Estadista. líder o presidente Chávez (I)

LÍDER, es el que tiene la capacidad de hacer que se siga una idea o plan de manera voluntaria, conducir grupos, organizar equipos, controlar y corregir estos. De manera que grupos, equipos y masas,  voluntariamente acepten las instrucciones y  la conducción, que de ellos haga el líder.

El líder es una persona que tiene la facultad  de influir en los pensamientos y conductas de otros y que para lograrlo, persuada. El líder es primero, eficaz en la persuasión y luego cuando se consolida en el liderazgo, ya no basta ser eficaz se debe procurar ser eficiente en la persuasión  y la inspiración de  la masa. Para el líder es inapelable la condición de tener seguidores. No hay líder sin seguidores. 

PRESIDENTE, en cuanto a este concepto, tal vez se pueda ser más  asertivo en su caracterización,  puesto que al hablar del concepto  PRESIDENTE, se observa una  avenencia en relación a  que éste, es un  funcionario público de elección popular que dirige al poder ejecutivo, de entre todos los poderes públicos y  administra los recursos del Estado nacional. Puede verse como el individuo que coronó una campaña electoral exitosa y ahora ejecutará y administrará al Estado.

ESTADISTA, es el concepto de mas dificultad para caracterizar y para que en el, se identifiquen   las cualidades de las personas que dirigen grupos  o masas.  Fundamentalmente se requiere, para ser  ESTADISTA ( según una mayoría de los estudiosos de la ciencia política), que el líder conduzca un Estado, es decir según el concepto Kelseniano, al pueblo (con sus lideres incluidos) y a las estructuras políticas que conforman la soberanía en un ente territorial determinado.

El estadista, es una estadio superior al del líder y la de presidente,  este debe tener  como  prioridad el bien común, tener aptitudes para usar la inteligencia de otros  en el plan ideado, ser conciliador, futurista y ser una persona capaz de inspirar y asociar a otros con su sueño. Para que un presidente sea  estadista, se requiere ser un “Supra- líder”

En cuanto al estadista, en lo filosófico, se requiere que tenga una combinación perfecta de inteligencia, intuición política, genio militar,  motivador de masas y perfecta conciencia de sus fortalezas, debilidades personales. En relación al Estado que se dirige, se debe conocer las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas, que tiene el mismo en lo nacional e internacional; todo esto sumado a una adicción clara por lo estratégico, holístico,  lo futuro y un desinterés por  lo coyuntural,  simple, individual y cortoplacista.

El ESTADISTA, para algunos,  es  el que deja las próximas elecciones a los políticos empíricos y se dedica abnegadamente a la planificación, estrategia, pluralidad,  motivación, que desde el presente prefigurarán el futuro de la nación y de sus instituciones. 

Convertir un país en una potencia  requiere de un ESTADISTA  y el estadista aprende de la parte científica de la política, es decir de las realidades locales e internacionales, pasadas y presentes. El líder-Presidente, debe observar y analizar lo que en pos de la grandeza de su nación han hecho:

  1. VIETNAM, quien en su pasado reciente, realmente ha combatido al Imperio (Francés y Norte Americano) degenerado, quien no escatimo ingenio maléfico para hacer sufrir al pueblo Vietnamita. PERO, hoy día puso de lado todo el dolor y sufrimiento y se alío a USA y busca las ventajas de este coloso, para confrontar a China.
  2. Israel, quien ha hecho un convenio militar con  Rusia, la que antes la criticaba y armaba sus enemigos los Árabes. Todo para replicar a un pequeño desaire que le hizo Obama al sionismo y al lobby judío norte americano (AIRPAC), al instruirlos a iniciar conversaciones de paz con los Palestinos.
  3. Israel, armó a Georgia, para que invadiera a Osetia, combatiera contra Rusia y ahora hace alianzas y pactos militares con Rusia.
  4. Israel, ha disfrutado de una época de apoyos y respaldos mundiales obtenidos por la historia del holocausto judío, hecho por los alemanes. Ahora pone de lado toda esa  historia y son aliados contra Irán y los árabes.
  5. China, que a pesar de ser un “aliado estratégico de Venezuela”, le dona 5 millones de dólares a Colombia, para que COMPRE ARMAS DE DEFENSA  y se supone que Colombia tiene roces políticos militares y amagues de Guerra con Venezuela. China hace un desprecio  o al menos un des aire a la amistad de Venezuela. 
  6. Por ultimo, BRASIL, el del hermano  Lula, el sindicalista amigo de Chávez, pacta un negocio de alta tecnología aeronáutica con Colombia y Argentina e ignora el poder económico y político  de VENEZUELA, la dejo por fuera y no la convoco.
  7. Francia, hizo guerras durante todo un siglo contra Inglaterra, ahora dejó de lado sus heridas y construyo, con su antiguo enemigo, una de las obras de ingeniería  más grandes del mundo moderno, “el túnel del canal de la mancha”. Y por si fuera poco construye el avión de pasajeros  más moderno del mundo, el AIRBUS- 380.

Una vez conocidos y analizados  los casos comentados,  EL ESTADISTA  Hugo Chávez, apercibido  del  denominador común que tienen  todos los casos  citados (verificables todos en la web), que no es otro que el de  la búsqueda de los líderes de esos Estados, de  beneficios económicos, sociales y de estabilidad política para sus Estados. Para lo cual no convierten, pasados hechos políticos o militares dolorosos, en odios perennes, ni principios ideológicos o políticos en dogmas pétreos, negadores todos de la dialéctica.

Los líderes de Vietnam, Israel, China, Brasil o Francia, buscaban con estas acciones internacionales oportunidades para sus respectivas naciones, buscaban satisfacer las  conveniencias políticas, económicas presentes de sus naciones  y la supervivencia  futura del Estado. Buscaron beneficios para las generaciones futuras y las buscaron en el presente, con diálogos hechos con quienes fueron sus enemigos o sus déspotas del pasado reciente.

El  ESTADISTA, que convoca, oye, corrige y  se adapta, logrará  que el pueblo se sume a su sueño  y que luego las instituciones que hacen al Estado  y participaron de la confección de los proyectos  políticos, respeten,   continúen y promuevan la estructura y super estructura del Estado y los Pactos  y Tratados internacionales hechos por este, que evitarán conflictos o rivalidades internacionales futuras y allanarán las alianzas y solidaridad, para la nación y la región.

A  los políticos,  los jefes y líderes tribales o de facciones. El  ESTADISTA, les deja la política de lo menudo y lo  local. Al Presidente o primer ministro o vicepresidente ejecutivo, le delega  lo ejecutivo y perentorio nacional. SÍ, un ESTADISTA quiere ser simultáneamente, jefe político y líder, las estadísticas dicen que su esfuerzo físico intelectual y espiritual deberá elevarse a la enésima potencia, a exigencias “non humanas “o  a simplemente eclipsar  en el intento.

I Have a Dreem. (TENGO UN SUEÑO), para fraseando a Martin Luther King. ¡ seguirá en la parte II y final

alfredomourad@hotmail.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4339 veces.



Alfredo Mourad Naime


Visite el perfil de Alfredo Naime para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: