¡Alto a la mano asesina de Alan García en el Perú!

1. El presidente Alan García, denunció ayer sábado 6 que Perú está sufriendo una agresión "subversiva" contra la democracia a la que el gobierno debe responder con "serenidad y firmeza. Señaló que es una agresión “cuidadosamente preparada contra el Perú, una conspiración que ha interrumpido la producción y el transporte de petróleo, el envío de gas y habló de insurgencia y levantamiento en las últimas semanas". Lo mismo de siempre: los gobiernos burgueses y empresariales acusan con el mayor cinismo y desparpajo al pueblo, a los miserables, a los explotados, de “subversivos” cuando éstos protestan y luchan para defender sus derechos; en vez de reconocer que los mismos gobiernos son los culpables del saqueo, la miseria y la desesperación de los indígenas o campesinos.

2. Aunque los problemas del Perú vienen de hace muchos años vuelven a manifestarse el viernes 5 cuando los indígenas iniciaron sus protestas para oponerse a planes que autorizan la perforación en busca de petróleo y gas en tierra ancestral. Exigen al Congreso que revoque las nuevas leyes que promueven la minería extranjera en el bosque tropical. Ante la represión gubernamental que apresó a 80 indignados, los indígenas manifestantes, que han aprendido a defenderse, tomaron como rehenes a 38 policías, al menos nueve de ellos murieron al tiempo que el ejército avanzaba para liberarlos. Se trata, al parecer, de la peor ola de violencia en Perú desde el fin de la insurgencia del grupo Sendero Luminoso en la década de 1990 y el desafío más grande que debe enfrentar el presidente Alan García desde que asumió el poder en 2006.

3. Sucede en Perú lo mismo que en México, Colombia y varios países donde los gobiernos neoliberales han estado imponiendo programas privatizadores que sólo benefician a unos cuantos inversionistas y hacen más miserable a la población. Hace un año, según la escasa información que circuló por los periódicos en aquellos días, en los departamentos de la región selvática se paralizaron las actividades en varios días de la semana, ya que los habitantes de estas regiones protestan contra una legislación propuesta por el gobierno de Alan García y que modifica los criterios para ejercer la propiedad en estas regiones. Este hecho de julio de 2008, abrió ampliamente la puerta a la privatización de grandes territorios habitados, de acuerdo con sus costumbres y cultura, por poblaciones indígenas.

4. Perú, con unos 30 millones de habitantes, hace vecindad con Ecuador al norte y Bolivia al sur, dos países no gratos para el gobierno de los EEUU por encontrarse en el círculo de Hugo Chávez y Fidel Castro; pero también Perú es vecino de Chile, Colombia y Brasil, o sea, se encuentra en Los Andes en una zona sísmica desde el lado geológico, pero también volcánica desde el punto de vista político. Si bien las viejas guerrillas de Hugo Blanco y de De la Puente Uceda de los años sesenta no lograron desatar grandes fuerzas, en Perú han reiniciado sus movilizaciones los indígenas, campesinos y obreros, entre los cuales están los trabajadores de las minas. Por otro lado Ollanta Humala, excandidato presidencial, parece haber agrupado en el último proceso electoral a un gran sector de izquierda que podría contribuir en la denuncia contra ese gobierno proyanqui.

5. El gobierno proyanqui de García ha querido culpar al indio Evo Morales de la rebelión india en el Perú para congraciarse con los EEUU; pero los acontecimientos han ocurrido en el norte peruano, por la frontera colombiana y del Ecuador. ¿Qué tal si se hubieran registrado por el sur? Es obvio que en toda la América india hay sentimientos de simpatía hacia Evo Morales y su revolución pacífica, pero no puede acusársele de creador del descontento. Se ha dicho que el oligarca Alan García ha descubierto la ambición de Evo Morales “que quiere ser representante no sólo del pueblo altoperuano sino de muchos otros bajoperuanos”. El grave error de todo este enredo lo cometió Alan García al tildar a Morales como un enemigo personal, subestimando el poder de los movimientos étnicos y de las aguas que una multitud de indígenas peruanos apoyan.

6. Recuerdo que hace 41 años asumió el gobierno de Perú el general “izquierdista” Juan Velasco Alvarado que gobernó de1968 a 1975; en esos años propugnó la reforma agraria y la libertad de expresión, así como por una serie de reformas que los gobiernos de derecha han catalogado como “gobierno contradictorio de golpes de timón y de una sensación inocultable de fracaso”. Dicen que “de la revolución militar queda casi nada, que es una nostalgia después de haber sido una caricatura”. Los trabajadores peruanos serán los que hagan el juicio histórico de este período “nacionalista” que precedió a lo que será el Perú de hoy: atado de pies y manos por los intereses estadounidenses. Como no peruano no quisiera abundar sobre el asunto, aunque sí me tocó vivir con intensidad el periodo “militar/nacionalista” de Velasco.

7. Alan García en Perú (como Felipe Calderón en México y Álvaro Uribe en Colombia) ha estado cumpliendo en América Latina la misma tarea que los gobiernos de Israel han puesto en práctica contra los países árabes en Asia: ser pilares de los EEUU, puntos de apoyo para que ese imperio someta a la región. Este personaje (Alan García), que viene de toda la tradición “progresista/nacionalista” del APRA de Haya de la Torre, partido que nació en 1924 con un discurso agrario nacionalista, a los pocos años se vendió a los intereses de los EEUU y siguió dominando al Perú. García se hizo del poder en 1985, pero antes de entregarlo a Fujimori fue acusado de malversación de fondos público. Incluso esa acusación le dio fuerza al peruano/japonés para cambiar la Constitución y reelegirse dos veces.

8. El gobierno yanqui de Obama no va a abandonar el campo así nada más después de dominar casi absoluto durante el siglo XX. Quien piense que con Obama EEUU está en retirada, dando los últimos pataleos, comete un grave error. A pesar de que la economía china, india, europea, desde hace años lo han estado sacando del mercado y poniendo en aprietos a su economía y moneda, no debe olvidarse que los EEUU con gran amplitud sigue dominando en armamentismo y tecnología de guerra. Pero aún más, sigue sometiendo a casi todos los países del mundo, a quienes tiene casi estrangulados con gigantescas deudas, control de mercados, migración, etcétera. Aunque en los últimos diez años han surgido en Latinoamérica casi una decena de gobiernos nacionalistas o de centro izquierda, todavía estos países sufren muchas dificultades, provocadas por las burguesías proyanquis, para poder considerarlos liberados. El petróleo, las aguas y los recursos naturales todavía pueden producir guerras.

9. Si hace nueve años, Clinton y Pastrana firmaron un Plan Colombia y en marzo de 2007 Bush y Calderón acordaron un Plan México, no es difícil que el presidente Alan García, en su desesperación por acabar con las protestas que cada día crecen en Perú, le pida a Obama un Plan Perú de ayuda económica con el pretexto de “combatir el narcotráfico”. La realidad es que aquel gran poder de monopolio político que EEUU mantuvo hasta los años setenta lo fue perdiendo al ser derrotado en Vietnam. Hoy, aunque los EEUU siguen imponiéndose, sus actuaciones son claramente ilegales. Por eso las batallas que ahora se registran en Perú son esperanzadoras para las luchas de América Latina por su liberación, en particular para los trabajadores explotados y oprimidos.

pedroe@cablered.net.mx


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1893 veces.



Pedro Echeverría V.


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a79485.htmlCd0NV CAC = Y co = US