Sobre la amnistía

Me he detenido a leer todos y cada uno de los artículos que se han escrito en el día de hoy en aporrea sobre la amnistía que Chávez concibió para indultar a todas aquellas personas involucradas en sucesos delictivos contra su gobierno a partir del 2002.

La mayoría condenan tal amnistía, otros tratan de hacerla ver como una cuestión táctica, otros amenazan con no apoyar más a Chávez a partir de este hecho o bajar sus niveles de apoyo al gobierno de Chávez, muchos están desconcertados o sorprendidos y hay hasta quiénes con un lenguaje virulento y lleno de mucho odio expresan su indignación o descontento ante tal medida.

Lo que me preocupa es que percibo, en muchos de los escritos que expresan su rechazo a la amnistía, una especie de descarga casi personal contra Chávez que pudiera devenir en un llamado generalizado a la rebelión y a la rabia popular contra Chávez. Algo así como lo que estaban esperando Estados Unidos y sus acólitos en Venezuela después del 2 de diciembre: que del propio seno del chavismo comenzara la ingobernabilidad, el descontrol, la desbandada, la autoflagelación y la autodestrucción para terminar de asfixiar un proceso revolucionario que, no cabe dudas, se encuentra actualmente en situación complicada.

Muchos de los que han escrito en aporrea en el día de hoy rechazando la amnistía, pareciera que estaban esperando una “buena” ocasión para descargar toda su furia contra Chávez, todas sus dudas contra Chávez, todas sus culpas contra Chávez, olvidando cómo andan las cosas en Venezuela.

Una derrota electoral (porque fue una derrota así muchos quieran hacerla ver como otra cosa), un desacierto crítico en la implementación de la mayoría de las políticas públicas, ineficiencia y burocratismo en casi todas las esferas de gobierno, una corrupción oficial que se torna cada vez más grotesca e insoportable, una política comunicacional oficial totalmente desvinculada de lo que hace el pueblo en su lucha por la emancipación de la lógica del Capital, las contrataciones colectivas del sector estatal echadas al olvido, cero en saldo de organización social y política del pueblo, la mayor parte del aparato económico-productivo en manos de la oligarquía parasitaria nacional y trasnacional, el mercado controlado por la especulación, las mafias públicas y privadas del dólar, la publicidad del terror y el desabastecimiento, la inseguridad en casi todos los espacios públicos y la calidad de la educación en terapia intensiva.

Es correcto pensar que con una amnistía como la que Chávez ha planteado no se resuelve ninguno de los problemas anteriormente señalados, pero caerle en cambote a Chávez por lo de la amnistía le hace un flaco favor a la revolución ya que los mejores esfuerzos de la contrarrevolución han estado centrados precisamente en Chávez desde el 98. El esquema ideológico, sociológico y psicológico fundamental de Estados Unidos ha sido siempre desprestigiar a Chávez, deslegitimarlo, sacarlo del ideario colectivo como una figura de redención de los pobres y colocarlo como un dictador, un asesino, un loco, un fascista, un caudillo populista, un charlatán.

Entonces imaginemos, a partir de lo que están escribiendo los propios chavistas rechazando “radicalmente” la amnistía de Chávez, cómo estarán la CIA, Globovisión y toda la jauría oposicionista de contentos y perversamente animados al mirar cómo el líder se derrumba ante sus propios seguidores, cómo los revolucionarios se le rebelan al comandante, cómo la pluma chavista ofende y arremete contra Chávez, cómo lo insultan, cómo llegan incluso a asomar que es un traidor o que pactó con la derecha, etcétera.

Por todo ello hago un llamado a los y las camaradas que están dándose duro contra la amnistía para que ponderen mejor sus posiciones, que no le hagan el juego a la oposición atacando a Chávez, que busquen también en la esencia del perdón una forma de contrarrestar las nefastas fuerzas espirituales de los enemigos del proceso bolivariano, que no renuncien al clamor de justicia, pero que se ubiquen también en la practica de la justicia que Chávez anda buscando para que haya paz.

*DOCENTE UBV – ARAGUA.

CORREO-E: rafa_ven21@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2191 veces.



Rafael Rodríguez Vergara


Visite el perfil de Rafael Rodríguez Vergara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a48365.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO