, DIARIO DE OCCIDENTE, LA COLUMA i hasta colaboraciones aisladas en QUÉ PASA, conociendo todos los rincones de mi ciudad i pueblos adyacentes por en mi condición de Pintor Profesional con estudios hasta de Estética en Madrid; con exposiciones en Caracas en el CLUB LOS CORTIJOS i en el CONGRESO  NACIONAL, con el respaldo de grandes maestros, entre ellos Tito Salas, Tomás Golding, Luis Alfredo López Méndez, Fidel Santa María, etc., i fundador de la cátedra de Historia del Arte en la Facultad de Humanidades. I finalmente, mi paso por la política revolucionaria, como Constituyente por el Estado Zulia i posteriormente Presidente de la Comisión Legislativa. Admirador de Chávez por su inteligencia, estudios políticos i gallardía de hombre bueno por excelencia; Con todo este largo historial de la vida en la mal llamada Sultana del Lago (pues nuestros poetas de ayer lloraría de dolor i coraje al ver lo que hemos hecho con él) i donde todavía la gran mayoría ignora de dónde viene el nombra de Zulia, Maracaibo i su fundación falsificada, Mara i sobre todo VENEZUELA, con el disparate difundido de “pequeña Venecia”. I expreso todas estas cosas porque, no solamente se desconoce mi vida en la capital, sino que en mi propia ciudad, i  se me invita a participar en una exposición de pinturas i dibujos, de la Casa de los Abuelos. Pedí permiso para reflexionar, i aun cuando no volvieron a llamarme, les iba a responder estar  ocupado en hacer cuentos infantiles de media página, i algunos dibujitos para el suplemento de PANORAMA, el PITOQUITOS. Por cierto, PANORAMA, el diario que nunca he dejado de leer i al que dediqué casi medios siglo de mi labor de escritor, me tiene todavía vetado.

       Esto lo expongo, repito, porque personas por respetables que sean  o cargos que desempeñen, excluyo a mi apreciada Ministra Iris Varela, una mujer extraordinariamente valiosa a quien le dicen mentiras; esas personas, parece que no conocen la ciudad, como un criminólogo i una directora (pero que olvida la sociología, la psicología, la estética i el medio ambiente) se apresuran a respaldar una idea totalmente absurda i muestra de ciertas estructuras de prisiones en el mundo i en Venezuela, no las han valorado. Resulta entonces que mi primera protesta escrita por APORREA (único medio que me proporciona mi derecho a opinar o la libertad de expresión) porque con mis credenciales, como lo expresó públicamente un político que estira i encoge la mano, a él le constaba que mi cultura profesional, científica, artística i filosófica, estaba mui por encima de la del célebre intelectual del programa, que se refería a los videntes, como sus amigos  invisibles. Ahora, parece que todo este decir documentado, a los maracaiberos, zulianos i venezolanos, nada les importa. Pues, este señor que escribe, no tiene autoridad, para oponerse a semejante inexistente proyecto, surgido de la necesidad de desalojo de una prisión terriblemente corrupta.

      Analicemos el disparate (no tiene otro calificativo) de la Cárcel de Sabaneta, como un “proyecto” que la única verdad que he leído en lo que escribe el ex gobernador Pablo Pérez (por primera vez lo hice), es que se pensó en un helicóptero, donde se ven algunos proyectistas sobrevolando la Isla que conozco desde joven. Como también conozco desde que se fundó, hasta el presente, por dentro i por fuera, las miserias i barbaridades de la cárcel “modelo”. I desde la década de comienzos del 70 cuando estuve allí, tenía todos los vicios imaginables posibles. Además, se trataba a los detenidos como lacra social; ahora, a los privados de libertad, se le trata con el respeto que se debe a un ser humano, aunque el presidente Mujica de Uruguay nos recordó, que somos la única especie en el mundo que se agrede a sí misma. El hombre, lobo del hombre, i si no, que hablen Bush i Obama.

      Ante todo veamos. Ha habido prisiones en el mundo, mui famosas i en islas. Quizá muchos han leído EL CONDE DE MONTECRISTO de Allejandro Dumás, i le es familiar el Castillo de IF, donde Edmundo Dantés i el Abate Faría, hacen gran parte de la historia en prisión. Es una isla cercana a Marsella i desde hace muchísimos años, creo que desde el siglo pasado o el anterior, por resultar costosa i además el Conde pudo escapar, se decidió cerrar.  Ahora es isla de turismo para museo del ayer. También en América, La Isla del Diablo, donde estuvo creo que Dreyfus i también Papillón, pero sobre todo en el siglo pasado, luego de la guerra donde los Estados Unidos robaron a México, a la entrada de la Bahía de San Francisco, está la más nombrada: la Isla de Alcatraz, que sirvió de sitio de defensa de la ciudad en los tiempos españoles; fue fortificada i armada, i algo similar lo siguió siendo bajo el Tío Sam. Allí en 1934 se estableció la más célebre prisión Federal, donde los intentos de fuga fracasaron (aunque se habla de dos éxitos desconocidos) i hubo huéspedes famosos como Al Capone que término allí, no por sus crímenes i turbios negocios, sino por el “más criminal de los pecados del capitalismo” evadir impuestos. Pues bien, en 1963, por gestión del Fiscal Robert Kennedy, la prisión fue clausurada, primero por el daño espectral a la ciudad, por lo costoso de su mantenimiento i el pago de carceleros profesionales, más, otra vez el gran pecado: mientras mejores prisiones más seguras i modernas el preso tenía un costo de tres dólares, en Alcatraz llegaba o pasaba de 10 dólares, sumado el deterioro del ambientes, los deshechos, los transportes, etc. Igual en otras prisiones; en Venezuela tuvimos la del Lago de Valencia i Guasina en una de las islas del Delta del Orinoco, i ambas desaparecieron, i tierra libre i apropiada para seguras prisiones modernas, nos sobran. Yo visité en Europa, hasta campos de concentración alemana durante la Segunda Guerra Mundial, i eran más que seguras, sin necesidad de contaminar islas o enturbiar ríos. Además, Alcatraz por ejemplo, está en el mar, en el océano pacífico nada menos, donde hasta los deshechos, las aguas servidas, o algunos suicidios, eran comida de tiburones. ¿Cómo pensar, entonces que una isla como Providencia,  justo frente de la ciudad, al costado del Puente sobre el Lago, en las narices de Palmarejo, Punta de Leiva, Los Puertos de Altagracia, o Barrancas i La Rita, pueda ser sitio de una prisión. Hasta a nado se puede mover uno en sus aguas; de joven, junto a un amigo de apellido Arteche, nos bañábamos con otros muchachos en Isla de Pájaros. Las construcciones en islas, se deterioran más rápido (pasaba en Alcatraz) i hasta las mismas bases del puente requieren repararlas con cierta frecuencia.

      A esto agregamos lo contaminado de nuestro lago, incluyendo en ello a la Petroquímica (mal colocada allí por Rafael Caldera) i el mechurrio, un fuego indignante. Cuando viví algunos años en Isla Dorada, al principio podíamos bañarnos en la playa; luego las aguas se hicieron turbias i hediondas; la arena amanecía de un blanco plateado extenso que, eran palometas muertas (un pez llamado así) o una densa neblina que era, nos explicaban, un derivado del amonio tratado en El Tablazo. Un pueblo situado al lado de la Petroquímica (El Hornito) hubo que mudarlo de allí i en fin muchas cosas que posiblemente olvido. Argumentar que allí hubo un Leprocomio, no es ningún argumento válido. Era, una isla poco poblada i creo que hasta tenían letrinas con pozo séptico. De eso el criminólogo no sabe absolutamente nada, i empero el Leprocomio hubo que sacarlo de allí. ¿Por qué? Ahora: ¿Imaginan ustedes lo que sería una cárcel, un hotel para la guardia i un hotel para los familiares de visita? ¿Qué chorro de aguas negras teñirían toda la costa oriental, i hasta la de nuestro lado en Maracaibo, incluyendo las orillas del Hotel del Lago?  ¿Han imaginados el caos que sería el transporte marítimo, cuando los “vaporcitos” como decimos aquí, son conflictivos de abordar tanto en Los Puertos, como aquí en el malecón? ¿Ha valorado le zaperoco que es siempre la Av. Libertador (deberían cambiarle el nombre) con sus buhoneros i otros comercios ignorados? Sin embargo, como los disparates llegan al colmo, hasta han dicho que programarían el Metro, para el traslado de los familiares visitante. A los tres días está paralizado i semi destruido por alguna protesta aunque trivial. ¿Han llevado cuenta de lo ruinoso, sucio i hediondo que cada dos o tres años, está el llamado Mercado Las Pulgas? Así estará cada sitio del proyecto de cárcel. Ya lo dije: quitamos el cacure del patio i lo colocamos de lámpara en la sala o ¿también tendré en suerte lo ocurrido al hacer autocrítica?

               (Posiblemente, continuará)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3521 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Jiménez Maggiolo

Roberto Jiménez Maggiolo

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /regionales/a174157.htmlCd0NV CAC = Y co = US