Un gobierno revolucionario no debe negarse a los derechos de los homosexuales y de las mujeres

Los hermanos de Obama

Nunca en mi vida me imaginé que en mi fuero interno iba a felicitar a un presidente de los Estados Unidos, pero vengo siguiendo de cerca las actuaciones del presidente Obama, y para mi sorpresa ayer lo felicité. Sí lo felicité y lo felicito. Y hago esto, porque ayer, leyendo en Aporrea http://www.aporrea.org/actualidad/n138849.html  lo que dijo en su discurso en la cena anual de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color de EEUU (NAACP), puso el dedo en la llaga en cuanto a que la discriminación sigue vivita y coleando en su país.  Pero no se conformó con mencionar la discriminacion hacia los negros o afrodescendientes como los llaman allá (eufemismo para no mencionar la "n word" o palabra "negro" porque está muy rayada y es "ofensiva") sino que fue mas allá y dijo exactamente: "No se equivoquen: el racismo es sentido por las mujeres afroestadounidenses, quienes reciben menos paga por hacer el mismo trabajo que sus colegas de un color y género distintos. Por los latinos que no se sienten bienvenidos en su propio país, por los musulmanes estadounidenses, vistos con suspicacia, sólo porque se arrodillan para orar. Por nuestros hermanos y hermanas gays, todavía hostigados, atacados y privados de sus derechos".

No dijo hermanos al referirse a las mujeres negras, ni a los latinos ni a los musulmanes pero sí dijo "nuestros hermanos y hermanas" cuando se refirió a los gays. Lo que expresó estuvo muy bien pensado. Al ver la nota de Aporrea me puse a buscar y leí completo el discurso y en una de las noticias relacionadas que leí, decía que el presidente estuvo dos meses preparando ese discurso. En Obama he notado o al menos así me ha parecido, que piensa muy bien lo que va a decir, de ahí que siempre hace pausas cuando habla en público (no sé como hablará en privado) pero hace pausas. Por eso pienso que el hecho de llamar solamente a los gays o personas con preferencias sexuales distintas a la heterosexualidad, "nuestros hermanos y hermanas", tiene una lectura.

Creo que después de los negros, los homosexuales son en la sociedad norteamericana la minoría mas odiada por todos, tirios y troyanos, incluyendo a su propia familia, que en su mayoría no se contenta con odiarlos, algunas tal vez no los odian, pero sí sienten vergüenza de ellos, por muy buenas personas que sean. Solo se salvan los que son millonarios, o "estrellas" millonarias... ah eso es otra cosa.

En contraste, el pueblo venezolano revolucionario en el poder, especialmente los que hacen vida en la Asamblea Nacional, electos por el pueblo bolivariano,  y los que no están en la Asamblea Nacional sino en otros altos cargos también,  siguen demostrando su mentalidad pequeño burguesa, su reticencia a convertirse en "humanistas" como debería serlo todo aquel que pretenda ser revolucionario, y persisten en su rechazo solapado e hipócrita a todo lo que se relacione con la palabra "homosexual". Como lo demostró ayer la presidenta de la Asamblea Nacional, la camarada "revolucionaria" Cilia Flores cuando para mi sorpresa declaró "Los gay tienen su derechos, incluso los que están dentro de la misma Conferencia Episcopal, y que digan que no. Pero ya la diputada Pérez Marcano ha dicho que este tema no está incorporado en el proyecto, aún cuando tienen derecho a la igualdad y a la no indiscriminación(sic)". Leer texto completo de sus declaraciones en http://www.aporrea.org/ddhh/n138895.html.

El tema que "no está incorporado" es el  "contenido del artículo 8 de la ley que debate la AN en relación con esta materia: “Toda persona tiene el derecho a ejercer la orientación e identidad sexual de su preferencia, de forma libre y sin discriminación alguna. En consecuencia, el Estado reconocerá las asociaciones de convivencia constituidas entre dos personas del mismo sexo, por el mutuo acuerdo y el libre consentimiento, con plenos efectos jurídicos y patrimoniales”. Según declaraciones de la diputada Romelia Matute, aparecidas el 21-03-09 en la página web de YVKE Mundial http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?t=21792.

¿En qué quedamos entonces? Los homosexuales forman parejas igual que los heterosexuales, pero esas parejas no tienen ninguna protección legal. Son ilegales, no son familia. ¿Acaso todas las parejas heterosexuales tienen hijos, o están obligadas a tenerlos para poder ser considerados "familia" o cónyuges? ¿Cuáles son los derechos a la igualdad y no "indiscriminación" a los que se refiere la camarada Cilia Flores? ¿El derecho a existir?

La discriminación y los distintos tipos de fobias (llámese xeno, homo, anglo, franco) también existen. Lo que pasa es que debe ser ilegal su práctica. Nadie está obligado a amar o aceptar como iguales a negros, homosexuales, extranjeros, etc., ni a recibirlos en su casa, ni a incorporarlos a su grupo de amistades, lo que no puede es discriminarlos en base a eso.

Si el tema de la legalidad de las "asociaciones de convivencia constituidas entre dos personas del mismo sexo, por el mutuo acuerdo y el libre consentimiento, con plenos efectos jurídicos y patrimoniales", para no llamarlas simple y llanamente "matrimonios gay" y el tema del derecho al aborto por parte de las mujeres, no existe en dicha Ley  según dijo Cilia Flores ("no existe nada que autorice el aborto o las uniones homosexuales") entonces ¿de que "igualdad" va a tratar la ley"?

Solo hace falta que el presidente Hugo Chávez diga públicamente que él está de acuerdo con que las parejas homosexuales, sean legalmente reconocidas y que a él le parece que las mujeres tienen el derecho a decidir si traen o no un hijo al mundo, para que todos salgan en cambote a declarar "que ellos están muy de acuerdo". Si esto sucediera, "otro gallo cantaría" y ya vería yo a muchos de nuestros legisladores argumentando sobre "lo justo que es que estos derechos sean legalmente reconocidos".

De ahí la importancia que le concedo a lo que dijo Obama respecto a los "gays" y sobre todo a la sutileza con que lo recalcó, llamándolos "nuestros hermanos y hermanas", lo que no hizo con el resto de los grupos que mencionó, ni siquiera con sus hermanas las afrodescendientes; porque las palabras del líder tienen peso entre sus seguidores,  "trazan línea".

Y la Iglesia Católica, donde se han refugiado millares de homosexuales, estudiando por años para convertirse en sacerdotes, no por vocación sino para escapar de la vergüenza y el estigma de ser tenidos por homosexuales en la sociedad, no debería inmiscuírse en los temas legales. La religión y el pecado son asuntos personales, no legales. Las leyes no deben hacerse en base a convicciones religiosas o moral convencional.

Un gobierno revolucionario donde se predica la igualdad de derechos y la no exclusión, no debe negarse a discutir estos derechos de los homosexuales y de las mujeres, el derecho a unirse en pareja los primeros y el derecho a decidir si traen un hijo al mundo o no, en el caso de las segundas.

ananjibur@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3958 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Ley de Igualdad de Género, uniones homosexuales y aborto

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Ley de Igualdad de Género, uniones homosexuales y aborto


Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad